The Objective
Publicidad
Gente

Príncipe Carlos: preocupa su estado de salud por sus manos extrañamente hinchadas

El heredero a la corona británica ha aparecido con sus extremidades inflamadas, lo que ha desatado las alarmas, pero lo cierto es que no es nada grave

Príncipe Carlos: preocupa su estado de salud por sus manos extrañamente hinchadas

El príncipe Carlos está copando las páginas de medio mundo tras su encuentro con la reina Letizia, que viajó este martes a Reino Unido para asistir, junto al heredero del trono británico, a un evento cultural. En concreto, han inaugurado juntos la Spanish Gallery, la primera galería de Gran Bretaña dedicada al arte, la historia y la cultura de España.

Tras ello, y una vez finalizado el evento, el hijo de Isabel II ha estado en la región de Cumbria para apadriñar el 50 aniversario de Tebay Services.

Y lo que ha llamado la atención en su presencia en este último evento han sido sus manos, que se encontraban extrañamente hinchadas y rojizas. Los allí presentes también atestiguan que la hinchazón se extendía también a los pies del príncipe. Todo esto ha preocupado sobremanera a la ciudadanía inglesa y a la de medio mundo.

El príncIpe Carlos, con las manos hinchadas
El príncIpe Carlos, con las manos hinchadas
El príncIpe Carlos, con las manos hinchadas
El príncIpe Carlos, con las manos hinchadas

No es la primera vez que el príncipe Carlos aparece con sus extremidades hinchadas

Ni la Casa Real británica ni nadie cercano al príncipe Carlos ha dado luz sobre esta extraña condición que tanto ha llamado la atención. Sin embargo, no parece revestir de gravedad, pues no es la primera vez que el heredero presenta sus manos y pies hinchados.

Lo que le ha ocurrido al príncipe Carlos es, de hecho, bastante habitual, y puede deberse a muchos factores, como las altas temperaturas o la inactividad durante un largo periodo de tiempo, que ocasiona que las extremidades se hinchen debido a la acumulación de líquidos del cuerpo.

Esto fue, de hecho, lo que le ocurrió al heredero el pasado año tras un vuelo en el que estuvo sin moverse, como es evidente, un largo tiempo. Al bajar del avión, él mismo dijo que tenía «dedos como salchichas», haciendo referencia, con humor, sobre lo que se le habían hinchado en el trayecto.

El príncIpe Carlos, con las manos hinchadas
El príncIpe Carlos, con las manos hinchadas

Por tanto, no hay de qué preocuparte. Al menos no por esto.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D