The Objective
Publicidad
Economía

La banca hace caja con el euríbor y la subida de tipos: 12.500 millones de ingresos extra

Las nuevas previsiones, tras la contundente política monetaria, colocan al índice hipotecario en el 2,5% a principios de 2023, lo que favorecerá a las entidades

La banca hace caja con el euríbor y la subida de tipos: 12.500 millones de ingresos extra

Sede del BCE | Europa Press

El BCE y el euríbor ponen en bandeja a la banca española 12.500 millones de ingresos adicionales hasta mediados de 2024. Un dinero que poco a poco está subiendo como consecuencia de la decidida apuesta del organismo monetario por controlar la inflación a través de las contundentes subidas de los tipos, muy por encima de lo previsto inicialmente tras la invasión de Ucrania. Una estrategia que se está trasladando al indicador de los préstamos variables -principalmente hipotecas- y, por ende, a las cuotas que pagan los clientes a las entidades.

Los expertos consultados por THE OBJECTIVE calculan que el BCE elevará hasta marzo de 2023 el precio oficial del dinero, hasta situarlo en el 2,5%. Un nivel aproximado en el que cotizará el euríbor y permitirá a los bancos facturar dicha cantidad, que subirá en un 66% más que lo estimado en primavera. Entonces, los cálculos apuntaban a una captación adicional de 7.500 millones por el alza de los tipos y un indicador cercano al 1,5% para finales del ejercicio próximo.

El empeoramiento de la situación y el convencimiento de que en Europa habrá sí o sí recesión ha llevado a que el BCE no solo sea más agresivo en sus decisiones, sino que adelante sustancialmente los movimientos. La institución comunitaria acometió este jueves la mayor subida de tipos de su historia, de 0,75 puntos, hasta situarlos en el 1,25%. Y avanzó que en los próximos meses habrá nuevas alzas.

El euríbor sobrepasa ya en tasa diaria el 2%

El mensaje del BCE ya se ha trasladado al euríbor, que el viernes sobrepasó en tasa diaria el 2% y algunas casas de análisis no descartan que se situará entre el 2,5 y el 3% a principios del próximo año, algo por encima del precio oficial del dinero. Hay que tener en cuenta que desde 2016 y hasta abril el euríbor se ha movido en el terreno negativo y desde entonces no ha dejado de remontar. Y lo ha hecho con un calentón nunca visto. Si bien, en verano dio un respiro ante las dudas de que el organismo monetario llegara a ser tan contundente en las medidas ante la recesión que se avecina en el Viejo Continente.

Con estos niveles las hipotecas variables, en torno a un 75% del total, sufrirán en próximas actualizaciones de precio un encarecimiento mensual de entre 120 y 250 euros. Es decir, que la factura de los titulares de estos créditos aumentará en hasta 2.500 euros al año un un momento de inflación desbocada y, por tanto, de coste de la vida por las nubes.

El ejercicio pasado los ingresos que obtenía la banca por la concesión de créditos sumaba casi 30.000 millones, tras haberse reducido considerablemente desde 2016. En concreto un 18%. Ahora, con la normalización de los tipos de interés, la banca llegará a embolsarse más de 42.000 millones gracias al repunte acelerado del euríbor como consecuencia de la política del BCE en 2024.

Las estimaciones actuales de los analistas señalan que la subida de tipos y, por tanto, del euríbor, finalizará en el primer trimestre de 2023, debido a que entonces Europa ya habrá entrado en recesión. Las dudas existentes ahora se centran en el ritmo de las próximas subidas. Algunas casas de estudios apuntan a que en octubre podría llevar a cabo un alza de los intereses de otros 0,75 puntos y que hasta febrero y marzo no los volverá a mover. Otras, en cambio, apuestan por una política más pausada o menos agresiva, con incrementos de medio punto el próximo mes y de 0,25 puntos en los siguientes hasta alcanzar el 2,5%.

Las nuevas previsiones han anulado de un plumazo el gasto que tendrán que destinar al impuesto que pretende imponer el Gobierno a los bancos, precisamente por estos «beneficios extraordinarios». Las entidades tendrán que abonar al Estado unos 3.000 millones con cargo a los resultados de 2022 y 2023.

Por tanto, el gravamen se llevará algo menos de una cuarta parte de los ingresos adicionales que se anotarán por el alza del euríbor. El sector financiero intenta frenar por todos los medios tener que asumir este impuesto y no descartan llevarlo al Tribunal Constitucional.

La entidad que logrará buena parte de la facturación adicional por el euríbor será Caixabank, que podrá ingresar unos 5.000 millones extra. De entre los grandes, BBVA llenará su bolsillo con unos 2.300 millones, mientras que el Santander, con unos 2.000 millones. Ambos captarán este dinero solo por su negocio en España. En otras geografías, como Estados Unidos, Reino Unido o México, sumarán otros importes en función de la evolución de la política monetaria de dichos países. En el caso del Sabadellcasi 300 millones. Por último, Bankinter aumentará la partida más de 200 millones. El resto del dinero se repartirá entre los demás bancos que operan en el mercado nacional.

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D