The Objective
Publicidad
España

Podemos reactiva a su militancia para dar la batalla contra Sánchez por el Sáhara

El partido morado celebra un acto con Monedero y Dina Bousselham en el emblemático círculo madrileño de La Morada, después de meses de inactividad

Podemos reactiva a su militancia para dar la batalla contra Sánchez por el Sáhara

Europa Press

La dirección de Podemos ha organizado un acto en el célebre círculo de La Morada en Madrid para activar a su militancia en plena crisis con Pedro Sánchez sobre el Sáhara. El círculo madrileño es considerado el más emblemático en la capital y a nivel nacional. El pasado lunes, miembros destacados del partido como Juan Carlos Monedero y Dina Bousselham, directora del diario digital La Última Hora afín al partido, acudieron a La Morada para debatir sobre la política de Sánchez con Marruecos. Esta ofensiva se enmarca en una política destinada a intentar reactivar a los inscritos al partido, después de meses de sustancial inactividad.

El acto ha sido organizado por la fundación de Podemos, Instituto República y Democracia, que sustituyó desde el pasado mes de octubre a la anterior Instituto 25-M. La fundación de Podemos tiene como presidente el ex secretario general Pablo Iglesias, y como director a Monedero. Y cambió su nombre en plena polémica por el supuesto desvío de fondos de las donaciones a proyectos políticos controlados por miembros de la cúpula morada, que ahora investiga la justicia en el marco del conocido como caso Neurona.

En dicho evento, tal y como ha podido saber THE OBJECTIVE, se han reunido Monedero, Busselham, Jadiyetu El Mohtar (subdelegada saharui en la Comunidad de Madrid) y Andrés Sesmero (representante de FEMAS). El encuentro aspira a reactivar el debate interno después de meses de inactividad. Tan solo en La Morada no se celebran debates y charlas desde el pasado mes de noviembre.

«Defender a los ucranianos y no al pueblo saharaui»

Podemos no esconde su malestar por la decisión de Sánchez de respaldar la vía de Rabat para la «autonomía para el Sáhara». Los morados aseguran que el Gobierno cede ante Marruecos por razones que dicen desconocer. Los ministros morados, esta vez con Yolanda Díaz al frente, acusan a Sánchez de ocultarles su planteamiento, y reiteran su oposición. Podemos cree que el Gobierno desoye a la ONU, y reivindica una solución pactada a través de referéndum para el futuro de la región.

Para Podemos es «injustificable» el giro de Sánchez. Los portavoces Isa Serra y Pablo Fernández calentaron el lunes a las bases del partido. «No entendemos con qué legitimidad se pretenden defender los derechos de los ucranianos mientras se entregan los derechos del pueblo saharaui», atacó Serra, mientras que la dirección y la propia Díaz acusan a Sánchez de incumplir con los acuerdos de investidura. Según Díaz, el socialista está incumpliendo un «mandato de país» con la aceptación de la autonomía para el Sahara.

bousselham dina e1647362630691

Yolanda Díaz informó el lunes que exige hablar en persona con Sánchez sobre el asunto. La tensión va in crescendo en el Ejecutivo, a medida que aumenta el debate interno sobre la permanencia de los ministros morados en el Ejecutivo. El gran problema que señalan varias fuentes atañe a la cuestión de la «irrelevancia» de Podemos. Las reformas laborales y de vivienda han sido aceptadas como acuerdos de mínimo. En política exterior Podemos está encajando objetivas bofetadas. Y en general los ministros de Unidas Podemos critican que Sánchez toma decisiones sin informarles de nada.

Evitar dimitir porque es lo que desea Sánchez

El peligro de una desconexión con los votantes de la izquierda no socialista es real. Y sobre este punto (que se concreta en la paulatina caída en los sondeos) se juega mucho del futuro de Podemos. Prueba de que Podemos intenta revitalizar a sus bases es el viaje de la secretaria de Organización, Lilith Verstrynge, por las Islas Canarias. Se trata de la primera etapa de una gira que Verstrynge quiere hacer por todos los territorios, con el objetivo de reunirse con «cargos orgánicos, institucionales y militancia».

El movimiento de Podemos se enmarca en los rumores que se difunden en el partido sobre un posible adelanto electoral, o una decisión repentina de Sánchez para alejar a los morados del Consejo de Ministros. Algunos de los principales dirigentes del partido ya amagan con esta posibilidad, según ha podido saber THE OBJECTIVE. Después de la aprobación de los últimos presupuestos, Podemos sabe que se entra en la recta final de la legislatura. Y que puede crecer el deseo de los socialistas de gobernar en minoría, buscando acuerdos puntuales con el ala derecha y de izquierda del Congreso.

Los ministros morados, sin embargo, no tienen intención de dejar el cargo. Esta es la posición oficial. Pero hay que explicarla. El argumentario que los morados esgrimen es que no salen del Ejecutivo porque esto es, en realidad, «lo que desea Sánchez». Para que el mensaje llegue a las bases intervino el propio Pablo Iglesias. Lo hizo primero en un artículo de prensa el pasado fin de semana, y lo repitió en sus declaraciones radiofónicas el pasado lunes. «Es evidente que Sánchez preferiría gobernar sin UP lo que queda de legislatura aunque, lógicamente, no puede decirlo, es perfectamente consciente de que pagaría un alto precio si les echara del Gobierno», escribió Iglesias en CTXT.

Se trata de un malabarismo que no convence a algunos miembros y cargos del partido, puesto que no responde a la pregunta sobre la razón -el «para qué»- de seguir en el Ejecutivo si el socio mayoritario desatiende a todas las exigencias de su aliado. Ex altos cargos de Podemos sostienen en conversación con este diario que Iglesias y sus socios intentar «vender como estrategia» una simple posición conservadora de mantenimiento del poder.

contactophoto 0671172801

Crisis económica y adelanto electoral

La sensación de que la cúpula morada «se aferra al cargo» empieza a moverse en los chats internos de militantes y cuadros del partido, tal y como ha podido comprobar este diario. Es por ello que incluso en el sector de Yolanda Díaz sostienen que la vicepresidenta debe desmarcarse. «Lo que ha hecho Sánchez es una pasada», comentan desde el frente de Díaz, donde admiten que en esta cuestión hay unidad con los dirigentes de Podemos.

Otra derivada atañe a un posible adelanto electoral debido a la crisis económica y la situación de inestabilidad que Sánchez podría atajar cuanto antes. Podemos no quiere que se vote en estas condiciones. El miedo a desaparecer es compartido por los principales dirigentes que observan con preocupación los sondeos (públicos y privados). Es por ello que internamente descartan una táctica de desgaste que lleve a un adelanto electoral. Una salida abrupta de Podemos sería aprovechado por el PSOE para tachar de «traidor» a los morados. Así que para las fuentes de Podemos todavía no ha llegado el momento para ofrecer en bandeja a Sánchez este adelanto.

«Si hay adelanto sería en septiembre», deslizan algunas fuentes de Podemos. Otras creen que el partido lleva «preparándose» desde hace tiempo, pero que es consciente de la dificultad de afrontar en este contexto unos comicios. La crisis económica es, para estas fuentes, un elemento que aleja un adelanto electoral. «Somos coherentes y desde luego no vamos a romper el Gobierno porque lo que le faltaba a este país era tamaña irresponsabilidad», intentó zanjar el lunes Yolanda Díaz ante las ya numerosas preguntas sobre la permanencia de Podemos en el Ejecutivo. «Esta vez no hay disonancia con Podemos y con el PCE. Buena noticia», zanjó irónico Iglesias el sábado.

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D