The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad
Gente

Lola Índigo confiesa, entre lágrimas, que padeció anorexia: «Estaba muy débil»

La joven cantante Míriam Doblas, conocida como Lola Índigo, ha revelado por primera vez sus graves problemas de alimentación

Lola Índigo confiesa, entre lágrimas, que padeció anorexia: «Estaba muy débil»

Lola Índigo en EH|Atresmedia

Lola Índigo ha hablado por primera vez de uno de los episodios más duros de su vida. La cantante, cuyo nombre real es Míriam Doblas, estuvo este martes en El hormiguero para presentar su nueva serie documental, La Niña, que se estrena en Prime Video el 13 de mayo.

En eta producción, la cantante, conocida por su paso por Operación Triunfo, muestra a los espectadores las distintas etapas por las que ha tenido que pasar para llegar al estrellato. Épocas que han sido mejores y peores. Y respecto a estas últimas, destacan sus problemas de alimentación. 

Lola Índigo confiesa, entre lágrimas, que padeció anorexia

Lola Índigo, de 30 años de edad, confesó en el programa de Pablo Motos que padeció anorexia cuando comenzó a bailar de forma profesional, ya que diversas personas le dijeron que si quería triunfar tendría que estar muy delgada.

«Yo nunca me había atrevido a venirme a vivir a Madrid. Antes de irme a China yo había estado dando mis clases y demás pero no me atrevía porque los castings a los que había venido me habían tirado por mi físico más de una vez . Sentía que no me iban a coger y no me iba a salir el trabajo. Entonces, me quedé en mi zona de confort. (…) En China me dijeron que si quería seguir trabajando tenía que estar delgada como un palillo y yo me lo creí», confesó, entre lágrimas.

Una parte de su vida de la que «nunca había hablado»: «Dejé de comer y tuve anorexia. Me di cuenta de que estaba enferma cuando pesaba cada cosa y me mataba de hambre. Estaba débil y no controlaba tanto mi movimiento. Me mareaba mucho».

Lola Índigo en El hormiguero
Lola Índigo en El hormiguero

Sus padres se preocuparon mucho

En aquella época, Lola índigo vivía en Los Ángeles, y sus padres, al verla en fotos, comenzaron a preocuparse, y con razón: «Se empezaron a preocupar porque se me veían en las fotos como un cambio físico muy fuerte. Yo soy una tía grande y a mí se me notaba un montón. Mis padres me dijeron que me viniera y que me iban a llevar a comer a sitios. Mientras tanto, la mayoría de los comentarios eran de «estás increíble» o «estás buenísima». Y claro, lo pones en una balanza y dices ¿qué me importa más?», confesó.

«Con mucho cariño y pasando un tiempecito en casa después de eso entendí que tenía que quererme un poquito más», aseguró sobre su recuperación.

Aunque ya está bien respecto al tema de la alimentación, sabe que no puede bajar la guardia: «Hay que estar siempre en alerta porque la persona que alguna vez ha sufrido esto tiene que estar alerta toda la vida».

Lola Índigo en El hormiguero
Lola Índigo en El hormiguero
Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D