The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad
España

Viaje adelantado y 'acto VIP': así cerró Yolanda Díaz la charla con Piketty a espaldas del PSOE

Rodrigo Amírola, estratega de la ministra, tuvo un papel central en la operación. Los socialistas se quedaron sorprendidos aunque algunos ya coquetean con ella

Viaje adelantado y 'acto VIP': así cerró Yolanda Díaz la charla con Piketty a espaldas del PSOE

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, logró el pasado viernes su anhelada foto con el economista francés Thomas Piketty, toda una referencia para la izquierda europea tras la publicación de sus primeros libros sobre la evolución del capital. Piketty adelantó su viaje a España para reunirse con la vicepresidenta y la alabó en varias entrevistas. Rodrigo Amírola, el estratega de la ministra de Trabajo, fue el artífice de este encuentro que, entre otras cosas, descolocó a los socialistas y hasta a la cúpula de Podemos

Fuentes conocedoras de toda la negociación que permitió a Piketty sentarse el pasado viernes al lado de Díaz explican que el equipo de la ministra supo que el economista francés viajaba hacia Madrid (estaba previsto que llegase el lunes) y maniobró para que los dos dirigentes pudieron encontrarse. Amírola fue quien vio la oportunidad de propulsar la imagen pública de Díaz. Se puso en contacto con personas que estaban gestionando el desembarco del profesor universitario y columnista de Libération para presentar su nuevo libro, Una breve historia de la igualdad (ediciones Deusto). Lograron el número del economista y entablaron una negociación. Piketty acabó aceptando la invitación, y adelantó su viaje a España «para así pasar el fin de semana con su familia». 

Piketty llegó a Madrid el mismo viernes en el que se reunió con Díaz, tres días antes de lo previsto. El acto se celebró en una sala del Círculo de Bellas Artes de Madrid, donde unos amigos de Amírola, reunidos en un centro de estudios politológicos que se propone «el objetivo principal de revitalizar el pensamiento crítico y establecer nuevas coordenadas culturales que organicen el futuro de nuestra sociedad» prepararon el encuentro. El economista no recibió dinero por acompañar a Díaz. Aunque la celebración del evento fue de todo menos bien coordinado

Evento VIP

El equipo de Díaz se desinteresó oficialmente de la organización, delegando la tarea al Instituto de Estudios Culturales y Cambio Social (IECCS). Eso sí, aceptó algunas condiciones que convirtieron al encuentro en una conferencia más centrada en las élites que a presentar una propuesta política y hacer conocer a Díaz a sus afines. Fuera del Círculo de Bellas Artes, de hecho, se juntaban decenas de personas que no pudieron entrar porque los colaboradores del equipo de Díaz prefirieron entregar un centenar de pases VIP en lugar de abrir el aforo a los ciudadanos

Para los que no tenían un pase, que se otorgaron por ejemplo a consultores de todo tipo, sindicalistas, periodistas o políticos, solo quedaron alrededor de unas 30 entradas: una demostración, según algunos de los asistentes, de que el equipo de gestionó el encuentro estaba más interesado en aprovecharlo para sus redes de contacto que para ofrecer al público y votantes una charla entre Díaz y Piketty. 

Sea como fuere, Díaz logró su foto con el economista y añadió un ladrillo en la construcción de su liderazgo a través de una legitimación externa. Amírola trabaja con ahínco en ese plan desde que entró a formar parte del entourage de la gallega tras la salida del Gobierno de Pablo Iglesias. Hace pocas semanas, Díaz pudo viajar hasta el Vaticano para reunirse con el papa Francisco. También en ese caso jugaron un papel relevante los contactos de algunos exerrejonistas con el mundo del peronismo argentino. Y es que Díaz ha logrado incluir entre sus colaboradores a algunos perfiles provenientes de las filas del ex número dos de Podemos y que de manera más o menos activa ya están colaborando con ella. 

Ninguneo de Podemos

El economista Daniel Fuentes, del área socialista, acompañaba en el escenario a Díaz y Piketty. Su presencia se debía a que es el traductor del libro, más que a razones de afinidad política con Díaz. Los socialistas, de hecho, se quedaron más bien sorprendidos por la celebración del acto, según ha podido saber THE OBJECTIVE por fuentes de la organización. El núcleo duro de Moncloa ignoraba que Amírola estaba trabajando para ese encuentro, si bien consideran que Piketty es un economista más cercano a Podemos que a la socialdemocracia europea. Eso no quitó, no obstante, que algunos miembros del partido de Pedro Sánchez presenciaran el acto. 

Piketty colaboró con Podemos en la redacción de su programa económico en 2015 y 2016. Pero ahora todo apunta a que Díaz ha logrado sumarlo a su «proyecto» en contra de las previsiones de la cúpula morada. Los principales dirigentes de Podemos, de hecho, evitaron respaldar a su candidata in pectore. El grueso del partido de Pablo Iglesias e Irene Montero calló o no rebotó en las redes sociales la convocatoria con Piketty.

Irene Montero y Pablo Iglesias

Iglesias se adelantó lanzando su nuevo proyecto audiovisual (un podcast en el medio de Jaume Roures) el día anterior de la charla y estuvo todo el viernes promoviendo su iniciativa antes que celebrar el debate de la gallega. De los pocos cargos de Unidas Podemos que estuvieron el pasado viernes en el encuentro con Piketty y lo difundieron en las redes sociales estuvo el economista Nacho Álvarez. El día siguiente, la cúpula morada estuvo en Valladolid presentando al candidato a las autonómicas. Díaz no acudió.

Una política «ejemplar»

A lo largo de esta semana, el economista francés no ha dejado, por otro lado, de elogiar a Díaz. En sus entrevistas para medios nacionales ha afirmado que «es un ejemplo para Francia» para que «la izquierda gobierne junta». La prensa más afín a Podemos ha intentado reivindicar las partes más radicales de la receta de Piketty: impuestos a los más ricos, empresas participadas por los trabajadores a través de las acciones y reforma del BCE. 

Con esta maniobra, Díaz ha logrado otra vez tener los focos sobre ella. Ha sido una maniobra ganadora de sus afines, y concretamente de Rodrigo Amírola, que para algunos miembros del entorno cercano a la ministra gana enteros respeto, por ejemplo, a su jefe de gabinete Josep Vendrell. El encuentro con Díaz obliga, por otro lado, al PSOE a responder. Es por ello que no se puede descartar que en el futuro otros ministros socialistas tengan la tentación organizar encuentros o eventos con economistas de calibre europeo, pero del área socialista.

La ministra Nadia Calviño podría ser la principal interesada en afianzar su figura con un diálogo de este tipo. Las dos vicepresidentas, Díaz y Calviño, mantienen a menudo duros enfrentamientos en las reuniones ministeriales, pero ambas están destacando como figuras políticas emergentes de la legislatura. Y a los socialistas también les puede convenir demostrar que saben lograr el apoyo de la inteligentia europea en un momento en el que Pedro Sánchez mira cada vez más a Bruselas: para el futuro del Gobierno, y el suyo personal.

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D