The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad

España

Biden defiende un proyecto de Gobierno muy social en su primer discurso ante el Congreso

Biden defiende un proyecto de Gobierno muy social en su primer discurso ante el Congreso
Pool|Reuters

El presidente estadounidense, Joe Biden, ha defendido su ambicioso proyecto de Gobierno con un tinte profundamente social y con inversiones en busca de la recuperación económica.

Por qué te lo contamos: en la víspera de cumplir 100 días en el poder, Biden ha dado su primer discurso ante las dos cámaras del Congreso, que ha aprovechado para pedir una y otra vez a los republicanos -cuyo voto necesita para muchas de sus propuestas- que le apoyen en sus principales planes económicos y sociales.

Durante poco más de una hora, Biden ha hablado de la vacunación contra la COVID-19, de sus planes de infraestructuras y gasto social y de política exterior y de de los temas que se le han atragantado en estos primeros meses: la inmigración, los tiroteos y la brutalidad policial contra las minorías.

Buena parte de su alocución la ha dedicado a promover su plan de inversiones en infraestructuras por valor de 2,25 billones de dólares, acompañado por otro con un tinte más social dirigido a ayudar a las familias y los ciudadanos en situación más vulnerable, por un importe de 1,8 billones de dólares. Para financiar ambos proyectos el presidente defiende que hay que subir los impuestos a las grandes empresas y a las grandes fortunas.

En este sentido, ha citado un estudio reciente que apunta que el 55% de las grandes empresas pagó «cero» impuestos federales el año pasado, y lograron 40.000 millones de dólares en beneficios, mientras que muchas evadieron tributar y se acogieron a beneficios y deducciones por emplear a sus trabajadores en otros países. «Y eso no está bien», ha denunciado.

Sobre la vacunación, Biden a pedido a los estadounidenses que dejen atrás las dudas y se vacunen cuanto antes, porque «cada pinchazo es una dosis de esperanza». Además, ha prometido que su país será un «arsenal de vacunas» para el resto del mundo y jugará un papel de liderazgo similar al que desempeñó durante la Segunda Guerra Mundial.

Más allá de la pandemia y la recuperación económica, el presidente ha reclamado consensos a los republicanos para hacer frente a los grandes desafíos que afronta Estados Unidos: la inmigración, las armas y el racismo.

En este sentido, ha pedido a la oposición republicana a que se una a los demócratas para restringir el acceso a las armas de fuego e imponer una verificación de los antecedentes legales del comprador en las transacciones de armamento. «No me digan que no se puede hacer. Lo hicimos en el pasado, y funcionó», ha dicho Biden, quien también ha defendido prohibir los rifles de asalto y los cargadores de alta capacidad, armas y dispositivos habituales en los tiroteos masivos.

Biden también ha querido dedicar una parte de su discurso a las dos mujeres que lo acompañaban, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y la vicepresidenta del Gobierno, Kamala Harris, en la primera vez que un presidente de Estados Unidos se dirige a las dos cámaras del Congreso con dos mujeres tras él.

«Señora presidenta, señora vicepresidenta. Ningún presidente nunca ha dicho estas palabras desde este podio. Ningún presidente ha dicho esas palabras antes. Ya era hora», ha dicho Biden.

Envía el primer comentario

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D