The Objective
Publicidad
Sociedad

Monitores de glucosa: la nueva moda que triunfa entre los que aún no tienen diabetes

Estos biosensores permiten personalizar la alimentación para prevenir patologías como la obesidad, la diabetes o las enfermedades cardiovasculares

Monitores de glucosa: la nueva moda que triunfa entre los que aún no tienen diabetes

Un dispositivo medidor continuo de glucosa | Paul Grover

Los monitores para medir la glucosa, instrumentos imprescindibles para el tratamiento de las personas con diabetes, están revolucionando el mundo de la nutrición. La comodidad y las numerosas aplicaciones prácticas que poseen estos aparatos los han convertido en una herramienta enormemente útil también entre quienes están libres de patologías. Por eso, cada vez son más personas sanas y sin problemas de glucosa, las que los están usando con el objetivo de controlar su alimentación y adaptar la dieta a sus necesidades nutricionales.

¿Qué es la monitorización continua de glucosa?

La monitorización continua consiste en la medición de la glucosa de nuestro organismo a lo largo de las 24 horas del día. Esta tarea se lleva a cabo mediante la utilización de un dispositivo circular, que se coloca sobre la piel a modo de parche y que posee un pequeño catéter que penetra hasta su interior, y otra pieza que recibe y registra los resultados, en la que se pueden observar los valores detectados por el dispositivo.

La principal ventaja de esta tecnología es que permite conocer el nivel de glucosa en todo momento. Además, es capaz de predecir si la glucosa aumentará, disminuirá o se mantendrá estable en los próximos minutos, lo que resulta fundamental para prevenir los picos provocados por las bajadas (hipoglucemia) o las subidas (hiperglucemia). Los dispositivos más modernos ya disponen de sistemas de alarma que avisan con antelación del riesgo de hiper o hipoglucemias, lo cual permite anticiparse y tomar medidas antes de que se produzcan. La duración del sensor oscila entre los siete y los 14 días en función del modelo, debiendo ser sustituido una vez agota su vida útil.

La revolución de la glucosa

Jessie Inchauspé, conocida como la «gurú de la glucosa», es una matemática y bioquímica francesa que se ha convertido en una auténtica eminencia en este campo. Sin ser diabética, decidió llevar un monitor durante dos años para comprobar los efectos de todo lo que comía en sus niveles de glucosa y poder evitar así los síntomas provocados por los picos de bajadas y subidas. Tras una exhaustiva investigación, Inchauspé hizo del control de la glucosa toda una filosofía de vida, iniciando un movimiento que cada vez tiene más adeptos.

Reconvertida en influencer, la experta creó la conocida cuenta de Instagram @glucosegoddess. En ella se encarga de dar a conocer la importancia e influencia que tiene la glucosa en nuestra vida cotidiana, y ya cuenta con casi un millón de seguidores. Ahora, todo lo que ha aprendido a lo largo de estos años ha sido recopilado en un libro, considerado como una especie de biblia sobre la materia, La revolución de la glucosa. Se trata de un decálogo donde resume los conocimientos adquiridos durante su investigación y en el que aporta trucos y estrategias para evitar los picos de glucosa.

«Una nueva era en la salud»

Una de las impulsoras de esta corriente es Beatriz Larrea, experta en nutrición y pionera en el uso de los monitores de glucosa en España. Larrea cuenta a THE OBJECTIVE que decidió iniciar esta práctica y ponerse el dispositivo hace dos años porque, «como nutricionista, estaba harta de las modas que decían que prácticamente todo era malo y engordaba», ya que «no había ninguna evidencia científica que fundamentara estas afirmaciones».

Para rebatir estos argumentos con datos e información real, la especialista, inspirada en las prácticas de los doctores de Estados Unidos, comenzó una investigación desde cero para averiguar «cuáles era los rangos de glucosa óptimos en personas sanas». Una iniciativa que, asegura, «fue muy atacada por la gran mayoría de nutricionistas». Sin embargo y, a pesar de la reticencia del colectivo, esta técnica «se puso de moda».

Larrea considera que los monitores de glucosa «son una gran herramienta para combatir las causas de la resistencia a la insulina, lo que a su vez permite prevenir la aparición de diabetes tipo 2», que se está convirtiendo en una pandemia a nivel mundial. Además, destaca la inmediatez y la capacidad de información de este dispositivo: «Puedes comprobar en tiempo real lo que sucede en tu cuerpo al ingerir cualquier alimento», una ventaja que «genera mucha consciencia sobre lo que uno está consumiendo y que permite regular la dieta en función de las necesidades individuales».

Por otra parte, aclara que no recomienda el uso del sensor durante más de un mes, el tiempo que estima necesario para comprobar «cómo reaccionan los niveles de glucosa en el cuerpo», porque, «el mismo alimento puede provocar efectos muy diferentes en las personas», apunta.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la obesidad se ha casi triplicado en todo el mundo desde el año 1975. Como consecuencia, actualmente más de 1.900 millones de adultos de 18 o más años tienen sobrepeso, de los cuales, más de 650 millones son obesos.

La nutricionista vaticina que la generalización de esta innovadora práctica es la antesala a «una nueva era en la salud», donde estos biosensores van a permitir «personalizar la alimentación» para prevenir patologías como la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y, por supuesto la obesidad.

El monitor permite «conocer mejor tu cuerpo»

«La experiencia ha sido increíble», comenta a este diario Mischka Capriles, que lleva el monitor de forma habitual. Capriles es cofundadora y directora de contenidos de Lamarca Well, una plataforma de bienestar orientada a la promoción de la vida sana. Y además es propietaria de un restaurante de comida saludable, un gimnasio y una tienda de bienestar en Madrid, por lo que «siempre estoy al día de las últimas tendencias y de las nuevas tecnologías en el ámbito de la salud y la nutrición», afirma. Fue gracias a esta vinculación con la actualidad que descubrió el monitor de glucosa continuo y, desde entonces, lo ha incorporado a su vida cotidiana.

Los resultados fueron tan positivos que la empresaria decidió comercializar el producto en su establecimiento, y garantiza que «gracias a este dispositivo puedes conocer mejor tu cuerpo y aplicar lo mejor para tu salud personalizando la dieta». De esta forma, la información proporcionada por el sensor le ha permitido descubrir que «productos que antes creía que eran muy perjudiciales, como el vino, resulta que no me disparan los picos de glucosa como pensaba», al contrario que el plátano, que «me provoca picos muy fuertes».

Capriles subraya que el monitor también le ha revelado «la importancia del orden y el momento en el que se ingieren los alimentos», ya que los picos de glucosa varían dependiendo de múltiples factores como «el horario o el estado de ánimo», y defiende que «los monitores de glucosa no solo son útiles para los diabéticos». La experta en salud cree que esto es solo el principio, y que en los próximos años «van a surgir tecnologías capaces de medir muchísimos otros parámetros además de la glucosa».

Una herramienta orientada a la prevención

«Este sistema ya no solo va dirigido a personas con diabetes», señala en declaraciones a THE OBJECTIVE el doctor Carlos Enrique Rodríguez Jiménez, endocrinólogo y uno de los mayores expertos en nutrición de España. Discípulo de Gregorio Marañón, el especialista opina que es «muy interesante y positivo» el uso de esta clase de dispositivos por parte de personas no diabéticas.

El doctor resalta la importancia de esta tecnología en el ámbito de la prevención, instando incluso a la Seguridad Social a involucrarse en su promoción, ya que «este tipo de medicina es más barata que la curativa». En este sentido, argumenta que, desde el punto de vista de la salud, «es infinitamente mejor controlar posibilidades de enfermar, que tratar enfermedades con un cuerpo deteriorado en menor o mayor porcentaje». Además, Rodríguez aboga por la inclusión de este tipo de herramientas en «un programa general de medicina preventiva».

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D