The Objective
Publicidad
Internacional

Boluarte es nombrada presidenta de Perú tras el intento de autogolpe y la detención de Castillo

La Fiscalía de Perú ha detenido al expresidente, después de que este anunciase un gobierno de «excepción», disolviese las cortes y declarase un toque de queda

Boluarte es nombrada presidenta de Perú tras el intento de autogolpe y la detención de Castillo

La nueva presidente de Perú, Dina Boluarte. | Reuters

Después de un día de caos en la política de Perú, Dina Boluarte ha sido nombrada nueva presidenta del país. La exvicepresidenta de Pedro Castillo se ha convertido en la primera mujer en presidir el estado andino, durante una sesión especial en el parlamento limeño en la nueva líder del Ejecutivo ha jurado su cargo afirmando que «ha habido un golpe de Estado que no ha encontrado eco ni en las instituciones ni en la calle».

«Juro por dios, por la patria y por todos los peruanos que ejerceré fielmente el cargo de presidente de la república, que asumo de acuerdo con la Constitución, desde este momento hasta el 26 de julio de 2026″, ha expresado tras recibir la banda presidencial de manos del presidente del Congreso, José Williams Zapata.

«Defenderé la soberanía nacional, la integridad física y moral de la república y la independencia de las instituciones democráticas. Que cumpliré la con la Constitución y las leyes de Perú, reconociendo la libertad de culto y la formación moral de los peruanos», ha manifestado Boluarte con la mano en la Biblia.

«Esta difícil coyuntura nos pone a aprueba a todos los ciudadanos. Antes que política soy una ciudadana y una madre peruana que tiene pleno conocimiento de la responsabilidad que la historia pone en mis hombros», ha dicho posteriormente ya en su primer discurso como presidenta de Perú.

«Se ha producido un intento de golpe de Estado, una impronta promovida por el señor Pedro Castillo, que no ha encontrado eco en la instituciones de la democracia y la calle. Este Congreso, atendiendo al mandato constitucional, ha tomado una decisión y es mi deber actuar en consecuencia», ha recalcado.

En su primera intervención ante el Congreso como presidenta, Boluarte ha hecho un llamamiento «a la unidad de todos los peruanos», ganándose los aplausos del hemiciclo. «Nos corresponde conversar, dialogar, ponernos de acuerdo, algo tan sencillo, como tan impracticable en los últimos meses», ha lamentado.

«Convoco a un amplio proceso de diálogo entre todas las fuerzas políticas representadas o no en el Congreso», ha expresado Boluarte, quien ha pedido una «tregua política para instalar un gobierno de unidad nacional» y «el apoyo de la Fiscalía para entrar en las estructuradas corrompidas por las mafias».

Si bien a lo largo de los últimos meses Boluarte llegó a manifestar que en caso de Castillo fuera destituido por el Congreso, ella se iría con él, las últimas acciones del ya expresidente le han hecho cambiar de opinión y desde el primer momento se mostró tajante contra lo que ha definido como «un golpe de Estado».

Boluarte había compaginado su cargo como vicepresidenta de Perú con el de ministra de Desarrollo Social hasta que en noviembre de este año fue elegida Betssy Chávez nueva primera ministra.

Ahora ella tendrá que lidiar con un Congreso en el que no cuenta con una bancada y apenas aliados parlamentarios que le apoyen, después de que hace poco dejara de formar parte de Perú Libre, y que desde hace dos décadas se ha mostrado como un espacio ingobernable y hostil hacia todos los presidentes.

Detención de Castillo

Previamente, la Fiscalía de Perú ha detenido al destituido presidente Pedro Castillo en la sede de la Prefectura de Lima, a donde se ha dirigido junto a su familia y el exprimer ministro Aníbal Torres tras anunciar que disolvía el Congreso, decretaba un gobierno de excepción y convocaba nuevas elecciones legislativas.

La Policía Nacional de Perú ha publicado en su perfil de Twitter una fotografía de Castillo detenido en la que ha destacado que en cumplimiento de sus atribuciones descritas en el código policial han llevado a cabo este arresto.

Poco después de anunciar sus intenciones, la Fiscalía anunció medidas legales contra Castillo por haber roto el orden constitucional, y su responsable principal, Patricia Benavides, le recordó que «ninguna autoridad puede ponerse por encima de la Constitución» y que «debe cumplir con sus mandatos constitucionales».

El presidente Pedro Castillo custodiado en dependencias policiales.

Moción de censura en sesión extraordinaria

Momentos antes de la detención, el Congreso de Perú ha aprobado en sesión extraordinaria una moción de censura contra el destituido presidente Pedro Castillo por incapacidad moral, poco después de que este anunciara la disolución de la cámara y la convocatoria de nuevas elecciones legislativas. La votación ha quedado con 101 votos a favor de los 87 que necesitaba: de los 130 diputados apenas unos pocos de Perú Libre han votado en contra, ha informado la emisora peruana RPP.

El presidente, declaró, según recoge el diario peruano que tilda el movimiento de Castillo de «golpe de Estado»: «Convocar en el más breve plazo a elecciones para un nuevo Congreso con facultades constituyentes para elaborar una nueva Constitución en un plazo no mayor de nueve meses. A partir de la fecha y hasta que se instaure el nuevo Congreso se gobernará mediante decretos ley».

Castillo realizó el anuncio en un discurso a la nación en el que también ha precisado que habrá un toque de queda en el país desde las 22.00 horas (hora local) hasta las 4.00 de la mañana, según ha informado el diario La República.

«En atención al reclamo ciudadano a lo largo y ancho del país, tomamos la decisión de establecer un gobierno de excepción orientado a establecer el Estado de derecho y la democracia, a cuyo efecto se dictan las medidas: disolver temporalmente el Congreso de la República e instaurar un gobierno de emergencia excepcional», especificó.

El destituido mandatario peruano declaró también que todos aquellos ciudadanos que posean «armamento» ilegal deberán entregarlo a la Policía Nacional en un plazo máximo de 72 horas. Además, añadió durante su discurso que se reorganizará el sistema de justicia, según informó el diario El Comercio.

Los movimientos anómalos en el gobierno de Perú comenzaron la semana pasada con la dimisión del ministro de Defensa, Daniel Barragán, que presentó su renuncia de forma repentina a través de una carta enviada al presidente en la que se ha referido a «motivos personales» y ha agradecido a Pedro Castillo la oportunidad.

Desde ese momento las especulaciones sobre las causas que habrían conducido a la renuncia se dispararon, incluso diferentes congresistas ya habían conjeturado acerca de que Pedro Castillo estuviese preparando un golpe de Estado que Barragán no ha estado dispuesto a apoyar, algo que Castillo negó rotundamente y manifestó que su Ejecutivo no tiene intención de cerrar el Parlamento con el fin de evitar una moción de vacancia.

Varios ministros presentan su dimisión

Desde que Castillo anunciase la disolución de las cortes y la conformación de un gobierno de excepción, las fuerzas políticas del país, incluido el partido del presidente, han rechazado el movimiento del líder del Ejecutivo y han presentado su dimisión tanto el máximo dirigente de las Fuerzas Armadas como los ministros de Trabajo, Alejandro Salas, de Cultura, Silvana Robles, de Exteriores, César Landa, de Economía, Kurt Burneo, y de Educación, Rosendo Serna.

«Condeno enérgicamente este autogolpe de Estado e invoco a la comunidad internacional a ayudar a reencauzar la democracia en Perú. Castillo tomó esta decisión sin mi conocimiento ni apoyo», ha remarcado Landa en Twitter.

En esa línea se ha manifestado el embajador peruano en Naciones Unidas, Manuel Rodríguez Cuadros, quien ha renunciado al cargo «por el golpe de Estado producido en Perú», o el ministro de Justicia, Felix Chero Medina, quien «respetuoso de la institucionalidad», ha dejado el cargo «irrevocablemente».

«Habiéndose vulnerado el Estado de derecho y en la línea con mis principios democráticos, presento mi renuncia irrevocable al cargo de ministro de Economía y Finanzas», ha anunciado también el hasta ahora titular de la carera, Kurt Burneo.

Los peruanos toman la calle

Cientos de manifestantes han salido a las calles de la capital de Perú, Lima, este miércoles después de que el Congreso haya aprobado la destitución del presidente peruano Pedro Castillo.

Con una fuerte presencia policial, decenas de manifestantes se han congregado frente al Congreso en la avenida Abancay con banderas peruanas, pancartas y bocinas para celebrar la destitución de Castillo en una marcha que fue anunciada el martes con el nombre «Toma de Lima».

La comunidad internacional condena el intento de golpe

El Gobierno ha condenado el intento de golpe de Estado en el país andino, «España condena firmemente la ruptura del orden constitucional en Perú y se congratula por el restablecimiento de la normalidad democrática».

«España siempre estará del lado de la democracia y la defensa de la legalidad constitucional», ha añadido el Ejecutivo en un comunicado enviado a la prensa.

Además, la Embajada de España en Perú ha recomendado a los ciudadanos españoles que eviten acercarse a las zonas donde se están llevando a cabo concentraciones en Perú y limitar los desplazamientos «al mínimo imprescindible».

«A la vista de los recientes acontecimientos», tras la orden del presidente Pedro Castillo de disolver el Congreso y la posterior detención del mandatario, la Embajada ha instado a los españoles a estar «atentos a la evolución de la situación».

El Consulado español en Lima mantiene un teléfono de emergencias 24 horas para casos excepcionales, en que haya «grave riesgo para la vida o la salud de las personas».

Por su parte, el gobierno de Estados Unidos exhortó al presidente peruano a «revertir» la disolución del Congreso. «Estados Unidos insta enfáticamente al presidente Castillo a revertir su intento de cerrar el Congreso y permitir que las instituciones democráticas de Perú funcionen según la Constitución», tuiteó la embajadora en Lima, Lisa Kenna. 

«Alentamos al público peruano a mantener la calma durante este tiempo incierto», añade. Además, la Administración Biden ya ha comenzado a dirigirse a Pedro Castillo como el «expresidente», después de su detención en Lima.

Además, distintos Gobiernos latinoamericanos han expresado este miércoles su preocupación por la grave crisis política que vive Perú .

«Argentina lamenta y expresa su profunda preocupación por la crisis política que atraviesa la hermana República de Perú, y hace un llamamiento a todos los actores políticos y sociales a que se resguarden las instituciones democráticas, el estado de derecho y el orden constitucional», ha expresado en un mensaje en su perfil de Twitter la cancillería argentina.

En la misma línea se ha expresado el Ministerio de Exteriores ecuatoriano, que también ha hecho un llamamiento en la citada red social a los actores políticos para que se mantenga «el Estado de Derecho y la democracia».

Por su parte, el Gobierno brasileño ha emitido un comunicado en el que asegura que sigue «con preocupación» la situación en el país y en el que recalca que las medidas adoptadas por Castillo son «incompatibles con el marco constitucional», por lo que representan «una violación a la vigencia de la democracia y el Estado de derecho».

También ha reaccionado el Gobierno chileno, que a través del Ministerio de Exteriores ha sentenciado en un comunicado que confía en que la crisis que afecta «a un país hermano» se pueda resolver «a través de mecanismos democráticos».

México suspende la cumbre de la Alianza del Pacífico

El ministro de Exteriores mexicano, Marcelo Ebrard, ha anunciado que la cumbre de la Alianza del Pacífico, cuya celebración estaba fijada para el próximo 14 de diciembre en Perú, se suspende ante la moción de censura aprobada contra su presidente Pedro Castillo.

«Dados los últimos acontecimientos en Perú, se ha convenido posponer la Cumbre de la Alianza del Pacífico que tendría verificativo el próximo 14 de diciembre en la Ciudad de Lima. Les mantendré informados», ha indicado en su perfil oficial de Twitter.

Ebrard también ha destacado en otro mensaje en la misma red social que «México lamenta los últimos acontecimientos en Perú». «Hace votos por el respeto a la democracia y a los Derechos Humanos en bien de ese entrañable pueblo hermano», ha agregado.

La reunión de mandatarios del grupo, que está integrado por Colombia, Chile, México y Perú, iba a celebrarse entre los días 24 y 25 de noviembre en México, pero fue suspendida dado que Castillo no pudo salir de Perú en el marco de la investigación en su contra por corrupción.

Estaba previsto que México entregara así la Presidencia ‘pro tempore’ que ejerce desde 2018 y que Costa Rica, Ecuador y Honduras se sumen al grupo, fundado en 2011.

La moción de censura

El Congreso de la República de Perú notificó el pasado viernes al presidente del país, Pedro Castillo, que el miércoles, 7 de diciembre, se celebraría el debate sobre la moción de censura presentada en su contra.

El Parlamento peruano aprobó el pasado jueves someter a debate la moción de censura presentada por la oposición contra el presidente Castillo, quien habría afrontado su tercera moción al frente de la Jefatura de Gobierno.

Con 73 votos a favor, 32 en contra y seis abstenciones, el pleno del Congreso de la República admitió a trámite la moción de censura contra el mandatario.

La primera moción de vacancia presentada contra Castillo obtuvo tan solo el apoyo de 46 diputados y no llegó ni siquiera a ser debatida en el pleno. El segundo intento recabó 76 votos a favor, aunque en la votación final solamente pudo reunir 55 apoyos, lejos de los 87 necesarios.

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D