The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad
España

El presidente filipino admite que mató a supuestos drogadictos cuando era alcalde

El mandatario explicó cómo había encabezado una política similar a la que ahora promueve en Manila y otras ciudades del país, cuando era alcalde de Davao, la principal ciudad del sur y en la que estuvo al frente durante dos décadas. «En Davao solía hacerlo personalmente. Simplemente para mostrar que si yo lo podía, ellos también», dijo Duterte refiriéndose a los policías. «Salía por Davao con una motocicleta, una moto enorme, a patrullar las calles, y también buscando problemas. Realmente estaba buscando una confrontación para poder matar», añadió. Frente a las numerosas críticas de la comunidad internacional contra esta campaña que ha sido calificada como atentado a los derechos humanos, Duterte aseguró que seguirá adelante con ella. «Si piensan que la voy a detener porque me da miedo que Obama se sume a los de los derechos humanos, lo siento, pero no lo voy a hacer», dijo. Desde que es presidente, 2.086 personas han sido asesinadas en operativos antidroga y otras 3.000 han muerto en circunstancias no aclaradas, según cifras oficiales.

El presidente filipino admite que mató a supuestos drogadictos cuando era alcalde

Reuters

Rodrigo Duterte ha reconocido públicamente que en el pasado, cuando era alcalde, mató personalmente a presuntos delincuentes para dar ejemplo a la policía. El presidente de Filipinas hizo esta sorprendente declaración durante un discurso ante empresarios en un momento en el que se refirió a la polémica campaña para erradicar el narcotráfico que ha llevado a la eliminación de miles de personas desde que asumió el poder el 30 de junio.

El mandatario explicó cómo había encabezado una política similar a la que ahora promueve en Manila y otras ciudades del país, cuando era alcalde de Davao, la principal ciudad del sur y en la que estuvo al frente durante dos décadas. «En Davao solía hacerlo personalmente. Simplemente para mostrar que si yo lo podía, ellos también», dijo Duterte refiriéndose a los policías. «Salía por Davao con una motocicleta, una moto enorme, a patrullar las calles, y también buscando problemas. Realmente estaba buscando una confrontación para poder matar», añadió.

Frente a las numerosas críticas de la comunidad internacional contra esta campaña que ha sido calificada como atentado a los derechos humanos, Duterte aseguró que seguirá adelante con ella. «Si piensan que la voy a detener porque me da miedo que Obama se sume a los de los derechos humanos, lo siento, pero no lo voy a hacer», dijo.

Desde que es presidente, 2.086 personas han sido asesinadas en operativos antidroga y otras 3.000 han muerto en circunstancias no aclaradas, según cifras oficiales.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D