The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad

Gente

'Vini, vidi, vinci’, así ha sido el regreso de Kiko Rivera a la televisión

'Vini, vidi, vinci’, así ha sido el regreso de Kiko Rivera a la televisión

Se cumplía un año del estreno de Cantora, la herencia envenenada y Kiko Rivera decidió el pasado fin de semana, rendir su particular ‘homenaje’ al que fue uno de los espacios estrella de Mediaset la pasada temporada. Han sido doce meses de acusaciones, entrevistas, demandas y vistas en sede judicial, superadas por los últimos acontecimientos que han vuelto a agitar la vida de los Pantoja. La boda de Anabel fue el hilo conductor para que el clan continuara siendo noticia, hasta el fallecimiento de doña Ana Martín. La madre de la tonadillera moría el 29 de septiembre, solo unos días antes de que su nieta celebrase su enlace con Omar Sánchez. Comenzaba entonces una nueva polémica familiar que ha mantenido a Kiko ‘en silencio’ hasta que el sábado volvió al Deluxe.

El Dj llegó al programa que en esta ocasión condujo María Patiño. Habló, atacó, pidió perdón y subió la audiencia. Así lo confirma el share de la noche del sábado, que desvela que la entrevista del hijo mayor de Isabel Pantoja mantuvo pegados a la pantalla a 1,5 millones de espectadores (el 16,8% de la audiencia), superando a su competencia directa, La Voz, que perdió 2,3 puntos, traducidos en un 13,3% de televidentes viendo el concurso que presenta Eva González.

Rivera Pantoja fue duro, claro y muy directo a la hora de explicar cómo están las cosas con su madre, su prima Anabel y su hermana tras perder a su abuela. A pesar de que en su momento afirmó que no volvería a hablar de la guerra abierta con los suyos, lo cierto es que han sido semanas de rumores e informaciones que seguían teniéndoles en el ojo del huracán. El acercamiento con su madre, el enlace de su prima, las recientes declaraciones de su hermana y la polémica de su propia boda con Irene Rosales, parece que le han empujado a aclararlo todo.

Sus frases más destacadas

Fue el invitado estrella de la velada y una vez más, su puesta en escena parecía estar estudiada hasta el último detalle. Con su habitual look casual con vaqueros, sneakers y gorra, Kiko Rivera hacía una declaración de intenciones luciendo una sudadera azul de la firma que sacaba al mercado hace unos meses, Kantora is mine.

Eso sí, el hijo pequeño de Paquirri volvió a dejar una ristra de frases para la posteridad que no han dejado indiferente a nadie. Por si todavía hay dudas y para los despistados que no recalaron en la indumentaria del Dj, la entrevista empezó fuerte: «Las cosas entre mi madre y yo no están tan bien como parece». Y remataba desvelando algo inesperado: “Lo único que le he perdonado es lo económico […]. Sigo teniendo el mismo problema con ella». Una vez más disparó con dardo a su tío Agustín al hablar de la situación de la intérprete de ‘Marinero de luces’: «No la tiene libre».

Por supuesto no pasó por alto confesar su parecer por la boda de Anabel, recalcando las declaraciones que ya hizo en su momento en la revista Lecturas. «Me dijo que no iba a hacer una fiesta, que iba a ser una ceremonia sencilla. ¡No me jodas, tía, hiciste una fiesta con la abuela recién muerta!».

La pérdida de su abuela ha supuesto un auténtico varapalo para Kiko, que también ha hecho referencia a su hermana y a su reacción al conocer la fatal noticia. «A ella mi abuela le daba exactamente igual, he visto a mi abuela toser ahogándose y mi hermana estaba en el sillón de al lado con el móvil sin acercarle un vaso de agua». Pero ahí no terminó la cosa. Kiko no dudó en hacer referencia a las «muchas veces» que su hermana pequeña le había llamado a horas intempestivas, pidiéndole que mediara durante distintos conflictos que al parecer habría tenido con su novio Asraf.

Y aunque no dejó de ‘repartir’ a diestro y siniestro, el DJ también se mostró conciliador: «Me encantaría sentarme a hablar con mi familia. Nos hemos dicho barbaridades y se nos ha ido de las manos a todos (…) Yo me he sentido mejor hablando con mi madre y pidiéndole perdón», confesó en un amago de tender puentes «por mi salud mental».

Las reacciones

Tres de los damnificados por esta última intervención televisiva del intérprete de Quítate el top tan se han pronunciado, aunque de una manera muy distinta. Mientras que Isa Pantoja hacía uso de sus redes sociales, su futuro marido intervenía la tarde del domingo en Viva la vida. «Hoy me he levantado con el pie izquierdo y sigo con ese ánimo todo el día, pero no me afecta tanto en la tristeza, sino en la pereza», escribió colaboradora de El programa de Ana Rosa en su Instagram.

Más beligerante sin embargo fue Asraf. El modelo reapareció en el programa que presenta Emma García visiblemente molesto con las palabras de su futuro cuñado. «Él no fue a recoger a su hermana a las tantas de la mañana, no fue así», explicaba dejando claro que esto solo ha ocurrido en una ocasión. Pero el novio de Isa no terminó ahí su discurso y desveló que él mismo llegó a llamar a su cuñado para aclarar estas informaciones, afirmando que este le había negado ser quien había contado este incidente a algunos periodistas. Y zanjó su intervención reafirmando que su futura mujer se encontraba «frustrada» después de escuchar a su hermano: «Le han molestado varias cosas, una de ellas que diga que ella se hace la víctima, pero no es así».

Por su parte, Anabel Pantoja se ha mostrado indiferente durante el fin de semana a todo lo acontecido en el espacio de ‘la cadena amiga’. La influencer dio la sorpresa en la celebración del cumpleaños de Belén Esteban 24 horas antes de la intervención de su primo en televisión y no ha sido hasta este lunes cuando parece lanzar un mensaje a Kiko a través de sus stories. «Odiar es pa flojitos. La gente fuerte ama, ama un montón».

¿Conseguirán acerca posturas los jóvenes del clan Pantoja?.

Envía el primer comentario

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D