Publicidad

Medio Ambiente

La contaminación acústica producida por el hombre también afecta a la vida de los océanos

La contaminación acústica producida por el hombre también afecta a la vida de los océanos
Johnny Chen Unsplash

La contaminación acústica producida por los seres humanos y su impacto en el medio ambiente también puede afectar a los animales marinos de forma negativa. Así lo ha demostrado un estudio publicado en la revista Science«El paisaje sonoro de los océanos en el Antropoceno», que plantea que es un elemento de presión más sobre los ecosistemas marinos, pero que, a diferencia de otros, como la emisión de dióxido de carbono, podría reducirse si las fuentes de dicha contaminación acústica se eliminaran.

Por qué es importante: a lo largo de la evolución, muchos organismos marinos han aprendido a depender de la producción, transmisión y recepción de sonido como aspectos clave de sus vidas. Estos comportamientos biológicos están siendo amenazados por lo que la comunidad científica denomina «cacofonía del entorno marino», dado que los sonidos producidos por el ser humano son cada vez más ruidosos y persistentes. 

En los últimos siglos, las sociedades humanas han ido alterando progresivamente los océanos mediante la introducción de la pesca, las embarcaciones, la construcción costera o los pozos de petróleo, entre otras cosas; pero ha sido recientemente cuando la contaminación acústica en los océanos ha empezado a cobrar el mismo protagonismo que la contaminación acústica que se vive en tierra.

La revista Science asegura haber encontrado evidencia de que «el ruido antropogénico afecta negativamente a la vida de los animales marinos», especialmente de los mamíferos marinos pero también de peces, invertebrados, aves marinas e incluso reptiles. El ruido de los buques, los aparatos de detección submarina como el sónar y las tecnologías de «acoso acústico» para mantener alejados a los animales de ciertas áreas, todo ello afecta a la vida marina y así lo respalda la evidencia.

Ahora bien, aunque hay pruebas de que el ruido perjudica la capacidad auditiva de los animales y genera cambios psicológicos y conductuales en los mismos, existe muy poca evidencia que demuestre que dicha contaminación acústica incremente la mortalidad de los animales marinos o les impida depositar sus larvas.

Por último, desde la revista científica advierten del riesgo de estos hechos y llaman a la acción: «La evidencia recogida aquí alienta a las instituciones nacionales e internacionales a tomar medidas más ambiciosas a la hora de mitigar el sonido en el ecosistema marino y de mejorar la gestión humana de los paisajes sonoros submarinos, para así mantener al océano sano», señalan desde la publicación.

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D