The Objective
Publicidad
España

Los inmigrantes del salto a la valla piden justicia en una protesta en Melilla

Los inmigrantes, varios de ellos aún con heridas visibles, algunos de los cuales iban en silla de ruedas, han mostrado multitud de pancartas de denuncia

Los inmigrantes del salto a la valla piden justicia en una protesta en Melilla

Protesta. | EFE

Una semana después del salto a la valla fronteriza entre España y Marruecos en Melilla, muchos de los inmigrantes que lograron entrar a la ciudad han participado en una concentración en la que han pedido justicia y que las muertes de sus amigos y «hermanos» en esta «catástrofe» no queden impunes.

La protesta, convocada por entidades de la sociedad civil de Melilla bajo el lema «Contra las muertes en las fronteras, las vidas negras importan», ha tenido lugar en la céntrica Plaza de España, ante el Palacio de la Asamblea, con la asistencia, según la Policía Nacional, de unas 200 personas, cifra que otras fuentes consideran que se queda corta.

Los inmigrantes, varios de ellos aún con heridas visibles, algunos de los cuales iban en silla de ruedas, han mostrado multitud de pancartas en las que han denunciado públicamente que «las fronteras matan» y que los Derechos Humanos no han sido respetados.

Varios de los que saltaron el perímetro fronterizo una semana atrás, en un ‘viernes negro’, han tomado la palabra durante el acto, en el que han dejado claro que no son ninguna mafia y, de hecho, uno de ellos ha pedido expresamente al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que deje de llamarlos de esa manera.

«No somos mafias. Mafias son quienes reciben el dinero del Gobierno español», ha sostenido este joven subsahariano, muy contundente en su discurso, en el que ha asegurado que tanto él como sus compañeros son «independientes» y actúan por su propia voluntad, sin pertenecer a ninguna fuerza política o gobierno.

En este punto, ha revelado que, por las noticias que les han llegado desde el otro lado de la frontera, «las fuerzas de seguridad marroquíes y sus servicios de inteligencia obligan a los heridos confesar que son empujados por el gobierno argelino».

«Argelia no es la que nos empuja, sino la situación en nuestro país por la violencia y la violación de los Derechos Humanos», ha apostillado otro de los subsaharianos, mientras que uno de sus compañeros ha pedido a las autoridades que abran una investigación y que identifique a los fallecidos, y que «paren las deportaciones forzosas al desierto».

«Como solicitantes de asilo, nos preocupa la felicitación de Pedro Sánchez al gobierno marroquí por su actuación. Nos extraña mucho que el presidente del Gobierno aplauda y disfrute viendo cadáveres», ha agregado en alusión a sus declaraciones respecto a que el salto a la valla había sido «bien resuelto».

Durante la concentración han leído un manifiesto, en el que los organizadores han denunciado que durante el intento de entrada del día 24 se llevaron a cabo «devoluciones en caliente» y los cuerpos de las víctimas, «al menos 37», «están siendo enterrados en Nador sin hacer autopsias, esenciales para una investigación», todo ello sin identificar ni informar a sus familiares.

Para terminar, todos los asistentes han guardado un minuto de silencio y han depositado flores y velas en la Plaza de España, mientras que los miembros de las entidades participantes han coreado proclamas como «la Ley de Extranjería mata gente cada día».

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D