THE OBJECTIVE
Economía

La industria prepara una oleada de despidos por la subida de costes y la caída del negocio

Empresas del sector secundario seguirán el camino de Duro Felguera y Siemens Gamesa, que en la última semana han anunciado sendos ERE

La industria prepara una oleada de despidos por la subida de costes y la caída del negocio

Fachada del edificio de Siemens Gamesa, una de las empresas que ya ha anunciado recortes de plantilla. | Agencias

El sector industrial español prepara un número importante de despidos que se materializarán a partir de este otoño. Según ha confirmado THE OBJECTIVE con varias empresas, asociaciones del sector y despachos de abogados, grandes compañías del sector secundario seguirán el camino de Duro Felguera y Siemens Gamesa, que en la última semana han anunciado sendos Expedientes de Regulación de Empleo (ERE).

Los principales motivos que han llevado a estas empresas a tomar la decisión de reducir sus plantillas-y las que lo harán en las próximas semanas- es el aumento disparado de sus costes de producción (por encima del 30% en sectores como el metalúrgico, industrial o energético), sumado a la caída del negocio y a la ralentización de su actividad por los temores a que se agrave el actual contexto económico.

A esta situación se suma que desde comienzos de septiembre caducaron las cláusulas anti-despido que tenían que respetar las empresas para no tener que devolver las ayudas recibidas en plena pandemia, sobre todo a través de los Expedientes de Regulación Temporal del Empleo (ERTE) especiales que se activaron por la covid.

Fin de los ERTE Covid

Ya no hay limitaciones para realizar despidos colectivos y tampoco hay incentivos para realizar un ERTE como una manera de frenar despidos generalizados. Durante los dos años de medidas excepcionales por la pandemia, miles de empresas españolas grandes, pequeñas y medianas recurrieron a este mecanismo de suspensión de empleo en el que -gracias a los ERTE covid- el Estado asumió gran parte de las cotizaciones sociales de sus trabajadores.

Tras el fin de los ERTE covid y de los seis meses de prohibición de realizar despidos, irrumpió la guerra de Ucrania, la crisis de los precios de la energía y los combustibles, la escasez de materias primas y componentes y el frenazo de la demanda mundial, un cóctel explosivo que ha atacado directamente la línea de flotación de la industria española.

Con la excepción de las fábricas de automóviles, muchas empresas optarán por poner en marcha ERE, es decir, despidos colectivos para reducir la plantilla. La reflexión que se hace es que la crisis de la guerra de Ucrania va para largo y que los precios de la energía no se moderarán hasta 2024, por lo que se hace inviable seguir adelante en la actual situación con la actual plantilla.

Despidos en Siemens

Entonces prefieren asumir el coste de estos despidos para reformar sus estructuras y poder mantenerse a flote con relativa holgura. En este sentido, hablamos de empresas con dificultades económicas, pero no con riesgo de quiebra como podía ser durante la pandemia. Las afectadas apuestan por reducir plantilla para ajustar su estructura a la nueva demanda reducida por la actual crisis que -creen- será permanente al menos durante los próximos dos años.

En este contexto encontramos a Siemens Gamesa. La compañía recortará un total de 2.900 puestos de trabajo en todo el mundo, de los cuales se producirán 475 despidos en España. De esta manera, el expediente en España afectará a algo más del 9% de la plantilla total que el grupo surgido de la fusión de Gamesa con la división eólica de Siemens tiene en el país, que asciende a un total de 5.097, según datos de la empresa.

En un comunicado, el grupo indicó que esta medida de ajuste de plantilla supone un paso en la implantación de su nuevo modelo operativo«diseñado para maximizar el potencial de la compañía y permitir un crecimiento rentable a largo plazo a través de una estructura más sencilla y eficaz».

ERE de Duro Felguera

Hace dos semanas Duro Felguera llevó a cabo un despido colectivo mediante un expediente de regulación de empleo que afectará a un colectivo de trabajadores –que la empresa no precisó– de cuatro de sus sociedades: la matriz del grupo (Duro Felguera, SA) y sus filiales DFOM, Mompresa y Felguera IHI. El despido colectivo será de aplicación exclusiva en sus centros de trabajo en Asturias.

Estas cuatro sociedades suman en la región 607 trabajadores. La plantilla total del grupo ascendía a 1.067 trabajadores a finales del pasado ejercicio. La compañía ha comunicado a la representación laboral que se trata de una medida necesaria e imprescindible para garantizar la viabilidad, rentabilidad y competitividad futura del grupo, dado que el tamaño de la plantilla es muy superior al volumen del negocio.

Kostal Eléctrica también negocia un ERE que supondría unos 109 despidos de los alrededor de 700 trabajadores con que cuenta la empresa especializada en componentes eléctricos para la automoción. La compañía representa uno de los principales centros de empleo en Sentmenat (Barcelona), una localidad con 9.347 habitantes.

ArcelorMittal inició esta semana el proceso de parada del Horno Alto «A» de Veriña por un periodo mínimo de tres meses, a la espera de que puedan mejorar las condiciones del mercado que permitan su nueva puesta en marcha. En paralelo, la compañía negocia un ERTE para plantear a los comités de empresa en Asturias la afectación concreta en las instalaciones y las necesidades de aplicación del documento regulador. Arcelor decidió tomar el camino del ERTE y no del ERE.

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D