The Objective
Publicidad
Economía

La UE sacude el autoconsumo con un IVA reducido para las placas solares

Plantea que se sitúe entre un 0 y 5% para instalaciones de uso residencial y en edificios públicos

La UE sacude el autoconsumo con un IVA reducido para las placas solares

Placas solares | Europa Press

La Unión Europea (UE) está decidida a impulsar el mercado del autoconsumo energético mediante subvenciones públicas y medidas fiscales, como con un IVA reducido a las placas solares, cada vez más populares entre los consumidores que buscan una mayor independencia de las grandes eléctricas y ahorrar en la factura de la luz.

Los 27 socios de la Unión Europea han acordado una reforma de la directiva del IVA con el objetivo a que los países gocen de una mayor flexibilidad en el momento de establecer qué productos y bienes pueden beneficiarse de los tipos reducidos, superreducidos e incluso nulos en el impuesto sobre el valor añadido.

En concreto, la UE plantea un IVA que se sitúe entre un 0 y 5% para paneles solares de uso residencial y en edificios públicos con el fin de acelerar la transición energética y reducir las emisiones de CO2. Así, tras 30 años sin modificaciones sustanciales, el Viejo Continente se abre a que todos los socios disfruten de las excepciones que hasta ahora solo podían algunos pocos y que, según el Ejecutivo comunitario, estaban justificadas por razones «históricas».

Además, podrán disfrutar de un IVA reducido artículos como las bicicletas y los sistemas de calefacción ecológicos.  «Se abren a todos los Estados las derogaciones existentes que permitían a algunos Estados miembros aplicar tipos preferenciales a determinados productos, siempre que sean compatibles con los principios acordados», señalan desde Europa.

Asimismo, los países tendrán que dejar de aplicar en un plazo de 10 años un tipo reducido a productos y servicios que perjudiquen la transición verde, como los combustibles fósiles o determinados fertilizantes químicos.

Alto volumen de inversión

Una de las principales barreras para lograr impulsar el autoconsumo es el volumen de inversión inicial que tiene que realizar el usuario y fabricantes de paneles solares como Otovo reclaman que el siguiente paso sea aplicar un IVA reducido del 10% sobre la instalación. Por otro lado, denuncian que el sistema actual «sobrecarga a una administración pública ya saturada» y que alimenta la inflación en un sector donde ya se están produciendo «fuertes incrementos de precio».

También consideran que la complejidad administrativa ha favorecido la aparición de agentes que se presentan como intermediarios para tramitar las ayudas. En su opinión ser quedan con «grandes cantidades» de la subvención (entre 300 y 500 euros por instalación) por procesar el papeleo. Muchos expertos sostienen que el periodo medio de amortización en placas solares fotovoltaicas oscila entre los siete y ocho años, mientras que la vida útil de la instalación se sitúa entre los 25 y 30 años.

En España, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ha fijado una hoja de ruta que plantea alcanzar los 9 gigavatios (GW) de potencia instalada en 2030. No obstante, se podrían alcanzar hasta los 14 GW si se da un escenario «muy favorable de alta penetración».

En este sentido, se ha puesto en marcha ayudas enfocadas específicamente a autoconsumo y almacenamiento, además de energías renovables térmicas para el sector residencial. Dichas ayudas se articularán a través de seis programas que se dirigen tanto a los diferentes sectores económicos (servicios y resto de sectores productivos) como a residencial, sector público y tercer sector. 

El programa, financiado con fondos europeos, cuenta con una dotación inicial de 660 millones de euros, ampliables hasta 1.320 millones, que se regionalizan a través de las comunidades y ciudades autónomas por todo el territorio nacional hasta 2023. Algunas comunidades ya han comenzado a activar las comunidades autónomas.

Venta de paneles en grandes superficies

Bajo este contexto, grandes superficies se han lanzado a conquistar un mercado en boga. Ikea lanzó en el primer trimestre del año sus propios paneles solares en España –ya lo hacía en otros nueve países– bajo una alianza con Contigo Energía.

La compañía sueca ofrece un paquete inicial desde 4.170 euros que incluye cuatro paneles fotovoltaicos de 340 W con garantía de electricidad producida durante cinco años, y también está disponible la opción plus con paneles de 390 W, que son un 10% más eficientes desde, 4.925 euros.

En la misma línea, El Corte Inglés anunció a principios de abril una alianza con la portuguesa EDP para ofrecer, por primera vez, soluciones de autoconsumo fotovoltaico a sus clientes a través de la instalación de paneles solares.

Para una vivienda unifamiliar de una potencia instalada de 4 kWp (12 paneles) la inversión para el cliente se sitúa en unos 7.499 euros, según se indica en la web de la empresa. Las dos firmas ponen de ejemplo que una vivienda unifamiliar que cuente con esta solución puede superar los 600 euros de ahorro anuales en su consumo eléctrico. Otras empresas de la distribución que luchan por hacerse hueco son MediaMarkt, Leroy Merlin o Fnac.

Previsión de crecimiento. La Unión Española Fotovoltaica (Unef) vaticina que en los próximos años se instalará una media de 400-500 megavatios de autoconsumo al año, lo que duplica el dato de 2018 (235 megavatios). Y es la actividad que más crece desde 2014 tras el estancamiento de los grandes proyectos debido a la crisis y a la reforma de 2013.

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D