Publicidad

Economía

Tensión entre los agentes sociales a costa de la reforma laboral del Gobierno

El preacuerdo anunciado el jueves por Comisiones Obreras entre el Gobierno y los dos sindicatos mayoritarios – CCOO y UGT – para derogar partes de la reforma laboral vigente, que el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha puesto sobre la mesa del diálogo social, no ha sentado nada bien a los empresarios.

Tensión entre los agentes sociales a costa de la reforma laboral del Gobierno

El preacuerdo anunciado el jueves por Comisiones Obreras entre el Gobierno y los dos sindicatos mayoritarios – CCOO y UGT – para derogar partes de la reforma laboral vigente, que el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha puesto sobre la mesa del diálogo social, no ha sentado nada bien a los empresarios. «Si el Gobierno quiere hacer una reforma laboral, que la haga» y la lleve al Congreso de los Diputados como hizo el PP, pero «esa es otra vía que no es la del diálogo social», ha manifestado este viernes el presidente de la patronal CEOE, Antonio Garamendi, en la Cámara de Comercio de Bilbao.

«Nos vimos sorprendidos, nos enteramos por la prensa y, si es cierto, atenta contra el propio diálogo social. Si es así, que legisle el Gobierno, pero que no se llame diálogo social, porque es un acuerdo bipartito entre sindicatos y Gobierno», ha añadido Garamendi, quien ha contado que se reunió el lunes con la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, y los secretarios generales de de UGT, Pepe Álvarez, y de Comisiones, Unai Sordo, «y este tema no lo conocía».

«Nosotros siempre hemos negociado. Hace pocos meses firmamos el acuerdo de subida del salario mínimo, o hace una semana el plan de choque de jóvenes«, ha recordado durante su intervención, en la que se ha mostrado visiblemente molesto por la situación creada.

En todo caso, el presidente de la CEOE ha asegurado que la patronal seguirá en la mesa de negociación. «Nosotros no hemos roto la mesa ni la vamos a romper. De hecho, el lunes hay convocada una mesa de negociación sobre la Seguridad Social y nuestra gente se va a sentar. Nuestra vocación es el diálogo, pero no puede ser con ruedas de molino». «No tiene sentido que dos partes, y una es el Gobierno, hayan negociado con la otra para imponer un criterio. Cuando el Gobierno anterior hizo la reforma laboral, no contó con la CEOE, la hizo él, fue al Parlamento e hizo su reforma», ha añadido.

Para la patronal, está claro que «si el Gobierno actual quiere hacer una reforma laboral, es legítimo que la haga, pero no hagamos un juego de si es un acuerdo o no. Sería un acuerdo político, tiene legitimidad para hacerlo, estaríamos o no de acuerdo, pero es otra vía, no es la del diálogo social».

El preacuerdo, del que informó CCOO, se basa en tres puntos: restablecer la ultraactividad de los convenios colectivos, la prevalencia del convenio sectorial sobre el de empresa y la recuperación del subsidio para mayores de 52 años.

Garamendi se ha referido a ambos puntos, para indicar, en el caso de la ultractividad que «cuando en España se perdían novecientos mil empleos en plena crisis, especialmente por el ladrillo, el convenio de la construcción, por esa ultraactividad, crecía al 4%».

«Nosotros decimos que esa ultractividad, como todo, se hable en los convenios, porque hay sectores que piensan que es necesaria y otros que no. Lo que no puede ser es desde arriba decir que esta palabra la quito», ha añadido.

Respecto a los convenios sectoriales, Garamendi ha dicho que la patronal cree «en la libertad de que las empresas decidan cuál es la mejor opción». «En la CEOE firmamos 5.000 convenios colectivos en este país, la gran mayoría sectoriales; por tanto, somos los primeros que apostamos por los convenios sectoriales, pero no se pueden imponer criterios, y por eso no nos gusta la prelación», ha añadido.

Y en cuanto a los subsidios para mayores de 52 años, Garamendi ha negado tajantemente que los empresarios estén en contra de esta medida. «No es cierto», ha asegurado.

«Sí es cierto», ha precisado, «es que hemos planteado, por pura responsabilidad, saber de dónde van a salir los fondos para esta medida, si de la Seguridad Social, donde hay un déficit importante, o de otro tipo de impuestos, pero en ningún caso hemos planteado que no estamos de acuerdo».

El anuncio de CCOO no ha sido, en todo caso, confirmado ni por UGT ni por el Ministerio de Trabajo. El jueves, tras hacerse pública la información, el departamento que dirige Magdalena Valerio se limitó a informar de que «la mesa de diálogo social sigue trabajando» y que informará sólo cuando haya acuerdos.

Previamente, la propia ministra aseguró en un desayuno informativo que algunas reformas «están bastante avanzadas«, aunque con más acuerdo de los sindicatos que de los empresarios», informa Efe.

Ante el comentario de la ministra, que no desmintió el anuncio de CCOO, la CEOE y CEPYME mostraron su «sorpresa, indignación y preocupación», por lo que consideró «la ruptura unilateral del diálogo social por parte del Gobierno y sindicatos», según una nota publicada por la patronal.

«Los empresarios critican que no se les haya informado previamente de este acuerdo bilateral y que lo hayan conocido a través de los medios de comunicación», añadía el texto.

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D