Los laboristas británicos reclaman elecciones anticipadas para "salir del bloqueo" del Brexit

Economía y capital

Los laboristas británicos reclaman elecciones anticipadas para "salir del bloqueo" del Brexit
Foto: PHIL NOBLE| Reuters

Celebración de elecciones legislativas anticipadas: esa es la petición del Partido Laborista, principal formación de la oposición de Reino Unido, para desbloquear la situación política derivada del Brexit. Así lo ha anunciado este jueves su líder, el izquierdista Jeremy Corbyn.

Los diputados británicos se encuentran en el momento de debatir el acuerdo de salida de la Unión Europea. Durante 17 meses el ejecutivo de Theresa May ha negociado un texto con Bruselas, cuya ratificación se votará el próximo martes. Todo apunta a que será rechazado, ya que el pacto actual no convence ni a euroescépticos, ni a proeuropeos.

Corbyn ya había declarado que los laboristas votarían en contra de este «mal acuerdo». Ahora, a pocos días de la votación, ha propuesto que, «si el Gobierno no logra que se apruebe este texto extremadamente importante, deberían convocarse elecciones lo antes posible». Asimismo, podrían intentar una moción de censura si el Parlamento rechaza el pacto de May y no se convocan nuevos comicios.

«Para salir del bloqueo, unos comicios no son solo la opción más realista, sino también la opción más democrática», ha declarado Corbyn. La aspiración del líder laborista es hacerse con la victoria de esas hipotéticas elecciones y «negociar un mejor acuerdo (de Brexit) para Reino Unido», que cuente con el apoyo del Parlamento y del país. De esta forma rechaza la posibilidad de un Brexit sin acuerdo, cuyas consecuencias para el país se preven catastróficas.

El líder laborista también ha dejado la puerta abierta a una ampliación del Artículo 50 del Tratado de la UE, que regula la salida de un país miembro. Esta medida retrasaría la fecha del Brexit, fijada para el 29 de marzo. Si los laboristas llegasen al poder, ha explicado su líder, «se necesitaría tiempo» para renegociar con Bruselas, que hasta ahora ha rechazado toda renegociación con Londres.

Corbyn ha insistido en que la solución a la situación de Reino Unido son unas elecciones anticipadas y no la celebración de un segundo referéndum sobre el Brexit, reclamado por muchos de sus compañeros de partido. Aún así, ha asegurado que mantiene «todas las opciones sobre la mesa».

Desde el referéndum de 2016, las divisiones políticas en Reino Unido son evidentes, incluso dentro del Partido Laborista. Sobre este tema, Corbyn se ha mostrado convencido de que, si llega al poder, logrará reconciliar a los dos bandos en torno a intereses comunes.

El líder laborista, situado en el ala más izquierdista del partido, ha expresado que «la verdadera fractura en el país no está entre quienes votaron por permanecer en la UE y quienes votaron por salir», sino entre los trabajadores y una «élite» desconectada de la realidad social. Para él,»la verdadera solución es transformar Reino Unido para trabajar en el interés de la amplia mayoría, impugnando el poder arraigado de una élite privilegiada».