The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Francia

SOS Mediterráneo reanuda el rescate de migrantes en el Mediterráneo

Foto: Maghweb | SOSMEDITERRANEE

La oenegé SOS Mediterráneo, en colaboración con Médicos Sin Fronteras (MSF), vuelve al mar siete meses después de la inmovilización de su buque Aquarius para socorrer a los migrantes naufragados en el Mediterráneo central, pese a la negativa de los puertos europeos a aceptar a los barcos humanitarios.

El barco Ocean Viking se dirige desde el 18 de julio con bandera noruega “hacia el Mediterráneo para liderar una nueva campaña de búsqueda y rescate en el Mediterráneo central” -la ruta marítima migratoria más mortífera-, ha anunciado SOS Mediterráneo en un comunicado.

“El barco patrullará en el Mediterráneo central, ahí de donde proviene el mayor número de llamadas de auxilio, pero sin entrar jamás en las aguas territoriales libias”, ha precisado Frédéric Penard, director de operaciones de la oenegé, a AFP.

“Nuestra presencia en el mar es para salvar vidas, esperamos que los Estados van a comprendernos y unirse a nosotros, pues no hay otra solución en el Mediterráneo central”, ha insistido. “Decir que son los barcos de salvamento los que incitan las travesías es falso. Incluso sin barcos, las salidas continúan y se reportan numerosos naufragios”.

Al menos 426 personas han muerto intentando atravesar el mar Mediterráneo desde principios de año, según el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). El último naufragio conocido frente a las costas de Túnez, causó 60 muertos.

Al cabo de casi tres años en el mar, el Aquarius, que rescató a 30.000 migrantes, tuvo que cesar sus actividades en diciembre de 2018, tras ser privado de su bandera de Gibraltar y después de Panamá.

El Ocean Viking que toma el relevo, de 69 metros de eslora, fue construido en 1986 para asistencia de plataformas petroleras. Más de una treintena de personas irán a bordo. La capacidad de acogida no fue precisada pero se trata de un barco “concebido para permanecer estable en el mar”, ha señalado SOS Mediterráneo. Cada día en el mar cuesta 140.000 euros, según la oenegé que hace un llamamiento a donativos.

La nueva campaña comenzará casi un mes después del arresto del Sea Watch 3, barco fletado por la oenegé alemana Sea Watch, y de su capitana Carola Rackete en Sicilia, un aviso de las autoridades italianas a los barcos humanitarios a los que acusa de ayudar a la inmigración ilegal.