La inesperada reacción de Kit Harington al leer el final de 'Juego de tronos'

Cultura

La inesperada reacción de Kit Harington al leer el final de 'Juego de tronos'
Foto: Juego de Tronos/HBO

HBO ha estrenado esta semana el documental La última guardia en el que desvela la preparación de la octava temporada de Juego de tronos. En dos horas de imágenes inéditas, la cadena desentraña los detalles detrás de las cámaras de la última entrega de la serie más premiada de la televisión. Aviso: este artículo contiene spoilers.

Uno de los momentos más difundidos es la reacción de Kit Harington, el actor que interpreta a Jon Nieve, cuando lee el destino final de Daenerys Targaryen, a la que da vida la británica Emilia Clarke.

Antes del estreno de la temporada, sí se había hecho público que Harington no había querido leer el guión cuando le llegó a su casa, sino que prefería hacerlo en la primera lectura con todos los actores. Así, Jon Nieve era el único que no sabía que iba a ser el encargado de matar a Dany, su reina, tía y amante, en el último capítulo de la temporada para evitar su deriva autoritaria. La reacción del actor fue de shock, se lleva las manos a la cabeza y se echa a llorar.

Al otro lado de la mesa, Clarke, que ya sabía que suerte corría su personaje, le sonríe y asiente resignada con la cabeza, mientras que Sophie Turner, quien interpreta a Sansa Stark, le mira de reojo y sonríe de forma irónica. La escena termina con los aplausos de todo el equipo.

El documental, que tiene el objetivo de cerrar una época después de ocho años y 73 capítulos, permite a los seguidores ver cómo es la grabación detrás de las cámaras y conocer detalles del equipo técnico o de los extras. Tienen una mención especial los estilistas de las pelucas de Daenerys, el actor que interpreta al Rey de la Noche y se emociona cuando alguien le pide un autógrafo, las dificultades para grabar la gran batalla contra los muertos que obligaba a los actores a no respirar o cómo la dirección trató de engañar a los fans mandando a los actores a enclaves donde no tenían que rodar solo para despistar.

El final de la última temporada dejó muchos cabos sueltos, muchos seguidores enfadados con los guionistasDavid Benioff y Dan Weiss— y muchas ganas de que George R. R. Martin termine de escribir los libros.