The Objective
Publicidad
España

Los sindicatos 'indepes' contrarios a la reforma laboral no representan ni el 7% de trabajadores

Las centrales mayoritarias en la región, CCOO y UGT, apoyan la nueva legislación. El ‘no’ de las centrales independentistas pone a ERC en una complicada situación

Los sindicatos 'indepes' contrarios a la reforma laboral no representan ni el 7% de trabajadores

Manifestación con una pancarta del sindicato IAC-CATAC. | IAC

La votación sobre la reforma laboral de este jueves en el Congreso ha hecho emerger las discrepancias que existen entre los distintos sindicatos con implantación territorial en Cataluña. Las centrales mayoritarias en la región, CCOO y UGT, así como la patronal catalana, Foment del Treball, se han posicionado a favor de esta nueva legislación que abandera Yolanda Díaz. Sin embargo, la órbita de sindicatos del entorno independentista han cerrado filas con los partidos del Govern y rechazan de plano la nueva norma laboral.

Estos sindicatos, como La Intersindical-CSC, el único con presencia en el Parlament y quien calló ante la polémica de los sueldos dorados de los funcionarios que no trabajaban, como Intersindical Alternativa de Catalunya (IAC), logran su modesta base de afiliados entre empleados del sector público, pero junto a otras centrales como CNT, CGT o COBAS, no llegan a representar el 7% de trabajadores afiliados.

Si se observan los datos del Institut Català d’Estadística (IDESCAT) sobre representantes elegidos en las últimas elecciones de 2020 por centrales sindicales, de los 47.578 elegidos, casi la mitad son de Comisiones Obreras (20.139). Le sigue Unión General de Trabajadores (18.279). El tercer sindicato con más delegados sindicales es Unión Sindical Obrera (2.540) y en el apartado «Otros», con 4.205 representantes, se unen el resto de centrales, como pueden ser los independentistas La Intersindical o IAC. Es decir, CCOO y UGT se reparten casi el 80% de los delegados de Cataluña.

grafica reforma laboral

En otra gráfica compartida desde En Comú Podem también se hacen eco de que los sindicatos que respaldan la reforma laboral representan el 78,26% de trabajadores afiliados, mientras que los contrarios se quedan en el 6,45%. En el 15% restante que no contempla la gráfica se ubicarían los agentes sociales corporativos o los que, en fecha del 31 de diciembre, todavía no habían acordado una postura en esta materia.

ERC, en medio de la polémica

Esta situación explica en gran parte la actitud de ERC. Si no hay un giro de guion de última hora, todo indica que los de Gabriel Rufián, portavoz del grupo republicano en el Congreso, no dará su brazo a torcer en la votación de este jueves en la Cámara baja. Las presiones de los de Ada Colau a Pere Aragonès y sus amagos de tumbar las iniciativas del Govern en el Parlament si no apoyan la reforma laboral, avanzado por THE OBJECTIVE, no han surgido el efecto esperado.

El hecho de que los delegados sindicales de UGT y CCOO no tengan una posición abiertamente independentista y que respondan más a los intereses de PSOE o Podemos, obliga a ERC a alejarse de ellos. Al mismo tiempo, el nicho de votos de los republicanos se puede encontrar más fácilmente en las centrales independentistas, que representan a un tipo de trabajador que no estaba afiliado con anterioridad a ningún otro sindicato y que se sumó durante los años álgidos del procés. Aunque sean pocos, son parte del engranaje nacionalista y principales adalides a la hora de convocar «paros» o «huelgas de país» a favor de los planes rupturistas del Govern.

A este respecto, la visión enconada contra la reforma laboral de Junts per Catalunya tampoco contribuye a un eventual cambio de criterio de ERC de última hora. Su portavoz en el Congreso, Míriam Nogueras, sostenía en una entrevista en TV3 que las pequeñas y medianas empresas catalanes no formaron parte del «diálogo social», solo las empresas «del palco del Bernabéu» y los «sindicatos españoles».

«Ningún partido catalanista puede dar por bueno un diálogo social que no incluye el 99,8% del tejido empresarial de Cataluña», abundaba.

Movilizaciones en contra

La Intersindicial-CSC se manifestó este domingo en la Plaza del Rey, en Barcelona, contra la reforma laboral. Su secretario general, Sergi Perelló, acusó a PSOE y Podemos de no cumplir con sus promesas electorales ni con los pactos con las distintas formaciones que apoyan al Gobierno: «La reforma laboral mantiene lo peor» de las anteriores.

En la misma línea, los sindicatos del País Vasco, como ELA, LAB, Steilas, ESK, Etxalde e Hiru, también se concentraron el pasado fin de semana en las tres capitales de la Comunidad Autónoma para reclamar la creación de un marco propio de relaciones laborales.

Por esta razón, como ERC, EH Bildu también mantiene su negativa a apoyar la reforma laboral. Pese a los esfuerzos de la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, para que la mayoría parlamentaria que facilitó la formación del Gobierno no salte por los aires.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D