The Objective
Publicidad
Economía

Fitch ve a los bancos españoles entre los más beneficiados por la subida de tipos

Según la firma, las expectativas de crecimiento de la economía española son mayores que en la mayoría del resto de países del Sur de Europa

Fitch ve a los bancos españoles entre los más beneficiados por la subida de tipos

Sede de Fitch en Londres.

Los bancos españoles, junto con los portugueses, serán los que saldrán más beneficiados por la subida de los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE) entre las economías del Sur de Europa, según ha informado la agencia de calificación crediticia Fitch este martes.

La firma ha indicado que el producto interior bruto (PIB) de España no recuperará su nivel prepandemia hasta 2023, pero que las expectativas de crecimiento de la economía son mayores que la mayoría del resto de países del Sur de Europa. Esto «proporciona mejores oportunidades de negocio para los bancos domésticos«, ha indicado.

Aunque los bancos italianos, portugueses y españoles están posicionados de forma similar para beneficiarse de los tipos de interés en la zona euro, si esas perspectivas se unen a las previsiones de crecimiento, los españoles y portugueses son los principales beneficiados.

Fitch ha argumentado que la demanda de hipotecas está siendo resiliente en el país, y que espera que el sector corporativo se beneficie de los fondos europeos, aunque ha alertado de que su despliegue es más lento de lo esperado.

En el lado positivo, la agencia destaca que los bancos españoles se están beneficiando de los ahorros de costes y de las reestructuraciones, mientras que los ingresos crecerán por el abultado número de hipotecas suscritas a tipo variable.

A medio plazo, la calificadora de riesgos ha insistido en que algunos bancos españoles podrían seguir expandiéndose o adquiriendo bancos en Portugal. Además, en el ámbito doméstico Fitch aún ve margen para que los bancos medianos sigan fusionándose.

Endurecimiento considerable de los préstamos

Por otro lado, los bancos de la zona euro «endurecieron considerablemente» en el segundo trimestre los estándares crediticios para sus préstamos o líneas de crédito a empresas y acometieron «un fuerte endurecimiento neto de los criterios crediticios» para la concesión de hipotecas, mientras que de cara al tercer trimestre las entidades esperan un endurecimiento neto de los estándares crediticios de una magnitud similar a la del segundo trimestre.

Según la encuesta de préstamos bancarios, realizada por el Banco Central Europeo (BCE) entre el 10 y el 28 de junio con la participación de 153 bancos, las directrices internas o los criterios de aprobación de los bancos para préstamos o líneas de crédito a empresas se endurecieron considerablemente durante el segundo trimestre.

En cuanto a los préstamos a los hogares para adquisición de vivienda, los bancos de la zona del euro registraron un fuerte endurecimiento neto de los criterios crediticios, mientras que los criterios para el crédito al consumo y otros préstamos a los hogares se endurecieron moderadamente.

Las entidades consultadas citaron la mayor percepción del riesgo y una menor tolerancia al riesgo, dentro del actual contexto de alta incertidumbre, continuas interrupciones en la cadena de suministro y altos precios de la energía y los insumos, como factores detrás del endurecimiento neto de los estándares crediticios para las empresas.

Asimismo, dado que la política monetaria se está volviendo menos acomodaticia, los bancos de la zona del euro también informaron de que las limitaciones de su coste de los fondos y sus balances habían contribuido al endurecimiento de las normas crediticias para los préstamos a empresas y hogares.

De cara al tercer trimestre, las entidades esperan un endurecimiento neto de los estándares crediticios para los préstamos a empresas «de una magnitud similar a la del segundo trimestre», mientras que anticipan que los estándares crediticios seguirán endureciéndose tanto para los préstamos para la vivienda como para los créditos al consumo.

De otro lado, los bancos reportaron un aumento en la demanda de préstamos o disposición de líneas de crédito por parte de las empresas en el segundo trimestre, impulsada por las necesidades de financiación de las empresas para capital de trabajo, lo que probablemente esté relacionado con los precios más altos de la energía y las materias primas en el contexto de las continuas interrupciones de la cadena de suministro, mientras que la inversión fija tuvo un impacto moderador en la demanda neta de préstamos de las empresas, lo que indica que pueden estar posponiendo la inversión en el entorno incierto actual.

Asimismo, en el segundo trimestre, la demanda neta de préstamos para la compra de vivienda cayó tras haber aumentado en el primer trimestre, mientras que la demanda de créditos al consumo y otros préstamos a los hogares siguió aumentando en términos netos.

Según explica el BCE, la disminución neta de la demanda de préstamos para la vivienda se debió principalmente a la menor confianza de los consumidores y al nivel general de los tipos de interés, mientras que el aumento de la demanda de créditos al consumo se debió principalmente al gasto en bienes duraderos.

Para el tercer trimestre, los bancos esperan una disminución neta en la demanda de préstamos de las empresas, una fuerte disminución neta en la demanda de hipotecas y una demanda de crédito al consumo prácticamente sin cambios.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D