The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad
España

Piden la comparecencia de Martín Villa por supuestos crímenes durante la Transición

El exministro afirma que pudo «ser responsable político y penal», pero descarta un plan específico para eliminar a contrincantes políticos

Piden la comparecencia de Martín Villa por supuestos crímenes durante la Transición

Rodolfo Martín Villa durante el acto. |Cézaro de Luca (Europa Press)

Nuevo frente para el exministro Rodolfo Martín Villa. Compromís ha solicitado su comparecencia en el Senado para que explique su participación en los crímenes que le imputa la jueza argentina María Servini. Martín Villa se ha defendido de las acusaciones durante un acto público en el que afirmó que pudo «ser responsable político y penal», pero descartó un plan específico para eliminar a contrincantes durante la Transición. EH Bildu también ha pedido su comparecencia en el Congreso de los Diputados

El exministro acudió el lunes a un desayuno informativo organizado por Fórum Nueva Economía en el Hotel Four Seasons de Madrid. La charla, en la que defendió su inocencia, estaba titulada La Transición, mi memoria y la querella argentina. El exdirigente, de 87 años, alabó los años en los que formó parte del Gobierno y se refirió a ellos como «etapa brillante de la historia de España». Fuera, un grupo de personas protestaba contra su impunidad.

«Blanquear el franquismo»

Carles Mulet, de Compromís, denuncia en THE OBJECTIVE el relato adulterado que hizo el exministro. En su opinión, intenta blanquear los últimos años del franquismo. «Se le invita a hablar en un formato amable, donde incluso puede ironizar sobre un tema tan sensible. Sabiendo que está en el ojo del huracán es una provocación», afirma el portavoz de la formación valenciana en la Cámara Alta.

En su alocución, el exministro reconoció que pudo «ser responsable político y penal» de los crímenes de los que se le acusa, aunque descartó «un plan sistemático deliberado y generalizado» para eliminar a los contrincantes antifranquistas, tal y como esgrime la acusación por crímenes de lesa humanidad por la que está imputado en Argentina.

«Hubiera sido posible que, en un rapto de locura, hubiera podido ser el autor material. Lo que no era posible es que yo formara parte de algunos Gobiernos, en concreto de la Transición, que urdieron un plan para aterrorizar a los españoles partidarios de un Gobierno democrático», aseguró al explicar la causa abierta por la jueza argentina María Servini.

Protesta en contra de Martín Villa. | Foto: Cézaro de Luca (Europa Press)

La magistrada le procesó en octubre, pero dos meses más tarde, la Cámara de Apelaciones tomó la decisión de tumbar el auto al declarar una «falta de mérito» para procesar a Martín Villa. Eso no significa que se levante la imputación, pero Servini deberá profundizar más en su investigación. La jueza le atribuye torturas durante el franquismo, la matanza de cinco trabajadores en la huelga del 3 de marzo de 1976 en Vitoria y la muerte de Germán Rodríguez en los Sanfermines de 1978. 

El auto, de más 900 páginas, asegura que Martín Villa ocupó «una posición preponderante en la estructura jerarquizada de poder» y como tal lo convierte en responsable de los crímenes cometidos. El exministro negó durante el desayuno informativo que lo fuese: «Es una mentira que tiene las patas muy cortas». En su opinión, la Transición fue «justamente lo contrario».

«El enemigo fue el terrorismo»

Martín Villa rechaza que la Transición fuese una continuación de la dictadura. «No tiene sentido que use en la querella esa palabra cuando, si la Transición tuvo un enemigo, ese fue el terrorismo». En su opinión, podría haberse amparado en la ley de Amnistía o en la prescripción de delitos (ha pasado casi medio siglo), pero no lo ha hecho porque «era una manera de defender mi honorabilidad».

«Sería bueno que diera explicaciones en sede parlamentaria. Llevamos más de 40 años de impunidad», insiste Mulet. El senador por Compromís, una de las seis formaciones que integran el Grupo de Izquierda Confederal en la Cámara Alta, reconoce que tiene «pocas esperanzas» en que se tramite la comparecencia y que, en caso de que suceda, la comisión de Interior la dejaría en reserva. «Algunos partidos van a quedar en evidencia», reconoce Mulet.

Martín Villa saluda a Adolfo Suárez Illana. | Foto: Cézaro de Luca (Europa Press)

En caso de que la comparecencia obtuviese el visto bueno del resto de formaciones y saliera adelante, Martín Villa no está obligado a declarar al ser una petición ordinaria. «No es obligatorio pero debería asistir por ética», indica el portavoz de la formación valenciana. «Unos partidos se tapan a otros. Hay una ley de Amnistía, un pacto de silencio, y nadie es responsable», lamenta Mulet. Su partido no es el único que ha solicitado aclaraciones.

EH Bildu también ha pedido la comparecencia del exministro, en este caso en el Congreso, para explicar las palabras que desgranó el lunes en el desayuno informativo. Este partido considera que fueron «sumamente graves», por lo que desea conocer «su implicación y autoría en la comisión de graves crímenes y vulneraciones de derechos humanos, homicidios y torturas».

La formación vasca también ha registrado una petición para que comparezca el ministro de Memoria Democrática, Félix Bolaños. El portavoz del PNV en la Cámara Baja, Aitor Esteban, afirma desconocer si hubo un plan para eliminar al contrincante político durante la Transición. En su opinión, «lo que no había era un plan para no causar daños a la población».

«Un espectáculo kafkiano»

Martín Villa calificó todo lo relacionado con la querella argentina como «un espectáculo kafkiano». Según explicó durante el acto, para defender su inocencia se le ocurrió pedir la comparencia de buena parte de esas personas a las que, según el auto, habría contribuido a eliminar. De momento, han declarado en el juzgado argentino una veintena. Entre ellas los expresidentes Felipe González, José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy.

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) afirma en Twitter que el exministro «condecoró a José Antonio González Pacheco, el torturador franquista conocido como Billy El Niño, con la Medalla de Plata al Mérito Policial para premiar servicios de carácter extraordinario» como «detener estudiantes, militantes y peligrosos morales y torturarlos»

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D