The Objective
Publicidad
Economía

El euríbor da alas a los bancos: ganan 15.400 millones, el mayor beneficio desde 2008

El conjunto de las entidades españolas logran un beneficio de 6.000 millones solo en el tercer trimestre de este año, impulsadas por la subida de los tipos

El euríbor da alas a los bancos: ganan 15.400 millones, el mayor beneficio desde 2008

Sucursales de Caixabank, BBVA y Santander | Efe

La remontada histórica del euríbor ha dado alas a los bancos. El conjunto de las entidades españolas ha logrado hasta septiembre 15.411 millones, una cifra que no se alcanzaba desde 2008, ejercicio en el que estalló la pasada crisis financiera. Solo en el tercer trimestre las entidades han ganado casi 6.000 millones gracias al empuje de los ingresos como consecuencia del primer impacto positivo del alza del indicador de las hipotecas y otros préstamos. Estos resultados también se han visto favorecidos por el control de los costes, debido al ajuste de personal de 19.000 trabajadores, al aumento de la actividad y a las menores provisiones para cubrir posibles agujeros.

Según los datos del Banco de España, consultados por THE OBJECTIVE, los bancos de nuestro país no registraban un beneficio tan elevado desde septiembre de 2008, cuando obtuvieron unas ganancias de 16.700 millones. El récord de resultados del sector fueron los 25.500 millones de 2007, una cifra que este 2022 a priori no se alcanzará, pero que en próximos ejercicios podría batirse, se acuerdo con las expectativas del mercado.

Si bien, algunos bancos como BBVA apuntan al beneficio más alto de todos los tiempos. Los expertos apuntan a que este año el grupo vasco logrará superar los 6.100 millones pese a las complicaciones del mercado turco, que representa el tercer país por negocio y activos.

Los bancos ingresarán 12.500 millones extra por el euríbor en dos años

A lo largo de los siguientes meses los bancos verán impulsados aún más los ingresos por el encarecimiento del euríbor y de los tipos de interés en otras regiones donde operan. Solo por su actividad en España se calcula que se embolsarán unos 12.500 millones por el incremento de las cuotas crediticias de sus clientes. Hay que tener en cuenta que, por ejemplo, una hipoteca media a tasas variables costará algo más de 200 euros al mes.

Los grandes bancos, hasta septiembre, han elevado un 14% el interés que aplican a su cartera de préstamos por la escalada del euríbor, lo que ha tenido un impacto muy positivo en sus cuentas. Además, la estrategia general del sector es esperar un tiempo para remunerar por los depósitos pese a las quejas del BCE, un hecho que ayuda a mejorar sustancialmente sus márgenes operativos.

Tan solo entidades que operan por internet están aumentando rentabilidades por el ahorro. Entre las principales se encuentran Openbank e ING, además del Sabadell. Los grandes bancos, por el momento, no tienen previsto iniciar una guerra por el dinero de los usuarios debido a que disponen de liquidez suficiente y no necesitan, por tanto, abrir una batalla por las cuentas o por las imposiciones a plazo.

Precisamente, esta buena evolución de los beneficios ha llevado al Gobierno a impulsar un impuesto especial para los bancos, por el que las principales entidades y los grupos extranjeros tendrán que abonar en dos años unos 3.000 millones a las arcas del Estado. Un gravamen que ha levantado todo tipo de críticas al ser considerado arbitrario, discriminatorio y puramente confiscatorio.

Del mismo modo, el Ejecutivo ha empujado a los bancos a acordar un nuevo Código de Buenas Prácticas Bancarias para dar facilidades de pago a los titulares de hipotecas con rentas inferiores a los 29.400 euros al año. Esta medida tendrá un cierto efecto negativo en los resultados del sector, pero las fuentes financieras consultadas por este periódico indican que será limitado por el bajo alcance y porque el sector no tendrá que aprovisionar como morosos los préstamos que se acojan al paquete de ayudas acordado el pasado martes. Solo el 19% de las hipotecas tendrán derecho a beneficiarse de dicho plan.

Los supervisores ven con alivio esta mejoría de las ganancias, pero avisan de las dificultades que se presentarán en 2023 si finalmente la economía entra en recesión. Desde hace meses, el BCE lleva insistiendo en la necesidad de que se eleven las dotaciones para impagos. Las entidades han comenzado ya a hacer un colchón especial, pero no todas.

El euríbor, tras el rally alcista desde marzo, ha comenzado a estabilizarse, ya que el mercado espera que el BCE frene las subidas de los tipos de interés ante la más que probable recesión. En la actualidad se sitúa entorno al 2,8%. Los expertos estiman que el precio oficial del dinero se colocará en el 2,75% a principios de 2023, frente al 2% en el que se encuentra en estos momentos.

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D