The Objective
Publicidad
Gastronomía

Pasta casera: receta fácil para preparar fettuccine

Hoy en THE OBJECTIVE te traemos los consejos y los pasos necesarios para preparar un clásico de la cocina italiana

Pasta casera: receta fácil para preparar fettuccine

Los fettuccine caseros. | Oldmermaid (Pixabay)

Huevo y harina. Esos son los únicos dos ingredientes que necesitamos para preparar pasta. Un plato tan común, pero que rara vez se suele realizar de forma casera, ya que lo habitual es comprarla ya hecha y simplemente cocerla antes de añadirle otros elementos o nuestra salsa favorita.

Hoy, en THE OBJECTIVE, te vamos a contar los pasos y los consejos para que puedas hacer en tu cocina unos deliciosos fettuccine frescos. Seguro que después de prepararlos te vas a dar cuenta de la diferencia y de por qué en Italia es una práctica habitual prepararlos de forma casera (aunque es una práctica que se está perdiendo con el paso de los años).

Y aunque la solución más rápida sería ayudarnos de una máquina para amasar, hay que ser conscientes de que en España muy poca gente dispone de una en casa. Por ello, prepara las manos, porque si quieres hacer fettuccine vas a tener que amasar durante un buen rato. Esa es una de las claves de la receta.

Otro consejo, como pasa en cualquier receta, es el de usar unos ingredientes de calidad. Que los huevos sean frescos y la harina, la mejor a la que podamos tener acceso.

Ingredientes

  • Cuatro huevos medianos
  • 400 gramos de harina de trigo

Pasos para preparar masa de pasta casera

  1. Tamizamos la harina y la disponemos sobre una superficie limpia. Hacemos un hueco en medio de la harina (tiene que quedar forma de volcán). Cascamos los huevos y echamos las claras y las yemas en un tazón. Vertemos los huevos en el hueco que hemos hecho en la harina.
  2. Empezamos a batir los huevos con un tenedor. Tiene que ser de forma suave (para que no se salga nada) pero a la vez con un movimiento firme de mano.
  3. Una vez que los huevos están batidos, tenemos que empezar a mezclarlos poco a poco con la harina. Ponemos el tenedor sobre la harina, lo arrastramos al huevo batido y mezclamos. Repetimos proceso hasta que la masa vaya cogiendo consistencia.
  4. Cuando la masa está ya integrada, nos enharinamos las manos y empezamos a amasar con las mismas. Lo ideal es amasar durante unos 10-15 minutos. Tiramos la masa hacia afuera, aplastamos y la enrollamos usando la palma de la mano hasta obtener una bola lisa y compacta. Repetimos proceso durante el tiempo indicado. Si quieres saber más cosas sobre la técnica del amasado, aquí tienes pasos y consejos que te van a ayudar.
  5. Envuelve la masa en film transparente y ponla en un sitio fresco y seco durante unos 30 minutos. Si quieres hacer la masa de un día para otro, puedes guardarla en la nevera.
  6. Es el momento de empezar a darle forma a nuestros fettuccine. Ponemos la bola de masa en una superficie limpia y la estiramos con un rodillo. No hace falta poner harina, ya que si la masa está bien hecha está debe ser elástica y no se debe pegar.
  7. ¿Y cómo utilizamos el rodillo? Puede parecer sencillo, pero tiene su truco. Hay que mover en todas las direcciones para darle la forma redonda que queremos. Las manos siempre deben comenzar juntas en el mismo y deslizarse hacia los extremos, a medida que se va enrollando la masa. Además, tampoco hagas mucha fuerza, una ligera presión es suficiente para conseguir un buen amasado. Y tampoco llegues a los bordes, ya que si pasas el rodillo por ellos, estos quedarán más finos que la masa del centro.
  8. Tendrás la masa bien estirada cuando esta tenga una altura de unos dos milímetros y totalmente redonda. Ten en cuenta que esto depende del tipo de pasta que vayas a hacer y de tu gusto personal.

Cómo hacer fettuccine

Ahora que ya tenemos la masa lista, vamos a cortarla para darle forma a nuestros fettuccine.

  1. Teniendo totalmente estirada nuestra masa, la enharinamos y la enrollamos. Tiene que quedarnos un cilindro perfecto.
  2. Con un cuchillo vamos cortando la masa más o menos cada cuatro milímetros. Desenrollamos los fettuccini moviéndolos con las manos.
  3. En una tabla de madera ponemos los fettuccine y espolvoreamos un poco de harina por encima. Tapamos con un paño de cocina limpio y dejamos reposar durante una hora y media. Igualmente tiene que ser un sitio fresco y seco.
  4. Una vez pasado el tiempo de reposo ya podemos cocer nuestra pasta. Los añadimos en una olla con agua hirviendo y sal y los cocinamos durante cuatro o cinco minutos, según el punto de la pasta que desees.
Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D