The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad

España

Podemos prepara su venganza contra Garzón y se abre en secreto a su cese tras el 13-F

El partido respalda al ministro como excusa para pedirle un alejamiento si van mal los comicios. Los morados creen que su salida es beneficiosa para los equilibrios con Yolanda Díaz

Podemos prepara su venganza contra Garzón y se abre en secreto a su cese tras el 13-F

Podemos, el partido que ahora lidera Irene Montero con la secretaria general Ione Belarra, cree que Alberto Garzón ha llegado a su fin y ya manejan escenarios «plausibles» de su cese en el Consejo de Ministros. La defensa de los morados del ministro de Consumo es estrictamente instrumental, y tiene la intención de generar tal expectación sobre el resultando en Castilla y León el próximo 13 de febrero que termine, en el caso de un batacazo electoral, en el progresivo alejamiento de Garzón del Gobierno. Los morados saben que Yolanda Díaz le está apoyando porque se vio forzada a ello, pero creen que pronto le puede dejar en la estacada. Podemos quiere que Garzón pierda el cargo como venganza por sus «traiciones», aunque admiten que «debe parecer un accidente». Es decir, que no se vea la mano morada tras la operación. 

Las traiciones y golpes de espadas han vuelto a aparecer con fuerza en Unidas Podemos. Ha sido suficiente que Alberto Garzón hiciera unas declaraciones sobre la carne juzgadas fuera de tono y cuestionables en el diario The Guardian para que la cúpula de Podemos reflexionara sobre lo ocurrido. En los primeros días reinó el silencio. Pero pronto Podemos cerró filas con el ministro. Los dirigentes morados llegaron a acusar a Pedro Sánchez de recoger un «bulo» de la derecha, mientras que el entorno de Yolanda Díaz sabe que, en realidad, estos cañonazos van hacia ella. 

Las fuentes consultadas revelan que el partido morado comprendió rápidamente que las frases de Garzón (sobre la calidad de la carne española y su exportación) eran un disparo en el pie. «Error», «no conoce España», «no gobierna nada», «ha dicho una tontería», «es el símbolo de los ministros que caen mal a la gente», eran solo algunos de los comentarios (los menos soeces) que se podían escuchar sobre el ministro. Pero más adelante la cúpula fue a más, y convirtió el asunto en una estrategia dirigida a ‘quemar’ definitivamente a Garzón. 

Romper el equilibrio en el Consejo

Podemos defiende públicamente al ministro, pero internamente sus dirigentes confían en que la tensión con Pedro Sánchez acabe con el cese del político. Los morados consideran que perder a un ministro que Iglesias nunca quiso, y que tuvo el cargo gracias a la socialista María Jesús Montero, no sería perjudicial. Todo lo contrario, puesto que tal y como explican desde las entrañas del partido, su salida «rompería el dos contra tres actualmente en el Consejo de Ministros». Se refieren a la relación de fuerzas de Unidas Podemos: Irene Montero y Belarra, contra Díaz, Garzón y Joan Subirats

El esquema se enmarca en la más clásica de las venganzas políticas. Entre otras cosas porque se retrotrae a lo que ocurrió a Iglesias en Madrid. En aquella campaña, el líder morado se convirtió en el pivote de toda la izquierda. Se presentó para salvar los muebles a Podemos, pero también por la defección de todos los demás líderes. Entre ellos Garzón, que prefirió el sillón ministerial a la candidatura que le ofreció Iglesias. La derrota del líder acabó con su carrera política, así que sus afines preparan un desenlace parecido para Garzón. Reivindicarán haberle otorgado todo el apoyo posible, para después pedirle responsabilidad. «Monedero será el primero en culparle», vaticinan algunos. 

«Salida digna»

La cúpula de Podemos considera viable algo parecido a la vía Castells: dejar pasar un tiempo y confiar en que Garzón acepte una «salida digna». Podemos lleva tiempo intentando que el ministro deje sus funciones. Además del caso de Madrid, semanalmente vuelve sobre la mesa la posibilidad de que lidere las listas en Andalucía (los comicios podrían adelantarse antes del verano). Garzón de momento no quiere saber nada de supeditar su futuro a un ciclo electoral, así que podría volver a hablarse de un cargo en la universidad. Ese podría ser un paradero seguro para el economista (en su equipo ya se especuló sobre ello hace tiempo). Una sustitución pactada evitaría hablar de crisis de gobierno. 

Todavía es pronto. Antes hay que esperar a las elecciones en Castilla y León. Aunque Podemos ya prepara el discurso para culpar a Garzón de un posible batacazo electoral. De paso, alimenta la polémica de la carne para intentar recuperar votos de los ecologistas e intentar que al menos uno de los fieles a Iglesias y Montero, el diputado Pablo Fernández, confirme su escaño. Son unas elecciones de mucha importancia para Podemos, porque se juega su credibilidad como partido de futuro y no solo del pasado. Una encrucijada que sin duda condicionará el resultado andaluz.  

Cabe señalar que también en IU se oyen voces contrarias al coordinador federal. Más concretamente en la cada vez más poderosa sección del PCE. Se trata ni más ni menos que del secretario general del PCE, Enrique Santiago, que es amigo íntimo de Iglesias y alineado a las tesis de Irene Montero. Este dirigente lleva meses esperando el momento para vengarse de Garzón, y sabe que su salida de escena favorecería un relevo de alguien que permite cerrar la fusión en frío con Podemos a la que lleva años mirando Iglesias. 

La irrupción de Yolanda Díaz amenaza, sin embargo, con dinamitarlo todo. Y aunque Díaz es hoy en día una aliada de Garzón, los morados creen que la gallega no le defenderá eternamente. Su largo historial de traiciones, explicado en este diario, es conocido entre las filas moradas. Y solo hace falta que se produzcan los acontecimientos esperados, con un doble batacazo del PSOE y de Podemos en Castilla y León, para que se sumen las voces que acaben culpando a Garzón de otra victoria de la derecha. Entonces tanto Sánchez como Díaz tendrán el interés de desprenderse de un ministro que puede restar demasiados votos en el futuro. Todo con el beneplacet de los morados.

Únete a la discusión

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D