La Fiscalía peruana investiga a las constructoras asociadas con Odebrecht

Economía y capital

La Fiscalía peruana investiga a las constructoras asociadas con Odebrecht
Foto: ENRIQUE CASTRO-MENDIVIL

Varias empresas peruanas que han estado asociadas a la constructora brasileña Odebrecht están siendo investigadas debido a una presunta implicación en el caso Lava Jato, tal y como ha destapado el fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, en unas declaraciones publicadas.

«Desde hace dos meses se está investigando a las firmas socias por estar implicadas en el caso Lava Jato«, ha explicado Sánchez en una entrevista con el diario Perú 21. El fiscal ha añadido que no puede dar más detalles sobre el caso contra las empresas asociadas a Odebrecht, entre ellas Graña y Montero, la mayor constructora de Perú.

El Congreso incluyó, el viernes pasado, a las demás empresas peruanas socias de Odebrecht en una norma que retiene preventivamente sus ganancias para garantizar el pago de las indemnizaciones por corrupción. Además, la fiscalía peruana interrogó durante cinco horas, el pasado jueves en Brasil, al empresario Marcelo Odebrecht. «Odebrecht ha respondido a todas las preguntas del Ministerio Público», dijo el coordinador de la Fiscalía de Lavado de Activos de Perú, Rafael Vela, a la salida de la sede de la Policía Federal en la ciudad brasileña de Curitiba, donde el empresario está encarcelado por presuntos pagos irregulares a políticos en Perú.

El exejecutivo fue interrogado sobre una serie de anotaciones que las autoridades encontraron en su agenda con las siglas «AG» y «OH», que la Fiscalía peruana considera que hacen referencia a los expresidentes Alan García y Ollanta Humala.

Odebrecht ha admitido el haber realizado pagos ilícitos de 29 millones de dólares en Perú entre 2005 y 2014, durante las gestiones de Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala, en el denominado caso «Lava Jato», que ha significado un fuerte golpe, no solo para Brasil, sino para todo el continente.

Alejandro Toledo fue acusado de haber recibido 20 millones de dólares, junto con Humala y su esposa, que cumplen prisión preventiva de 18 meses por presuntamente haber recibido 3 millones de dólares de Odebrecht para su campaña presidencial de 2011. En el primer interrogatorio que realizó la fiscalía peruana en mayo, Marcelo Odebrecht reconoció los pagos a Humala, haciendo referencia a la ayuda que se le dio al brasileño Partido de los Trabajadores (PT).

Las autoridades peruanas tratan de averiguar cual es el paradero de los 29 millones de dólares. «Si no revelamos completamente todo, será un desastre. Y no vamos solo a revelar la verdad en un país, sino en todos, porque Odebrecht es una empresa global», ha subrayado el abogado estadounidense, Edward García.