Evacuado el Congreso de EEUU mientras partidarios de Trump asedian el Capitolio

Política y conflictos

Evacuado el Congreso de EEUU mientras partidarios de Trump asedian el Capitolio
Foto: SAUL LOEB| AFP

Jornada histórica en Estados Unidos. Varios edificios de oficinas del Congreso de Estados Unidos han tenido que ser evacuados este miércoles mientras una muchedumbre de partidarios del presidente del país, Donald Trump, asediaba el Capitolio, en Washington D.C (capital del país) en protesta por la derrota electoral del mandatario. El presidente electo, Joe Biden, ha dicho que la situación «raya en la sedición» y ha hablado de «insurrección». La prensa estadounidense informa de la muerte de una mujer por herida de bala.

Lo más importante: a media tarde (hora local de Washington) la Policía ordenó al personal abandonar el edificio Cannon y otras oficinas que flanquean el Capitolio después de que Trump pidiera a sus seguidores que se manifestaran en contra de la sesión conjunta que se estaba celebrando ese momento en el Congreso para certificar la victoria de Joe Biden en las elecciones del 3 de noviembre

Los momentos de tensión se iniciaron después de que el presidente saliente pronunciara un encendido discurso en Washington para, de nuevo, reiterar su rechazo al resultado electoral, que dio por vencedor a su rival, el demócrata Joe Biden. En su intervención, el magnate exhortaba a sus seguidores a no detenerse en su lucha por reconocer como fraudulentas las elecciones estadounidenses. «¡Nunca nos vamos a rendir!», les decía.

El propio vicepresidente del país, Mike Pence, y distintos periodistas, tuvieron que ser evacuados del recinto. Precisamente el propio Pence ha sido blanco de las críticas de Trump este miércoles. «Mike Pence no tuvo el coraje de hacer lo que debería haberse hecho para proteger a nuestro país y nuestra Constitución», tuiteó Trump. «¡EEUU exige la verdad!». Trump hizo esta declaración después de que Pence, desafiando al presidente saliente, dijera en un comunicado que no intervendría para detener la ratificación del triunfo de Biden.

Evacuado el Congreso de EEUU mientras partidarios de Trump asedian el Capitolio 1

Una muchedumbre de seguidores de Trump se congrega a las puertas del Capitolio de Estados Unidos. | Foto: Andrew Caballero-Reynolds | AFP

Toque de queda

El jefe de Policía Metropolitana de Washington DC ha anunciado un toque de queda que ha entrado en vigor a las seis de la tarde (hora local de Washington; medianoche en el horario peninsular español) y ha dicho que las autoridades exigirán a todo aquel al que se encuentre en la calle una justificación que explique por qué no está en su domicilio. Quien no cuente con un motivo apropiado para estar en la vía pública, será arrestado.

El anuncio de esa medida ya provocó que algunas personas empezaran a replegarse poco después.

Evacuado el Congreso de EEUU mientras partidarios de Trump asedian el Capitolio 2

Enfrentamiento entre la Policía y los seguidores de Trump. | Foto: Brendan Smialowski | AFP

Distintos medios de comunicación y testigos han mostrado momentos de máxima tensión en este día histórico en Estados Unidos. Cristales rotos, gas lacrimógeno y enfrentamientos en el corazón de la capital del país son algunas de las imágenes que está dejando la jornada. Jornada que además obliga a mirar a Georgia, donde unos comicios parciales han hecho que el Partido Demócrata haya logrado la mayoría en el Senado, lo que dará mayor margen de maniobra al Gobierno de Biden.

El periodista Igor Bobic, presente en el Capitolio, ha compartido en su cuenta de Twitter imágenes de lo ocurrido. Según cuenta, uno de los protestantes gritaba: «Si no conseguimos justicia, esto no parará nunca».

Una de las imágenes más impactantes muestra a los protestantes dentro de la propia sala de plenos de la cámara.

Mientras crecía la tensión, Trump tuiteaba un mensaje de calma. «Le pido a todo el mundo que está en el Capitolio de Estados Unidos que actúe de forma pacífica. ¡Sin violencia! Recordad, NOSOTROS somos el Partido de la Ley y el Orden; respetad la Ley y nuestros grandes hombres y mujeres de azul [agentes policiales]. ¡Gracias!».

Poco después, publicaba un vídeo en el que les decía a los asediantes: «Marchaos a casa; os queremos, sois muy especiales». Sin embargo Trump volvía, de nuevo, a hablar de «elecciones robadas» y seguía sin reconocer el resultado de los comicios. Con todo, al igual que ha hecho en todas las demás ocasiones en las que ha hablado de fraude, no aportaba una sola prueba que fundamentara su acusación.

El todavía presidente ha usado Twitter para comunicarse con su electorado durante todo su mandato, también esta noche. La red social ha borrado por primera vez dos tuits de Donald Trump –anteriormente había puntualizado algunas informaciones, nunca eliminado mensajes–. Ambos tuits hacían referencia al reiterado mensaje de fraude en las elecciones del 3 de noviembre. Tras esto, Twitter ha bloqueado durante 12 horas la cuenta del mandatario, amenazando con eliminarla de manera permanente si no elimina esos mensajes.

Por su parte, tanto Facebook como YouTube, propiedad de Google, han eliminado los vídeos en los que aseguraba de nuevo la existencia de un fraude electoral.

Biden se dirige a los asediantes

Poco después de iniciarse los disturbios, Joe Biden ha emitido un mensaje televisado a todo el país. «Voy a ser muy claro: las escenas de caos que hemos visto en el Capitolio no reflejan lo que es estadounidense», ha dicho. «Lo que estamos viendo es un pequeño número de extremistas que se dedica a romper la ley, esto solo es caos, es falta de orden». Además, ha pedido a los protestantes que cesen el asedio. «Les pido a esta turba de personas dé un paso atrás y permita que avance la democracia».

«Se trata de la sede de nuestro poder legislativo», ha recordado, en referencia al Capitolio, inmueble que alberga la Cámara de Representantes y el Senado del país. «Esto no es una manifestación: es una insurrección», ha declarado a la vez que ha dicho que la situación «raya en la sedición». «Nos está viendo toda la nación y nos está viendo el mundo entero«, ha lamentado.

También ha criticado la actitud de Trump al azuzar a sus seguidores. «Las palabras de un presidente pueden ser una fuente de inspiración, pero, en el peor de los casos, pueden incitar un incidente negativo, por eso le pido a Trump que cumpla la promesa que hizo a este pueblo y defienda la Constitución y cese esta situación». Y ha insistido: «La democracia es algo muy delicado que hay que conservar y defender».

La candidata que en 2016 perdiera las elecciones contra Trump, la exvicepresidenta Hillary Clinton, se ha expresado en términos más duros si cabe sobre lo ocurrido. Lo ha hecho a través de Twitter. «Hoy, unos terroristas nacionales han atacado un pilar de nuestra democracia: la transferencia pacífica del poder tras unas elecciones libres. Debemos restablecer el imperio de la ley y hacerles rendir cuentas. La democracia es frágil. Nuestros líderes deben estar a la altura de su responsabilidad para protegerla».

Por su parte, el secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Jens Stoltenberg, ha mostrado su preocupación en Twitter por la situación. «Escenas impactantes en Washington DC. Hay que respetar el resultado de estas elecciones democráticas», ha dicho.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha mostrado, por su parte, su creencia en las instituciones del país. «Creo en la fuerza de las instituciones y la democracia estadounidenses. La transición pacífica del poder está en el núcleo. Joe Biden ganó las elecciones. Espero trabajar con él en calidad de próximo presidente de los Estados Unidos de América».

En España, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha expresado su «preocupación» por la situación ya ha dicho que confía «en la fortaleza de la democracia» estadounidense.

La ministra de Exteriores, por su parte, Arancha González Laya, se ha expresado el líneas similares. «La democracia se basa en la transferencia pacífica del poder: quien pierde tiene que aceptar la derrota. Plena confianza en senadores y representantes para cumplir con la voluntad del pueblo. Plena confianza en el presidente electo Joe Biden».

En Reino Unido, el primer ministro, Boris Johnson —uno de los principales aliados de Trump, además—, ha calificado de «vergonzosas las escenas en el Congreso de Estados Unidos» y ha dicho que «Estados Unidos está a favor de la democracia alrededor del mundo y ahora es vital que haya una transferencia de poderes pacífica y ordenada».

En Francia, el ministro de Exteriores, Jean-Yves Le Drian, también ha acudido a Twitter para valorar la situación: «Los actos violentos contra las instituciones estadounidenses son un grave ataque contra la democracia. Las condeno. Hay que respetar la voluntad y el voto del pueblo estadounidense».

Jim Clyburn, líder de la mayoría de la Cámara, ha asegurado por su lado que esta misma noche el Congreso continuará con la tarea de certificar los votos del colegio electoral. «Me he enfrentado al odio violento antes. No me disuadieron entonces y no me disuadirán ahora», ha dicho.