The Objective
Publicidad
Economía

Solo el 25% de los barceloneses está a favor de que se limiten los servicios de Uber y Cafiby

Las patronales de VTC advierten de que se destruirán más de 3.000 empleos

Solo el 25% de los barceloneses está a favor de que se limiten los servicios de Uber y Cafiby

La mayoría de barceloneses es contrario a que las autoridades limiten los servicios de Vehículos de Turismo con Conductor (VTC). De hecho, un 72% opina que la Generalitat de Cataluña debería crear un nuevo marco regulatorio para que el taxi y empresas como Uber y Cabify puedan prestar servicios en las mismas condiciones, mientras que un 25% se decanta por que se regule a favor del primero.

Así se desprende de un estudio realizado por Metroscopia para la Federación Nacional Empresarial de Alquiler de Vehículos Con y Sin Conductor (Feneval). Por su parte, el 3% restante se muestra indiferente. El Govern aprobó este martes el Decreto ley por el que se regularán los desplazamientos urbanos de las VTC a partir del 1 de octubre y entre las condiciones destaca que los vehículos deben tener una longitud mínima de 4,9 metros. Además, los propietarios de licencias que deban cambiar de vehículo tendrán que comprar un coche con etiqueta medioambiental Eco o Cero emisiones.

Para ponerse en contexto, en 2021 se matricularon en España 859.477 turismos y todoterrenos, de los que tan solo 8.544 tenían el distintivo Eco o Cero emisiones y medían más de 4,9 metros, según datos de Ideauto. Esto supone un 0,99% sobre el total, es decir, menos del 1% de los coches vendidos en el país el año pasado cumplían con los requisitos de la Generalitat.

Actualmente, más del 70% de los coches conectados a la plataforma de Cabify en Barcelona son ECO o Cero. Sin embargo, menos del 1% de estos vehículos mide más de 4,90 metros. «El Govern ha aprobado un Decreto ley que pone la soga al cuello al sector de las VTC en Cataluña, y elimina el 70% de las licencias en un momento en que Barcelona necesita desesperadamente más opciones de movilidad», denuncian el vicepresidente de Feneval, Ignacio Manzano, y el presidente de Unauto-VTC, José Manuel Berzal.

La mayoría de coches no alcanza los 4,9 metros

Los automóviles más frecuentes en Cabify son el Skoda Octavia, el Volkswagen Passat, los Toyota Prius y Avensis, y los Hyundai i40 e Ioniq. Ninguno de ellos supera los 4,9 metros de largo. Por su parte, los que ya sean propietarios de automóviles con las medidas mínimas, podrán seguir circulando con la etiqueta ambiental C.

Asimismo, el 65% de los encuestados por Metroscopia piensa que se debería flexibilizar la regulación del taxi para que se parezca más a las VTC en cuanto a tarifas, al tiempo que un 56% afirma que no se tendría que limitar la aparición de nuevas formas de movilidad. El 66% también cree que la regulación ha estado condicionada por el temor a la reacción de algunas asociaciones del taxi.

Manzano y Berzal advierten de que la nueva normativa catalana destruirá más de 3.000 empleos en el sector. «La sensación que se desprende de esta regulación es que en Barcelona y su área metropolitana existen familias de primera y de segunda, y nos apena profundamente que desde la Generalitat se incluya a los conductores del sector VTC y a sus familias en el segundo de estos grupos, mientras se eleva a perfiles radicales de taxistas a la categoría de mártires», subrayan.

Por otro lado, la normativa endurece las sanciones, especialmente para los vehículos con licencia de fuera de la comunidad, que pueden alcanzar 2.000 euros y la inmovilización del vehículo. Estas son las mismas que en el caso de incumplir la precontratación de 15 minutos.

El texto también prevé multas de 4.000 euros y la inmovilización del vehículo si se recoge a clientes sin contratación previa o cuando los coches de Uber o Cabify circulen en búsqueda de clientes. En caso de trabajar sin licencia, pueden llegar hasta los 6.000 euros.

«La decisión tomada en Barcelona tendrá consecuencias judiciales y económicas por las reclamaciones e indemnizaciones de las empresas de VTC. Desde las patronales apoyaremos cualquier decisión de las empresas del sector que vayan encaminadas en esta línea», afirman el vicepresidente de Feneval y el presidente de Unauto.

El Govern estima que con la nueva regulación se pasará desde las 4.000 licencias de VTC actuales hasta alrededor de 1.000. Desde las patronales del sector recalcan que la regulación catalana es «contraria a todas y cada una» de las recomendaciones emitidas por la Comisión Europea.

El decreto será validado en el Parlament antes de las vacaciones de verano y entrará en vigor el 1 de octubre. Coincidirá así con el fin de la vigencia del que se denominó ‘decreto Ábalos’. Así, octubre de este año es la fecha en la que los conductores y empresas de VTC no podrán operar en recorridos únicamente urbanos (con inicio y final dentro de la misma localidad) según el Real Decreto Ley 13/2018, a no ser que las comunidades autónomas decidan regular una normativa diferente que ampare su operativa.

‘Vuelta’ de Uber y aparición de Bolt

Uber anunció la semana pasada su retorno a Barcelona como servicio de VTC. La compañía decidió abandonar la capital catalana cuando la Generalitat aprobó el decreto que obligaba a una precontratación del servicio de al menos 15 minutos y les prohibía estacionar en la calle. La compañía ha puesto en circulación de 200 vehículos VTC de sus servicios UberX, Van y Comfort. Uber sí que ofrecía desde el año pasado el servicio de taxi a través de su aplicación.

Por su parte, Bolt comunicaba el lanzamiento de sus servicios de VTC y taxis en Barcelona hace escasas dos semanas. La empresa, que ya opera en Madrid y que en la Ciudad Condal ofrecía alquiler de bicicletas eléctricas, no cuenta con una flota propia, sino que dispone de trabajadores autónomos y una flota externa. 

Comunidad de Madrid

En la Comunidad de Madrid ya está en vigor -desde el 14 de junio- la ley que permite que las VTC sigan operando a partir de octubre. No obstante, no pueden acceder a las condiciones reservadas en exclusiva al taxi, como la recogida en la calle o las paradas específicas.

Además, se ha creado una nueva autorización para la actividad de arrendamiento de coches con conductor y se ha modificado el nombre del capítulo III de la Ley que ha pasado a denominarse Transporte de viajeros en vehículos de hasta nueve plazas, incluido el conductor.

Del mismo modo, se ha regulado la circulación en automóviles de turismo y la actividad de alquiler con dos nuevos artículos, a través de los cuales se fija que se puede denegar una nueva licencia cuando se supere el porcentaje 1/30 entre las autorizaciones para esta modalidad, y las otorgadas para autotaxis, y se remite a desarrollo reglamentario el establecimiento de determinados requisitos y condiciones necesarios para la prestación de este servicio.

Feneval y Unauto-VTC han hecho llegar este miércoles una solicitud al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana en la que reclaman a la ministra del ramo, Raquel Sánchez, que se prorroguen «al menos en otros dos años» las compensaciones aprobadas en 2018 para los vehículos VTC, con el objetivo de evitar pérdidas en el tiempo que necesitan para adaptarse al ámbito territorial.

‘Vuelta’ de Uber y aparición de Bolt. Uber anunció la semana pasada su retorno a Barcelona como servicio de VTC. La compañía decidió abandonar la capital catalana cuando la Generalitat aprobó el decreto que obligaba a una precontratación del servicio de al menos 15 minutos y les prohibía estacionar en la calle. La compañía ha puesto en circulación de 200 vehículos VTC de sus servicios UberX, Van y Comfort. Uber volvió a Barcelona el año pasado ofreciendo el servicio de taxi a través de su aplicación.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Querido usuario,

Te pedimos disculpas, pero en las próximas horas nuestro sistema estará en mantenimiento. A partir del 14 de agosto tendrás nuevamente acceso a tu cuenta.

Estamos trabajando en mejorar tu experiencia de usuario, te esperamos de vuelta.

L M M J V S D