The Objective
Publicidad
Economía

La nueva Ezentis nacerá sin deuda y centrada en negocios renovables y fotovoltaicos

Se crearán dos empresas a partir de la reestructuración: una que seguirá cotizando y otra sociedad limitada que se quedará con el pasivo

La nueva Ezentis nacerá sin deuda y centrada en negocios renovables y fotovoltaicos

Logo de Ezentis. | Europa Press

El equipo directivo de Ezentis -liderado por su mayor accionista José Elías-ultima un acuerdo con sus acreedores para reestructurar el negocio y salvarle de la quiebra. El suministrador de equipos de telecomunicaciones presentó el 1 de septiembre el preconcurso de acreedores y el pasado miércoles pidió una prórroga de este proceso para cerrar el nuevo pacto con la banca, que según las fuentes consultadas por THE OBJECTIVE, es inminente y podría cerrarse a partir de la próxima semana.

El pacto estaba a punto de firmarse dentro del proceso regular de preconcurso, pero no dio tiempo por días, lo que obligó a pedir esta extensión que permite la nueva Ley concursal, si es que se acredita la negociación de una reestructuración del negocio, como ha sido el caso de Ezentis. A falta de flecos administrativos, el principal acuerdo del nuevo pacto pasa por la quita del 75% de la deuda de la compañía equivalente a 100 millones de euros, según informó el jueves El Confidencial y ha confirmado este diario.

Por otro lado, según ha podido confirmar este medio la clave está en la separación de los activos y las deudas de la actual compañía en dos sociedades independientes: la nueva Ezentis que también cotizará en bolsa y otra sociedad limitada (SL). El objetivo es diluir el riesgo en las nuevas compañías y enfrentar un futuro centrado en la diversificación de negocios para la nueva cotizada, que será la almendra del negocio y la sociedad a partir de la cual se construirá una etapa alejada de los problemas financieros.

José Elías, principal accionista de Ezentis y Audax Renovables.

Sinergias con Audax Renovables

En el caso de la nueva Ezentis cotizada, lo principal es que nacerá sin deuda, ya que los 40 millones (que quedarán como pasivo tras la quita) se dejarán en la nueva SL. La idea de los gestores es centrar todo el nuevo negocio en la cotizada que nacerá tras la reestructuración y en este punto el peso de los negocios renovables y fotovoltaicos serán fundamentales. Se espera que la empresa esté a pleno funcionamiento en primavera.

Aquí se buscarán las sinergias con Audax Renovables, donde José Elías también es uno de los principales accionistas y se trasladarán nuevos proyectos conseguidos por el empresario y su equipo, en el que también se encuentra Eduard Romeu, vicepresidente económico de FC Barcelona desde marzo de 2021.

Desde el punto de vista operativo, la cotizada asumirá una parte muy reducida del contrato bucle de Telefónica y otros acuerdos que tiene actualmente para comenzar con una cartera de proyectos estable. Esta nueva sociedad también apoyaría logísticamente a la joint venture que la operadora de telecomunicaciones ha suscrito con Repsol para gestionar energías renovables mediante la venta de paneles e instalaciones solares.

Futuro de la deuda

Por otro lado, la nueva SL asumirá los 40 millones de deuda y se quedará con la práctica totalidad del contrato bucle de Telefónica. Será un spin off de la Ezentis cotizada (que tendrá una pequeña participación de la misma) con sus negocios tradicionales que pueden asegurar el pago de la deuda que se atribuirá a la sociedad.

El contrato bucle se encarga de la conexión cableada física entre el cliente y la compañía telefónica y en el último lustro ha estado en manos de la operadora sevillana. Telefónica ha sido fundamental para lograr este pacto con la banca, ya que ha garantizado en el tiempo este contrato que se ha convertido en uno de los principales ingresos de la sociedad en preconcurso.

De esta manera, la constitución de las dos nuevas compañías garantiza que la cotizada se quede con los nuevos negocios y libre de cargas, mientras que la sociedad limitada asume la deuda que se pagará con los actuales contratos. Los principales acreedores de Ezentis son el fondo Muzinich, Santander, BBVA, CaixaBank, EBN y Pichincha.

Cuentas de Ezentis

El 19 de junio Ezentis solicitó un rescate de 70 millones al Fondo de Ayuda a la Solvencia de Empresas Estratégicas (SEPI) de la SEPI, pero ya era tarde. El fondo expiraba el 30 de junio y no dio tiempo a presentar alegaciones a las dudas presentadas por el órgano de decisión de la sociedad pública. La SEPI argumentó que la necesidad de aplicar «un plazo de alegaciones al expediente que hacía inviable en la práctica que se pudiera concluir el mismo dentro del plazo legalmente establecido».

De esta manera, después del verano la compañía comunicó a la CNMV el preconcurso de acreedores que justificaron por las «tensiones de tesorería de los últimos meses que podrían devenir en insolvencia de forma inminente»Su filial en Alemania también presentó declaración de insolvencia ante el organismo correspondiente. 

Hace unas semanas Ezentis presentó los resultados del primer semestre con unas pérdidas de 51,6 millones, una cifra que multiplicó por cuatro los 11,3 millones que perdió en el mismo periodo de 2021. Los ingresos cayeron un 18,2% hasta los 154,9 millones por el cese de su actividad en Chile y Perú y la menor actividad de sus clientes. Actualmente la compañía emplea a unas 3.000 personas.

Por otro lado, en 2021 registró pérdidas de 139,6 millones, superior al desequilibrio de 43,1 millones de euros de 2020, debido a las provisiones realizadas por el deterioro de sus activos en países de Latinoamérica, a resultados no recurrentes y al deterioro de activos por impuestos diferidos. La compañía llegó a facturar unos 400 millones al año, aunque este curso podría reducirse esta cifra hasta los 32o millones.

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D