The Objective
Publicidad
España

Sánchez usa el Falcon y el Súper Puma para inaugurar el tren Madrid-Extremadura

El presidente del Gobierno no escatima en recursos en un viaje en el que ha reivindicado su «compromiso con la mitigación y adaptación al cambio climático»

Sánchez usa el Falcon y el Súper Puma para inaugurar el tren Madrid-Extremadura

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez,que su visita este lunes al Puesto de Mando Avanzado en el Puerto de Miravete. | Europa Press

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no escatimó en recursos para su viaje exprés de este lunes a Extremadura, con motivo de la inauguración del tren que conectará en lo sucesivo Madrid con la región. Llegó en helicóptero Súper Puma, mantuvo un trayecto en coche oficial (Audi A8L) y volvió a Moncloa en Falcon. Esto, en un desplazamiento en el que reivindicó la necesidad de «convertir las políticas medioambientales en políticas de Estado». «Estamos ante una emergencia climática que se traduce en olas de calor como las que estamos sufriendo durante este último año y por extensión, en grandes incendios», llegó a decir.

Reconstruyamos la jornada. Sánchez llegó a la región extremeña en la aeronave Súper Puma, que gasta una media de 600 litros de queroseno a la hora. Ahí le esperaba un vehículo oficial blindado y desplazado desde Madrid, que le trasladó (acompañado de otra cohorte de coches) desde el helipuerto hasta Casas de Miravete, una de las zonas más devastadas por el fuego forestal (a dos horas en carretera desde la capital). Desde ese enclave, acompañado por el presidente Guillermo Fernández Vara y Yolanda García Seco, delegada del Gobierno, sostuvo que el cambio climático «mata personas y mata también nuestro ecosistema».

Con un terreno devastado de fondo, tras haber aterrizado en helicóptero militar, y regalando una imagen que ha generado muy polémica por ser tachada de frívola, Sánchez ha señalado que la causa última del incendio que asoló Extremadura es el cambio climático: «Pese a la crisis energética que vivimos, derivada de la guerra en Ucrania, no podemos desviarnos de nuestro compromiso con la mitigación y adaptación al cambio climático».

Tras esta intervención, el jefe del Ejecutivo acompañó al Rey Felipe VI en la inauguración del tramo Plasencia-Badajoz de la línea Madrid-Extremadura, compromiso monolítico de los sucesivos gobiernos de España, que refleja, según Moncloa, «el firme compromiso del Ejecutivo con el desarrollo ferroviario». Un compromiso verbal, pues Sánchez, habiendo terminado con este acto su agenda institucional, volvió en el Falcon presidencial hasta el Palacio de la Moncloa. El avión, que consume 1.313 litros de combustible por hora, partió de vacío desde Torrejón de Ardoz para recogerle en Extremadura y traerlo de vuelta al aeródromo madrileño.

Así es como el presidente del Gobierno puso el broche de oro a una jornada que pretendía pasar a la historia como un hito en la Alta Velocidad en Extremadura, pero que será recordado por sus fotografías ante el incendio, por los abucheos que recibió por parte de vecinos y ganaderos («ha hecho bueno a Zapatero», ha sentenciado una extremeña a su llegada) y por el despliegue aéreo que acompañó a sus proclamas en favor del AVE y en contra de la «emergencia climática».

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D