The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad
España

Un hombre abofetea a Emmanuel Macron durante una visita oficial

Un hombre abofetea a Emmanuel Macron durante una visita oficial

Philippe Desmazes|EFE

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha sido abofeteado este martes por un hombre durante un viaje oficial a la localidad de Tain-l’Hermitage, en el departamento de Drôme, donde los guardaespaldas intervinieron rápidamente y dos personas fueron detenidas. El gesto ha sido condenado por la clase política de un país cada vez más tenso a medida que se acercan las elecciones de 2022.

Los detalles: la imagen ha circulado rápidamente en las redes sociales y muestran cómo el mandatario se acerca a una valla a saludar a la gente que lo esperaba en la calle. Al darle la mano a un hombre, este le da una torta con la otra, cometiendo el hecho que el presidente francés ha calificado como un incidente «aislado» cometido por «individuos ultraviolentos».

«No quisiera que individuos aislados o gente que cae en el extremismo consigan borrar, de alguna manera, todo lo conseguido» ha dicho Macron al diario Le Dauphiné, tras la agresión. De este modo, el Elíseo se ha limitado a confirmar que «un hombre intentó golpearlo», aunque el vídeo da la sensación de que sí le llega a tocar, y señaló que no harán más comentarios al respecto.

En el mismo vídeo, poco antes del hecho, se escucha el grito de guerra monárquico «¡Montjoie Saint Denis!» y también «¡Abajo la macronía!». Así, tras el suceso, dos hombres de 28 años, sin antecedentes penales, han sido detenidos, según ha indicado el fiscal Alex Perrin, quien ha asegurado que, por el momento, se desconocen sus motivaciones.

«Hacia las 13.15 horas, el presidente había subido a su automóvil después de haber visitado una escuela secundaria y bajó porque las personas presentes lo llamaban. Se dirigió hacia ellos y en ese momento se produjo el incidente», ha precisado la prefectura de la Droma.

En este sentido, el jefe de Estado se encontraba en la zona durante la segunda etapa de una mini gira que está haciendo por Francia para «tomarle el pulso» al país, según sus propias palabras, en el mismo mes de las elecciones regionales, que se celebrarán el 20 y el 27 de junio, y a un año de las presidenciales.

Por otra parte, las reacciones de la clase política no han tardado en llegar. El primer ministro, Jean Castex, ha denunciado en el Parlamento que «la política no puede ser la violencia, la agresión verbal y menos la agresión física».

La presidenta de la ultraderechista Agrupación Nacional, Marine Le Pen, ha recurrido a Twitter para decir que aunque «el debate democrático puede ser duro, no debe tolerar en ningún caso la violencia física», por lo que ha condenado «con firmeza» lo sucedido y lo ha calificado como «intolerable».

Los líderes de la oposición también han condenado la agresión y el candidato de izquierda radical a la presidencia, el diputado Jean-Luc Mélenchon, se ha mostrado «solidario» al respecto. Su declaración ha sido rápidamente criticada y el propio Macron ha hecho este martes un llamamiento a la calma al señalar que «la vida democrática necesita tranquilidad y respeto por parte de todo el mundo, tanto de los responsables políticos como de los ciudadanos».

En cualquier caso, no es la primera vez que uno de sus encuentros directos con la población acaba con incidentes, pues en marzo de 2017, cuando todavía era candidato presidencial, recibió el impacto de un huevo en una visita al Salón de la Agricultura de París y, en junio en junio de 2016, como ministro de Economía del socialista François Hollande, un grupo de sindicalistas hizo lo propio en Montreuil, en las afueras de la capital.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D