María Ibañez y Jesús Jiménez

¿Qué frena las novedades en su vida?

Cuantas veces han oído sentencias como "ya está todo dicho", o "ya está todo inventado". El descubrimiento de enormes ciudades bajo la vegetación de la selva de Camboya, es un acontecimiento más que niega estas afirmaciones. Y es que el ser humano, en general, se aferra a lo conocido, a las ideas que le han transmitido, o a las ideas que se hace de las cosas que ocurren. Esa actitud, tarde o temprano, genera sufrimiento.

Opinión

¿Qué frena las novedades en su vida?

Cuantas veces han oído sentencias como «ya está todo dicho», o «ya está todo inventado». El descubrimiento de enormes ciudades bajo la vegetación de la selva de Camboya, es un acontecimiento más que niega estas afirmaciones. Y es que el ser humano, en general, se aferra a lo conocido, a las ideas que le han transmitido, o a las ideas que se hace de las cosas que ocurren. Esa actitud, tarde o temprano, genera sufrimiento.

Otra de esas cosas que cuesta asimilar son las investigaciones sobre extraterrestres y la vida más allá de este planeta. Mientras la inmensa mayoría niega o duda, o no habla sobre ello, muchos investigadores ya afirman que hay varias razas de extraterrestres, y les han puesto nombre. ¿Cómo reacciona su mente ante esto?

Ni ingenuos ni soberbios

No se trata de ser crédulo, pero tampoco se trata de aferrarse a los conceptos aprendidos, y repetidos una y mil veces. Es mucho mejor tener una mente abierta, con filtros, pero abierta. No dar por sentadas las cosas, no asegurar ni desechar, sino seguir aprendiendo durante la vida, con la vida, de la vida.

Ante sus ojos desfilan a diario numerosos misterios extraordinarios: cada ser humano con el que se cruza, el universo que se intuye en la noche estrellada, los comportamientos que a pesar de querer cambiar usted no puede hacerlo, la muerte, la solidaridad humana en las grandes dificultades y la competencia inhumana habitual…

Pero la búsqueda de seguridad ha embotado la mente de la mayoría, lo que dificulta ahondar en estas cosas, tener curiosidad. La búsqueda de seguridad, que surge del miedo no resuelto (miedo que a su vez surge de la falta de sabiduría sobre qué es la vida y qué es vivir), mantiene en el ser humano un bajo nivel de aprendizaje, y un alto nivel de errores. Todo ello producen sufrimiento, véase la incapacidad para resolver la situación de los refugiados de guerra, el desempleo, la precariedad, las armas, la contaminación, los conflictos familiares… A la humanidad le queda mucho que aprender.

Otro ejemplo

Creer que no es posible llegar a saber si continúa la vida después de que el cuerpo muere, es una creencia, un gran impedimento, pues descubrirlo no es tan difícil. Es, en realidad, muy sencillo, pero de nuevo el miedo, con su enorme carga de condicionamientos y falsas certezas, lo suele impedir.

El proceso de aprender a resolver el miedo, produce muchos descubrimientos sobre la vida y sobre uno mismo. A su vez, esos descubrimientos producen mucha confianza y seguridad. Pues la vida no está mal hecha, es el ser humano el que todavía no ha aprendido a entenderla.

Contexto

    Más de este autor

    No es vicio, es incomprensión

    Leemos sobre el nuevo diseño de las cajetillas de tabaco…, para que den más miedo, a ver si los fumadores lo dejan. A alguno puede que le influya, y no está de más informar, pero la cosa tiene un calado mayor.

    Opinión

    Cómo equivocarse eligiendo pareja

    Leyendo las preferencias, en este caso de los hombres en Tinder, no podemos evitar una ligera tristeza. Fijarse en la profesión para elegir a una persona, basarse en su aspecto físico o en cualquier otro atributo externo, es desconocer los perjuicios que eso implica.

    Opinión

    Más en El Subjetivo

    Víctor de la Serna

    Al borde de la violencia

    «Ahora mismo estamos de nuevo en plena orgía de memoria histórica manipulada, para –como siempre- tapar los problemas reales de un país que no ha acallado a ninguno de sus demonios»

    Opinión