Publicidad

España

Podemos se agarra al clavo ardiendo de una fiscal amiga para que se archive el caso Neurona

La acusación sostiene que la fiscal Álvarez Taboada frena la investigación al negar que declare ‘El Pollo’ Carvajal, aunque en Podemos admiten que «no hará mucho daño»

Podemos se agarra al clavo ardiendo de una fiscal amiga para que se archive el caso Neurona

En el juicio del caso Neurona, Podemos se agarra más al ministerio fiscal que a su propia defensa. Fuentes del partido morado consultadas por THE OBJECTIVE revelan que internamente hay cierto «optimismo» sobre el desarrollo de la investigación. Así lo trasladan, incluso oficialmente. Aunque detrás de las declaraciones se halla, según dichas fuentes, el hecho de que la fiscal Dolores Delgado nombró para seguir el juicio se ha convertido en algo parecido a una aliada de los morados.

Esto es, por lo menos, lo que trasciende desde el partido de Irene Montero e Ione Belarra, donde aseguran que tanto en este caso como el de la niñera de Montero –en el que la responsable también es la fiscal Lorena Álvarez Taboada– todo se resolverá con un archivo. La sensación que circula en Podemos es que la fiscal tiene de momento el encargo de «no hacer mucho daño». «Dicen que es próxima al PSOE y tiene instrucciones de no hacer mucho daño», comentan. 

Una de las claves que otorga a la cúpula de Podemos cierta seguridad es que en los prolegómenos del juicio, cuando Delgado la nombró responsable de la fiscalía en el juicio de Neurona, Álvarez Taboada descalificó la denuncia del exabogado de Podemos José Manuel Calvente de «manifestaciones de rumores, sospechas y suspicacias del propio denunciante». Una posición que generó malestar en algunos círculos judiciales y que las partes afectadas censuran.

«Perfil bajo»

Con respecto a Neurona, la acusación observa cómo desde el ministerio fiscal se está intentando frenar la investigación sobre un juicio que –de momento– mantiene a imputados el partido y algunos altos cargos por presunta malversación. Según las fuentes consultadas, la fiscal aplica un sistema de «una de cal y otra de arena» para avanzar en la investigación de Neurona, pero con un «perfil bajo». 

Los nexos de la fiscal con el sector socialista se hallarían, según algunas fuentes, en otros trabajos de asesoramiento al propio Ejecutivo de Pedro Sánchez. Antes de ser nombrada fiscal del caso Neurona, Álvarez Taboada formó parte del equipo de juristas que apoyó al exministro de Justicia Juan Carlos Campo en la redacción de la nueva Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Una de las líneas de la nueva normativa atañe a impedir que partidos políticos y sindicatos puedan personarse en las causas como acción popular. La Fiscal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, ya en 2011, formó parte del mismo equipo, pero cuando el ministro era el socialista Francisco Caamaño, durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Podemos sospecha que Sánchez alienta las nuevas investigaciones sobre su financiación por la guerra en el Gobierno 2

Postura garantista

De ahí algunos hechos. La fiscal empezó rechazando que se investigara una de las derivadas del caso Neurona inherente al desvío de fondos de la Caja de Solidaridad (donde se almacenaban las donaciones de los cargos públicos de Podemos) hasta proyectos casi desconocidos y sin impacto en la formación.

Entre ellos, el proyecto Impulsa o la contratación de una empresa, #404ComunicaciónPopular, todos vinculados a Rafa Mayoral, que era también el responsable de la Caja de Solidaridad. Para la Fiscalía, sin embargo, no hace falta investigar dicho asuntos denunciados por los exabogados del partido morado porque «no existe pues indicio alguno de apropiación o desvío de los fondos».

Después de esta postura muy garantista, que choca con la que suelen llevar los ministerios fiscales en otros casos en España y otros países europeos, han llegado otras decisiones cuestionables. Por ejemplo, la de impedir a una exsenadora de Podemos, Celia Cánovas, personarse en el juicio. 

No es un asunto baladí, ya que el pasado martes la Audiencia Provincial de Madrid envió un escrito, adelantado por este diario, en el que enmendó a la Fiscalía y obligó a incluir a Cánovas como «perjudicada». Esto significa que la exsenadora por Barcelona podrá intervenir en el juicio y preguntar a los imputados sobre la contratación de Neurona y los movimientos de dinero del partido. Y, además, abre la puerta a que otros militantes de la formación morada se personen en el caso como afectados.

Testimonio del Pollo Carvajal

Mientras tanto, la semana pasada la fiscal ha también rechazado que Hugo, El Pollo, Carvajal, el exjefe de los espía del gobierno de Hugo Chávez, puede ser llamado como testigo en el caso Neurona, tal y como pedía Vox, que ejerce de acusación popular. En este caso, los fiscales sostienen que «el fundamento de la petición son noticias en prensa digital, que además reproduce los argumentos del inicial sobreseimiento de la causa en la Audiencia Nacional».

«Podemos está muy confiado en la fiscal que les está ayudando, pero no se confían tanto», alegan fuentes cercanas a la acusación, que califican el contrato con Neurona de «falso». «De hecho, el juez no les cree y por eso ha pedido la pericial», añaden. 

La semana pasada, el juez del caso Neurona pidió una pericial de algunos vídeos de campaña de Podemos. En el partido morado sostienen que el magistrado Juan José Escalonilla determinó que el material entregado por la formación sí lo elaboró la consultora que desembarcó en España poco antes de las elecciones. Y han pedido que se llame a declarar a dos trabajadores mexicanos de la matriz de Neurona. La Audiencia Provincial ha aceptado dicha petición para evitar que Podemos alegue indefensión, pero según las fuentes conocedoras del caso es todavía pronto para que los morados canten victoria. 

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D