Los dinosaurios, a diferencia de lagartos y serpientes, no sabían sacar la lengua

Sociedad

Los dinosaurios, a diferencia de lagartos y serpientes, no sabían sacar la lengua
Foto: Universal Pictures

Los dinosaurios siempre han tenido una imagen feroz, y parte de la culpa de esta apariencia la ha tenido el movimiento de sus lenguas. Ahora, sin embargo, esa faceta se derrumba: los dinosaurios, de acuerdo con un nuevo estudio, no podían moverla. A diferencia de los lagartos o las serpientes, sus lenguas quedaron ancladas a la boca como ocurre en algunas clases de caimán. Los investigadores llegaron a esta conclusión tras comparar los huesos hioides –situados debajo de la lengua– de las aves y los cocodrilos con los de los dinosaurios.

“A menudo se pasan por alto las lenguas de las especies”, dice el profesor Zhiheng Li, doctorado en la Escuela de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Texas, en unas declaraciones recogidas por el portal especializado Futurity. “Sin embargo, proporcionan información fundamental sobre el estilo de vida de ciertos animales”.

Por esta razón, los autores compararon los huesos de dinosaurios, pterosaurios y caimanes extintos con los de aves y caimanes modernos. Tomaron imágenes y las analizaron en la Jackson School de Texas. Los fósiles, que procedían fundamentalmente del noreste de China, revelaron una verdad: los huesos hioides de los dinosaurios, igual que los de los caimanes y cocodrilos, eran cortos, simples y estaban conectados a una lengua prácticamente inmóvil.

La profesora Julia Clarke, de la Jackson School, defiende que muchas de las representaciones que hemos hecho sobre los dinosaurios se han realizado “de manera incorrecta” durante “mucho tiempo”. Además, fue la misma experta quien, en un estudio anterior, descubrió que los dinosaurios eran capaces de emitir sonidos como arrullos, que en nuestros tiempos reproducen animales como las avestruces.