The Objective
Publicidad
España

Ferrocarriles de Cataluña cambia su sistema de alertas para evitar filtraciones a la prensa

Los maquinistas denuncian que la empresa pública no quiere que se informe por el canal oficial «a pesar de que es lo que indica el procedimiento operativo»

Ferrocarriles de Cataluña cambia su sistema de alertas para evitar filtraciones a la prensa

Ferrocarriles de la Generalitat de Cataluña (FGC), la empresa pública del Govern de la Generalitat, ha cambiado el sistema para que los maquinistas notifiquen las averías a sus jefes de sala después del accidente de tren en Sant Boi que se saldó con la vida del conductor y decenas de heridos. En los mensajes a los que ha tenido acceso THE OBJECTIVE, el jefe de sala informa de que «las comunicaciones con afectación a la seguridad se deben hacer por la emisora».

Este mensaje, enviado a través del canal privado de Telegram entre los maquinistas y sus superiores jerárquicos, ha indignado a los trabajadores. «El jefe de sala ya no quiere que se informe por este canal a pesar de que es lo que indica el procedimiento operativo», denuncian las fuentes consultadas por este medio.

El chat que hasta este jueves era el canal oficial para comunicar averías está compuesto por más de 70 maquinistas de FGC y todos ellos pueden ver los avisos que se han producido en otras vías distintas a la suya. Según señalan los trabajadores, los responsables de la empresa pública buscan evitar filtraciones a la prensa después de que algunos empleados, medios de comunicación y usuarios del servicio de transporte hayan empezado a cuestionar la versión ofrecida por su presidenta, Marta Subirà.

Ferrocarriles no quiere que «se rebata nada»

La responsable de FGC llegó a negar en su primera rueda de prensa que el tramo donde se produjo el choque tuviera un cambio de agujas. En conversación con este medio, la compañía de transporte aseguró que solo les consta el aviso de un fallo del pasado 25 de marzo. Como publicó THE OBJECTIVE en exclusiva, se informó de al menos dos otros desperfectos: el pasado 10 de febrero y el 23 de abril de 2020.

«Estamos muy indignados con la empresa y con la presidenta. Han cambiado las normas para que luego no se pueda rebatir nada«, apostillan las mismas fuentes. La instrucción sobre el nuevo criterio se notificó después de que un maquinista informara a sus superior el «bache pronunciado junto a la entrada de Cuatre Camins».

No cerrar la investigación en falso

Los sindicatos principales, como son Semaf y UGT, solicitaron una investigación independiente para esclarecer las causas del accidente. Se oponen a la búsqueda rápida de un culpable porque podría cerrar la investigación en falso. A este respecto, la actitud del Govern de blindarse sin apenas dar explicaciones y, a juicio de los agentes sociales, «negando cosas evidentes» hace un pésimo favor esclarecer las causas del accidente.

Los trabajadores admiten a que se puede deber a una «concatenación de fallos». Por esta razón, discrepan de que tanto el Govern como los responsables de FGC se centren únicamente en destacar el posible exceso de velocidad de un tramo con limitación temporal de velocidad y que sostengan que dicha limitación era por obras rutinarias de renovación del balasto.

De acuerdo con Semaf, la reducción de velocidad en ese tramo a un defecto en la infraestructura y no por razones de mantenimiento.»No se sabe cuál ha sido la causa, lo que es un hecho real es que la vía ha recibido quejas y que estaba en mal estado», abundan.

El modus operandi de los maquinistas siempre ha consistido en hacer informes que pasan a las autoridades, añaden desde el sindicato. Insisten, además, que actúan de la misma forma en cualquier investigación por avería de otras vías, sin importar si es propiedad de la Generalitat o del Gobierno central.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D