La ministra Montero afirma en el Senado que los Presupuestos de 2018 son de "tránsito"

Economía y capital

La ministra Montero afirma en el Senado que los Presupuestos de 2018 son de "tránsito"
Foto: Juan Carlos Hidalgo

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha señalado este lunes en el Pleno del Senado que el proyecto de ley de Presupuestos de 2018 «son de pasado y no de futuro» y ha recalcado que son de «tránsito» y que el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez los asumirá por «responsabilidad». «No es el que compartimos», ha dicho bajo las protestas continuas del grupo parlamentario del PP, que ha interrumpido el discurso de la ministra en varias ocasiones.

Montero ha criticado que las cuentas aprobadas por el Gobierno del PP sean las de los recortes y no las de la innovación y ha incidido en que el PSOE los asume porque son solo «un tránsito y un paréntesis para que no se paralice el país». Ha dicho que el Ejecutivo también podría retirar el proyecto actual pero que ello solo llevaría a aprobar en el último trimestre del año otros presupuestos para el 2019 «tan magníficos como eficaces» pero que estarían en vigor junto con las cuentas prorrogadas de 2017, que son peores que las de 2018.

La nueva ministra se ha enorgullecido de dar su primer discurso tras la toma de posesión en el Senado, la Cámara que da más «realce a la representación territorial de las Comunidades Autónomas».

Durante la jornada, el grupo del PP en la Cámara Alta ha presentado 19 enmiendas parciales al proyecto presupuestario de 2018 por un total de unos 35 millones de euros, que se detraen de partidas relacionadas con el País Vasco. Solo tres de las 19 enmiendas parciales presentadas por el PP incluyen cambios en las dotaciones económicas y las tres causan baja en partidas relacionadas con el País Vasco (el PNV fue clave para la aprobación de las cuentas). La más cuantiosa es una enmienda que prevé la dotación de 26,6 millones de euros para financiar, mediante convenios con comunidades autónomas, programas para mejorar el transporte público en zonas despobladas que evita brechas con las zonas urbanas, una iniciativa que causa una baja por el mismo importe en una partida del Servicio Vasco de Empleo.