The Objective
Publicidad
España

El 'frente amplio', la vía chilena que Podemos quiere importar para enjaular a Yolanda Díaz

Los morados aspiran a que la dirigente gallega asuma un equilibrio de fuerzas en su plataforma que dependa de los partidos políticos y sobre todo de Podemos

El 'frente amplio', la vía chilena que Podemos quiere importar para enjaular a Yolanda Díaz

Yolanda Díaz. | Europa Press

Podemos quiere importar el modelo de plataforma del Frente Amplio que se medirá el próximo domingo en los comicios presidenciales en Chile. Lo quiere hacer para enjaular a Yolanda Díaz, es decir, asumir su liderazgo pero sobre la base de un reparto de cuotas de poder que determinen el peso específico de Podemos (y de los demás actores). Díaz, sin embargo, se decanta por imponer su figura por encima de los partidos. No obstante, en Unidas Podemos afirman en conversación con THE OBJECTIVE: «Antes o después tendrá que llegar a pactos». 

Podemos arrancó su periplo político mirando primero a Bolivia (por ejemplo con el esquema de la plurinacionalidad) y después a Venezuela y Ecuador en el esquema de partido populista de izquierda. Ahora, cambia su referente con Chile, donde el próximo domingo se celebrará la primera vuelta de los comicios presidenciales en los que sorprendentemente el líder del Frente Amplio es favorito. 

El propio Pablo Iglesias ha ofrecido su apoyo a través de las redes sociales al candidato Gabriel Boric. El candidato chileno mantiene una relación de amistad con Iglesias desde hace años. En 2014, manifestó públicamente su apoyo a Iglesias, cuando el líder morado se estrenó como candidato de la nueva formación. Al igual que Iglesias, Boric trabajó en el activismo universitario, antes de dar el paso a la política nacional.

Cabe destacar que Boric pugnó en las primarias del Frente Amplio chileno casi como un outsider, y se convirtió en su candidato. Pero en el Frente Amplio chileno también juegan un papel destacado los partidos políticos, por lo que en Podemos aspiran a copiar este modelo para imponer a Díaz un esquema dual: la gallega será la lideresa y rostro visible, aprovechando su tirón en las encuestas, pero deberá aceptar que los partidos políticos formen parte de la ecuación, con Podemos en posición destacada. 

La apuesta de Enrique Santiago

El pasado domingo, durante la celebración del centenar del PCE, el secretario del partido comunista Enrique Santiago hizo hincapié en este modelo dual. Ofreció todo el respaldo de su partido a la dirigente gallega, aunque incidió, tal y como vienen haciendo varios dirigentes morados, en que la propuesta de Díaz no puede resolverse en una marca personal, con primeras espadas conocidas por el público, pero sin motor partidista. 

Juan Carlos Monedero expresó la misma idea advirtiendo a Díaz de que no puede convertirse en otra Manuela Carmena. La exalcaldesa de Madrid formó parte de lo que en Podemos consideran una conjura orquestada también por Íñigo Errejón, con quien en 2019 creó Más Madrid, una formación que se presentó en competencia con Podemos para el mismo espacio político y que redujo el peso de los morados en Madrid. 

Podemos quiere «que se adopte un acuerdo similar al del Frente Amplio de Chile, donde los partidos sean los que configuren una coalición», explican las fuentes consultadas. «Lo que quiere Podemos es admitir que no hay otra figura con el tirón de Yolanda, pero imponer sus cuadros en los cargos intermedios», destacan desde Unidas Podemos. El proceso de formación del Frente Amplio chileno funcionó, de hecho, tras la confluencia de varias formaciones a través de una mesa de negociación en la que se repartieron las cuotas de poder.

Guerra interna, mentiras y falta de comunicación: Unidas Podemos avanza hacia la disolución 1

Presión para convocar la mesa de negociación

Los morados quieren que en España ocurra algo parecido; de hecho, el propio Pablo Iglesias ha señalado la necesidad de que Díaz convoque cuanto antes dicha mesa de negociación. Iglesias ha explicado que, en su opinión, la legislatura puede descarrilar pronto y que, por lo tanto, hace falta estar preparados. También para aumentar la presión sobre Díaz, Iglesias ha amenazado a Pedro Sánchez con que, si no se llega a un acuerdo sobre el Consejo General del Poder Judicial, la coalición puede romperse y de ahí conducir a un adelanto electoral en 2022. 

Díaz, por su parte, no quiere asumir la nomenclatura del Frente Amplio porque es consciente que de esta suma de partidos saldría debilitado su liderazgo. La dirigente gallega prefiere centrar el tiro en un grupo de políticos que, a través de la sociedad civil, creen un nuevo sujeto político sin mochilas partidistas. Es decir, todo lo contrario a lo que aspiran Iglesias y Podemos. 

El resultado de las votaciones en Chile del próximo domingo será, por otro lado, la excusa para los dirigentes de Podemos para demostrar que ese mecanismo funciona. Boric es el favorito de los sondeos, y es muy probable que supere la primera ronda. Podemos está dispuesto a aprovechar la situación chilena para intentar influir en la dinámica de la nueva plataforma de Yolanda Díaz en España. «La idea es reivindicar el buen resultado de Boric para presionar a Yolanda», desvelan desde la formación morada.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D