The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad
Economía

España eleva la presión fiscal el 6,8% en un año mientras los salarios solo suben el 2,9%

El alza de la inflación y los impuestos ‘se comen’ el exiguo aumento de la renta de las familias, que además ven caer las transferencias sociales un 1,7% interanual

España eleva la presión fiscal el 6,8% en un año mientras los salarios solo suben el 2,9%

La titular de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá. |Europa Press.

La remuneración de los asalariados sube un 2,9% mientras que la presión fiscal ha repuntado un 6,8% en el mismo periodo. Se trata de los últimos datos de renta de los hogares disponibles en los registros del Banco de España, recién publicados, a los que ha tenido acceso THE OBJECTIVE.

A comienzos del cuarto trimestre de 2021 se constata ese fuerte desajuste entre la evolución de los ingresos de las familias y su aportación al erario público vía impuestos y exacciones.

Por ello, la renta disponible de las familias se mantiene prácticamente estancada y lastrada por la presión fiscal, cuyo avance (6,8%) más que duplica el de las alzas salariales (2,9%).

En el tercer trimestre de 2020, la renta bruta disponible per capita alcanzó los 15.917 euros, frente a los 15.900 euros un año más tarde. No solo se estanca, sino que cae un 0,1% en el segundo año de la pandemia.

La explicación de este estancamiento en la renta per capita es que las familias elevan su aportación a las arcas públicas a través de los impuestos por encima de lo que suben sus ingresos.

Ello se mide a partir de un dato agregado, el de remuneración de asalariados, que encubre subidas salariales menores en algunos ámbitos y que no computa ingresos mercantiles de autónomos o algunas rentas de profesionales no asalariados. 

Mientras esto sucede, las transferencias de las Administraciones a las familias han mermado un 1,7%. Así pues, los hogares españoles asisten a unos ingresos estancados y a rebajas en las prestaciones recibidas que coexisten con escaladas en su presión fiscal. 

Política fiscal inadecuada

Como explica el profesor del Centro de Estudios Financieros (CEF) Juan Fernando Robles, el hecho de que la renta disponible se haya estancado en el tercer trimestre de 2021 lo explica el menor crecimiento económico y también es consecuencia de una política fiscal inadecuada para la recuperación económica.

Añade el experto que, además, dado el excesivo recurso al gasto público -que el Gobierno renuncia a recortar en el plan presupuestario para este año- esa política impositiva tampoco va a suponer una solución para contener o rebajar el déficit público.

Remarca Robles que, «en lugar de aplicar una política fiscal expansiva y un recorte presupuestario, se apuesta por una expansión del gasto junto con una política fiscal restrictiva». Considera Robles que es «todo lo contrario de lo que se debería hacer».

Por eso, estima que una política fiscal adecuada para la economía española debería ir en la línea de una reducción del gasto público, bajadas de impuestos y liberación de recursos hacia la economía privada con objeto de acelerar la actividad económica.

Por su parte, el economista Javier Santacruz desgrana para este periódico las causas de este desacople entre la evolución de los ingresos y la presión impositiva.

Considera Santacruz que el grave problema que estamos experimentando es que la recuperación de la renta familiar se está haciendo a un ritmo mucho más bajo que el de la propia economía.

Desajuste entre salarios y presión fiscal

Y ello lo atribuye a diversos factores. Por un lado, se debe a que la recuperación del empleo no se está traduciendo en una subida salarial al menos equivalente.

Esta evolución dispar del empleo y los salarios surge porque los beneficios empresariales apenas crecen y la inflación socava el poder adquisitivo de las familias, especialmente las de renta más bajas.

De hecho, entre el fuerte repunte de los precios y el de la presión recaudatoria se comen el alza de los ingresos salariales hasta dejar la renta per capita estancada.

Santacruz remacha esta idea al constatar que se pone de manifiesto, a la luz de los datos del Banco de España, la existencia de una creciente presión fiscal inducida por la inflación (el caso del IVA y los impuestos especiales) y por las medidas tomadas por el Gobierno en el ámbito laboral como la subida de cotizaciones tanto en trabajadores del régimen general como en autónomos.

Se avecinan nuevas alzas tributarias

Además, el alza de la presión tributaria que ya se ha producido según los últimos datos oficiales no se va a detener ahí, ya que el Gobierno de PSOE y Unidas Podemos prepara una reforma impositiva para recaudar más y suplir la brecha del déficit público por el lado de los ingresos.

A finales del mes de febrero la comisión de expertos para la reforma fiscal evaluará su informe sobre el que girará la próxima reforma tributaria con la que el departamento que encabeza María Jesús Montero pretende elevar la recaudación.

Las rentas de las familias sufrirán un nuevo embate con el alza fiscal que se promueve desde el Ministerio de Hacienda y con la subida de cotizaciones que incorpora la primera parte de la reforma de pensiones que dirige el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, y que consagró el pasado diciembre un alza de cuotas sociales de 0,6 puntos para apuntalar las pensiones.

En el contexto actual de subida de la presión fiscal y cambios en el régimen de tributación de los trabajadores por cuenta propia, el Consejo General de Agentes Comerciales de España (CGAC) ha denunciado este lunes que con la reforma del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) propuesta por el Ministerio de Inclusión, Migraciones y Seguridad Social un agente comercial que gane 3.000 euros al mes pasará a pagar por cotizaciones 859,90 euros mensuales, frente a los 294 euros que abona a día de hoy. «Nos parece una medida injusta que penaliza a los agentes comerciales por ayudar a vender más a las empresas, sin que quede claro si hay una mejora proporcional equivalente de las prestaciones y de la cobertura social», ha lamentado el presidente del CGAC, Francisco Manuel Mestre, quien ha destacado que «es adecuado que las cotizaciones se adapten a los ingresos reales», pero ha tachado la subida de «desproporcionada».

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D