The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad
España

El Senado veta preguntar a Bárbara Rey y «demás amigas» de Juan Carlos I

La Cámara Alta inadmite a trámite la petición de Compromís por ser contraria a la normativa sobre secretos oficiales

El Senado veta preguntar a Bárbara Rey y «demás amigas» de Juan Carlos I

Bárbara Rey acompañada por su hija Sofía.|Europa Press

Portazo del Senado a Compromís. La Mesa de la Cámara Alta ha decidido no admitir a trámite una pregunta del senador Carlos Mulet sobre las cuantías y las personas que se beneficiaron de los pagos de fondos reservados del Estado para, supuestamente, acallar las relaciones de Juan Carlos I con algunas personalidades del mundo del espectáculo, entre ellas María García García, conocida artísticamente como Bárbara Rey. La institución fundamenta su rechazo en que el contenido de la consulta es «contrario a la regulación en materia de secretos».

«Es una vergüenza que no pueda preguntar por los fondos reservados. Se trata de una cuestión que no atañe a la seguridad del Estado ni de la Casa Real, por lo que no veo el inconveniente. Solo queremos esclarecer si ha habido un uso indebido de esos fondos», reconoce Mulet. El parlamentario solicitó por escrito el 15 de diciembre «ser informado de los pagos supuestamente realizados a Bárbara Rey y demás amigas sexuales» del emérito, así como las cuantías, fechas y conceptos. Una información que ha sido denegada días más tarde, según la respuesta a la que ha tenido acceso THE OBJECTIVE.

Secretos oficiales

La Mesa del Senado entiende que la pregunta no se puede admitir porque su contenido «es contrario a la regulación en materia de secretos oficiales». No obstante, se comunica a su autor que podrá solicitar que se reconsidere el fallo, según lo previsto en el artículo 36.2 del Reglamento de la Cámara Alta. «La respuesta se intuía. Hemos registrado la pregunta un poco como experimento, ya que siempre que preguntamos estos temas, se nos veta», se lamenta Mulet. En su opinión, las últimas informaciones apuntan a que «el CNI y otras personas en nombre del Estado usaron fondos reservados para, supuestamente, acallar las relaciones del monarca emérito con distintas personalidades del mundo del espectáculo, no solo con Bárbara Rey».

El Senado sí aceptó hace unas semanas la comparencia de la vedette realizada por Compromís, aunque esta no estaba obligada a acudir a declarar. La fecha y las condiciones debían ser consensuadas por la Mesa de la Comisión de Interior, compuesta por uno miembro del PNV, dos del PP y tres del PSOE. Fuentes socialistas ya advirtieron a este periódico que bloquearían dicha comparecencia dejando morir la solicitud. «Es la única petición que ha pasado el corte, quizás por la forma en la que estaba formulada. Pero ya dijeron que no tenían intención de sustanciarla», se queja Mulet.

Bárbara Rey durante una actuación de su hija Sofía Cristo. | Foto: Europa Press

«Entiendo que haya materias reservadas sobre las que no se pueda preguntar, incluso que no estén sujetas al control parlamentario, como las que atañen a la seguridad del Estado o de la Casa Real, pero este no es el caso. El asunto del uso indebido de los fondos reservados no es un tema de estricta seguridad. Queremos saber si ha habido un uso indebido del dinero público. Por qué no se puede preguntar, porque lo haya pagado el CNI?», se pregunta el senador de Compromís.

Mulet sostiene que hace más de un año que no se convoca la Comisión de Secretos Oficiales, «una ley de 1968, o sea, franquista, que todavía nos impide que el Gobierno dé cuentas sobre el uso de fondos reservados». En su opinión, España continúa rigiéndose con normas de la dictadura para esconder este tipo de gastos. «Luego nos vienen con la excusa de que existe una Comisión de Secretos Oficiales en el Congreso, comisión que no está formada por todos los partidos políticos con representación en las Cortes Generales, que no suele reunirse prácticamente nunca, cuyos acuerdos o materias tratadas no pueden hacerse públicas de ninguna manera y donde los asuntos de la Corona y de la Casa Real no se abordan».

El parlamentario valenciano afirma que estamos ante hechos muy graves, ya que «se han usado millones de dinero público para que no nos enteremos de lo que nos ha costado la supuesta adicción e incontinencia sexual de Juan Carlos de Borbón». Y continúa: «La Mesa del Senado veta de origen las preguntas sin permitir que sea el Gobierno quien estudie si son susceptibles de ser contestadas o no. Es una vergüenza que no se permita saber a la población en qué se han gastado sus recursos».

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D