The Objective
Publicidad
Sociedad

Seis de cada 10 niños han presentado dificultades de aprendizaje el último año

El 57% de los progenitores españoles declara que han observado carencias en el aprendizaje en sus hijos y han tenido que asistir a clases particulares

Seis de cada 10 niños han presentado dificultades de aprendizaje el último año

Foto: Annie Spratt|Unsplash

GoStudent, plataforma EdTech de clases particulares online presenta su primer informe de educación abordando el aprendizaje en tiempos de pandemia. El estudio se ha llevado a cabo en 2021 con 12.000 adultos y niños de España, Alemania, Austria, Francia, Italia, Países Bajos y Reino Unido. Casi la mitad de los niños españoles en edad escolar (el 48%) ha recibido clases particulares en algún momento, sobre todo por presentar problemas en alguna asignatura; la tasa más elevada en Europa. España destaca como el país que más recurre a clases particulares. Son muchos los padres que no encuentran diferencia alguna entre las clases de tipo online y presencial. Matemáticas e Inglés son las materias que más dificultades generan a estos niños.

Algunos datos clave respecto a los niños españoles que se rescatan del estudio son:

-El 61% ha sufrido la falta de interacción social.

-El 31% ha tenido dificultades para concentrarse en entornos online.

-El 14% ha recibido clases particulares en formato digital.

ThomasPark
Foto: Thomas Park | Unsplash

También es reseñable que los padres, con un 79%, son los más involucrados en la educación de sus hijos, diez puntos por encima de la media europea. Juanma Rodríguez Jurado, country manager de GoStudent en España, apunta que nuestro país ha tenido muy buenos indicadores en el informe, entre otros aspectos, por la alta involucración de los padres en el aprendizaje de sus hijos.

Jessica Moyano Luque, pedagoga y educadora infantil, recuerda que las restricciones padecidas en el modo de interacción, relación y convivencia, afectaron a las relaciones sociales y de gran grupo en todos los ámbitos vitales.

La pedagoga confirma que las fuentes de conocimiento han pasado a ser mayoritariamente tecnológicas, sesgando el acceso a la información de aquellas familias que no disponen de los recursos físicos necesarios. Sostiene, del mismo modo, que se priva a los niños del entramado de relaciones e interacciones sociales que acontecen y caracterizan el quehacer diario en la escuela, esto es, el estudio y las dificultades de aprendizaje en algunos niños en el último año.

Un conveniente refuerzo con las clases particulares

Alma García, psicopedagoga y formadora con base en neurociencia sobre el desarrollo psicoemocional, motórico y cognitivo en la infancia y juventud, asevera que en lo que respecta a problemas de aprendizaje, no solo deben asociarse al leer, escribir o calcular, dejando fuera aspectos de tipo social o emocional como los miedos y la ansiedad.

La experta recuerda que con la dictadura franquista en nuestro país existió una interrupción que causó que esa generación se quedase sin estudios superiores. Los abuelos europeos pudieron ir a la Universidad, algo que en España fue poco común. Esto conllevó que muchos progenitores actuales no contasen con las directrices ni experiencia de sus padres en ese sentido.

García conviene que muchos padres hacen uso de las clases particulares mientras ellos están trabajando para que sus hijos puedan repasar lo aprendido en el colegio o en lo que tienen más dudas.

KellySikkema Unsplash
Foto: Kelly Sikkema | Unsplash

Respecto a la opción online, la psicopedagoga señala que hacerlo en solitario y puntualmente con gente que guíe adecuadamente es una buena opción. Y suma que mejorar las habilidades sociales comienza por hacerse con las vivencias internas, esto es, con salidas a la naturaleza, incrementando así la seguridad, paz, con ansias de explorar y reconectar con todo lo demás, porque «sin naturaleza no hay salud y sin salud no hay aprendizaje».

Las materias abstractas suelen ser vistas como las más difíciles, como se ha señalado en el informe, Matemáticas e Inglés. Una afirmación de Mauro Santos, educador social y director del centro NENOOS en Ourense y Lugo Sur, en Galicia, quien soporta que, siendo el profesorado conocedor de ello, continúan impartiéndose de un modo demasiado teórico. Ante esto, el experto en educación confirma que se aprende mejor con el juego y comprobando la aplicación al uso cotidiano.

Santos declara que salvo en casos específicos por dificultades de aprendizaje no deberían ser tan recurridas las clases particulares. No obstante, revela que esto tiene lugar por currículums poco alineados con la realidad madurativa y evolutiva de los niños, metodologías poco activas o la falta de conciliación laboral y familiar. Por otro lado, suma que se busca mejorar los resultados académicos, normalmente destacando un objetivo inquebrantable y no tanto el aprendizaje significativo como debiera.

KuanishReymbaev Unsplash
Foto: Kuanish Reymbaev | Unsplash

El director de NENOOS resalta la percepción positiva de las clases online respondiendo al avance de las nuevas tecnologías empujada por la pandemia. Según Santos, este tipo de clases, propuestas de un modo dinámico y lúdico, se presentan como una gran opción de refuerzo para las familias «siempre y cuando se democratice el acceso a Internet y las TICS (Tecnologías de la información y la comunicación)».

Con los aspectos que han visto la luz a tenor del estudio de educación, Mónica Caínzos, psicóloga y orientadora escolar, no quiere dejar de subrayar desde su conocimiento como profesional, la detección de serias dificultades a nivel comunicativo el último año, especialmente a consecuencia de la implantación de las mascarillas y la gestión emocional, especialmente en el grupo adolescente.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D