The Objective
Publicidad
Economía

La crisis de los precios se come 10.400 millones de depósitos de las familias en tres meses

Los hogares empiezan a tirar del ahorro realizado en la pandemia para hacer frente al aumento del coste de la vida y solo en octubre consumen 5.500 millones

La crisis de los precios se come 10.400 millones de depósitos de las familias en tres meses

Diferentes billetes de euro. | Europa Press

La crisis de los precios ha empezado ya a pasar factura a los ahorros de los españoles. Las familias han reducido en los últimos tres meses 10.400 millones de euros el volumen de depósitos, rompiendo así la tendencia alcista marcada principalmente desde el inicio de la pandemia. Especialmente significativo ha sido el descenso del dinero de los hogares en octubre, según los últimos datos disponibles del Banco de España recabados por THE OBJECTIVE.

En concreto, el mes pasado la disminución ha sido de 5.500 millones, es decir, algo más de la mitad de lo gastado por los ciudadanos desde agosto. Es relevante la caída, no solo por el importe, sino porque se produjo en un mes donde no había costes extraordinarios como en los pasados, donde coinciden con época de vacaciones.

Tras el descenso acumulado, los fondos de los hogares en cuentas e imposiciones se sitúan en 987.000 millones, alejándose de este modo de casi el billón que alcanzaron en julio, después de que durante varios ejercicios crecieran de manera relevante. Desde el comienzo del coronavirus y hasta julio de este ejercicio, las familias habían venido incrementando el ahorro y en los primeros meses de este ejercicio lo estaban haciendo a tasas, incluso, por encima de las europeas. En concreto, desde finales de 2019 habían elevado los depósitos en 140.000 millones.

Sin embargo, los estragos del aumento en el coste de la vida empiezan ya a notarse. Y la pérdida de poder adquisitivo ha modificado la capacidad de ahorro, especialmente en las clases más vulnerables. Esta situación, tras desbocarse la inflación, también ha generado que una parte de los españoles haya tenido que recurrir a las tarjetas de crédito para poder llegar a fin de mes, elevando su endeudamiento.

El colchón de los depósitos, factor clave para la crisis

Pese a la caída de los depósitos en los últimos tres meses, el saldo que aún tienen las familias es superior al de hace un año. El importe es un 4,7% superior al de octubre de 2021, gracias a las subidas experimentadas sobre todo hasta marzo, cuando los precios empezaron a subir debido a las consecuencias de la invasión de Ucrania.

El ahorro acumulado durante la pandemia es uno de los factores que lleva a pensar a los expertos, a la banca y a las instituciones que España está en mejores condiciones que en otras crisis. El colchón generado permitirá a las familias capear con una situación más holgada el incremento de los costes (alimentación, energía, hipotecas, etc).

De hecho en el último informe de estabilidad financiera, el Banco de España reflejaba la constatación de que los hogares que habían logrado aumentar más los depósitos habían mantenido el consumo, pero habían reducido su ahorro. En cambio, sostenía que aquellos con menor liquidez estaban rebajando la adquisición de bienes no energéticos para poder afrontar todos los gastos.

La bajada de los depósitos se produce en un momento de escalada de los tipos de interés y, por tanto, de guerra emprendida por algunas entidades pequeñas o digitales para captar clientes a través de un incremento de las remuneraciones. Una retribución que las grandes entidades (Santander, BBVA, Caixabank…) aún no pretenden mejorar drásticamente y que ha llevado al BCE a una reprimenda, ya que el alza del precio del dinero no se está trasladando al segmento del pasivo, como sí está sucediendo en los créditos con su encarecimiento.

Con esta estrategia de los principales bancos, las familias no logran rentabilizar los depósitos que tienen y tampoco logran compensar en parte el ascenso del coste de la vida. Las últimas cifras indican que la remuneración de un depósito a doce meses es de apenas el 0,16%, frente al 2% de los tipos de interés y de casi el 3% del euríbor.

El Banco de España confía en que próximamente esta rentabilidad que ofrecen los bancos por el ahorro vaya subiendo, pero las entidades más importantes por negocio y tamaño han señalado de manera insistente en que no abrirán una pelea en los depósitos con incrementos de los tipos que ofrecen, ya que disponen de liquidez suficiente. Con esta política de precios, sus márgenes han comenzado a crecer, al igual que lo han hecho sus beneficios, que a cierre de septiembre batían récords de 2008.

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D