The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Etiopía

Un fallo del software de control del Boeing 737 MAX 8 causó el accidente de Ethiopian Airlines

The Objective
Última actualización: 4 Abr 2019, 2:45 pm CEST
Foto: Ted S. Warren | AP

Un fallo en el software del sistema de control de vuelo del Boeing 737 MAX 8 provocó la caída en picado del avión de Ethiopian Airlines que se estrelló en marzo en Etiopía y provocó la muerte de 157 personas, según las investigaciones preliminares del accidente divulgadas este jueves por el Gobierno etíope, que determinan que los pilotos siguieron las recomendaciones de Boeing.

Un fallo "repetido" en el software de control automatizado del vuelo del avión hizo que se activase el procedimiento de parada de la aeronave, lo que provocó el descenso del aparato, ha informado la ministra de Transporte, Dagmawit Moges, en Addís Abeba.

La ministra ha explicado que tanto el piloto como la tripulación habían recibido el entrenamiento apropiado y siguieron todos los procedimientos que se detallaban en el manual de funcionamiento del avión. Así, el piloto hizo varios intentos de recuperar el control del avión, pero no logró su objetivo debido a que se activaba una función que ponía la aeronave "en picado".

Tras conocer los principales hallazgos de la investigación preliminar, cuyas conclusiones se harán públicas el próximo mes, según dictan los estándares internacionales, el Gobierno de Etiopía ha recomendado a Boeing que compruebe su software y el resto de tecnologías instaladas en este tipo de avión.

Además, ha pedido a las autoridades de seguridad aérea que revisen con cuidado la tecnología de los aviones Boeing 737 MAX 8, que se encuentran inmovilizados, antes de que vuelvan a ser operativos.

Estas son las primeras conclusiones que se hacen públicas tras la investigación de las cajas negras del avión, analizadas en Francia.

El sistema automatizado de este avión, conocido como MCAS, ha sido objeto de investigaciones de la Justicia estadounidense y estuvo también involucrado en el accidente aéreo de Lion Air en Indonesia con un avión 737 MAX 8 en octubre de 2018, en el que murieron 189 personas. Tras el accidente, numerosos países dejaron de operar con este modelo de avión.