Tres escenarios en los que el pronóstico económico puede pasar de malo a peor, según el FMI

Economía y capital

Tres escenarios en los que el pronóstico económico puede pasar de malo a peor, según el FMI
Foto: Justin Tallis

Las últimas previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI) para la economía mundial son malas, con una contracción mundial del 3% prevista para 2020, pero los economistas del organismo describieron tres formas en que esto podría ser peor.

Un confinamiento más largo 

El pronóstico actual del FMI prevé un escenario en el que la pandemia del coronavirus esté controlada para la segunda mitad de este año y la economía mundial pueda reiniciar su actividad normal.

Si las medidas de contención se extienden un 50% de tiempo más que la línea de base, causando un mayor desempleo y más quiebras de empresas, el crecimiento global podría ser 3 puntos porcentuales más bajo, para una disminución del 6% este año y una recuperación más débil en 2021. 

Un nuevo brote en 2021

En el segundo escenario, hay un nuevo brote de coronavirus el próximo año equivalente aproximadamente a dos tercios del ocurrido en 2020, lo que deja secuelas económicas dos veces mayores que en el primer escenario.

En esa situación, los países tendrán una capacidad limitada para desplegar más medidas de gasto, por lo que el PIB mundial sería casi un 5% inferior a la línea de base esperada en 2021.

Por lo tanto, en lugar de un repunte global de un 5,5% proyectado para el próximo año, habría un incremento de apenas 0,8%. 

Doble golpe 

El tercer escenario supone que sucedan las dos premisas anteriores: un confinamiento más prolongado y un segundo brote de la COVID-19 en 2021, lo que empujaría a la economía global un 8% por debajo de la línea de base, para una contracción del 2,2% el próximo año en lugar de un repunte.

Los economistas del FMI advierten además que esa proyección podría subestimar el daño combinado de los dos escenarios, dado que el aumento de la deuda gubernamental puede hacer que las autoridades no puedan proporcionar más apoyo a los ingresos.  «Esto conduciría a resultados aún peores y cicatrices adicionales», asegura el informe.