The Objective
Publicidad
Actualidad

¿Qué pasa si congelo carne el mismo día que caduca?

La OCU indica en un informe por cuánto tiempo se puede dejar en el congelador: chuletas de cerdo, de cuatro a seis meses; carne picada, de tres a cuatro meses

¿Qué pasa si congelo carne el mismo día que caduca?

Carne cruda. | Unsplash.

Al consumir carne u otro alimento es imprescinible saber cuál es su fecha de caducidad ya que este indica la fecha a partir de la cual no se debe ingerir porque no es seguro su consumo. La temperatura, la luz, la humedad o la presencia de oxigeno son factores que pueden influir en el estado de estos alimentos. Si no se tiene en cuenta la fecha se puede sufrir una intoxicación alimentaria: «Las causas más frecuentes de intoxicación alimentaria son los organismos infecciosos —entre ellos, bacterias, virus y parásitos— o sus toxinas», según Mayo Clinic.

La fecha de consumo preferente, por otro lado, es el momento hasta el que mantiene sus propiedades específicas, siempre y cuando se guarde en condiciones adecuadas de conservación. Lo único que ocurre cuando pasa la fecha es que la calidad disminuye, pero nunca sentará mal ni desembocará en problemas de salud. Pasada esa fecha, la calidad del producto puede disminuir, pero en ningún caso conlleva problemas para la salud. Esta fecha también indica el día máximo hasta el que es comercializable ya no ofrece sus mejores cualidades al consumidor.

Una forma de alargar la calidad de los productos es congelándola. En el caso de la carne, siempre teniendo en cuenta instrucciones que aparecerán en la etiqueta del envase como «guardar en el congelador hasta la fecha de caducidad», «cocinar sin descongelar» o «descongelar previamente por completo y consumir en las veinticuatro horas siguientes».

Carne en neveras. Unsplash.

Respondiendo al titular, se puede congelar la carne el último día, aunque no es lo ideal esperar hasta el último momento. No existen peligros porque las bajas temperaturas frenan el deterioro e impiden que las bacterias proliferen. Lo más importante es el envoltorio o envase en el que se mete la carne. Este debe protegerlo de tal forma que el hielo no afecte al producto ni que otros alimentos estén en contacto, por ejemplo, con papel film o un tupper.

Para saber cuánto se puede dejar en el congelador, podemos seguir estas recomendaciones de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) que señala en un informe:

  • Filetes de ternera pueden durar entre seis y doce meses.
  • El pollo y el pavo, un año.
  • Las chuletas de cerdo, de cuatro a seis meses.
  • La carne picada, de tres a cuatro meses.
  • Las salchichas frescas, entre uno y dos meses.

Cómo descongelar carne u otro alimento de manera segura

Sea el alimento que sea, la forma más segura de descongelar siempre va a ser en la nevera y dando al producto suficiente antelación como para que se descongele por completo. Alrededor de 12 horas si seguimos las pautas de racionar los alimentos o platos será suficiente para que, en la parte más baja del frigorífico, se descongelen por completo antes de su consumo o utilización. No olvidemos, no obstante, que hay ciertas excepciones o precauciones.

Una de ellas, cuando vamos a descongelar productos que hemos envasado en papel film, en bolsas herméticas o en papel de aluminio y pueden gotear es preparar una cama para que esas gotas no supongan el caldo de cultivo de ciertos microorganismos. Por ello, lo más conveniente frente a alimentos que gotean (como carnes o pescados) es dejarlo sobre una bandera que recoja el líquido que se vaya deshaciendo. No lo hacemos solo por el alimento en sí, sino por la propia seguridad del resto de alimentos de la nevera, pues puede contaminar otros productos que se encuentren allí.

Habitual, sobre todo cuando nos entran las prisas, es descongelar en el microondas algunos alimentos aprovechando alguna de las funcionalidades que estos tienen. Es cierto que es un método rápido, pero también suele echar a perder parte de las cualidades organolépticas o físicas de lo que vamos a descongelar, especialmente cuando sean elementos crudos. Por ello, la mejor opción si descongelamos en el microondas es poner un pequeño vaso con agua.

Este truco, según explica la Fundación Alicia en el libro Cocina con microondas, permite que las ondas más agresivas actúen sobre esa agua, en vez de hacerlo sobre el alimento, que en este caso recibirá ondas más suaves y por tanto más homogéneas. Además, en cuanto al truco, mejor también que lo que vayamos a descongelar en el microondas se realice en pequeños tramos de tiempo para favorecer ese descongelado progresivo y en recipientes tapados para que el vapor de agua no se escape y los alimentos se deshidraten.

Lo que nunca se debe hacer, enfatiza la AESAN, es «la descongelación a temperatura ambiente», salvo que lo recomiende el fabricante, haciendo además hincapié en «cocinar o consumir los alimentos descongelados lo antes posible».

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D