El PP abandona el gobierno de coalición con Cs en el Ayuntamiento de Granada

Por: EFE

Política y conflictos
El PP abandona el gobierno de coalición con Cs en el Ayuntamiento de Granada
Foto: Populares Granada| Twitter

El presidente del PP de Granada, Francisco Rodríguez, ha anunciado este martes que los seis ediles que conforman actualmente el grupo popular van a renunciar a sus competencias y abandonarán el gobierno municipal de coalición con Ciudadanos que encabeza como alcalde Luis Salvador.

En contexto: en una rueda de prensa junto a los ediles del grupo municipal del PP, convocada el pasado lunes con urgencia tras el encuentro que mantuvo con Salvador, Rodríguez ha acusado al regidor de «atrincherarse» en el cargo y ha asegurado que una capital como Granada no merece a un alcalde «que actúa de espaldas a sus propios concejales».

El desencadenante de la crisis en el Ayuntamiento fue el anuncio, el 26 de mayo, del hasta entonces concejal del PP y candidato popular en las pasadas elecciones municipales, Sebastián Pérez, de abandonar el partido tras 35 años de militancia para pasarse al grupo no adscrito por el trato «humillante» de su formación.

Pérez acompañó el anuncio de la exigencia de que Salvador abandonara la alcaldía y esta pasara a manos del PP durante los dos años que restan de mandato, con un candidato del Partido Popular acorde a sus posicionamientos y sin descartar la posibilidad de apoyar una moción de censura que daría la alcaldía al PSOE, fuerza más votada en los pasados comicios.

Rodríguez ha recordado que, en esas elecciones, fueron elegidos 14 concejales de centroderecha (7 de PP, 4 de Cs y 3 de Vox) y 13 de la izquierda (10 de PSOE y 3 de Podemos-IU) y que, dado que su entonces candidato (Sebastián Pérez) no reunió los suficientes votos, se acordó que fuera alcalde Luis Salvador. Según el presidente popular, este escenario ha sufrido un cambio «total» que ha relacionado no solo con la salida del partido de Pérez sino también de la que considera «ruptura» que existe dentro del propio grupo municipal de Ciudadanos, cuyo portavoz, Manuel Olivares, tiene «un discurso» y el regidor otro distinto.

La nueva hoja de ruta de los populares pasaría por que pueda gobernar la fuerza de derecha más votada por los granadinos, ha continuado Rodríguez, que ha apostillado que Salvador tiene dos opciones: «Atrincherarse como está haciendo o convocar un pleno de investidura».

En este sentido, ha explicado que su partido ha sido «paciente y generoso» con el todavía alcalde, pero que la ciudad «no merece» un regidor «que actúa de espaldas a sus propios concejales y a su propio equipo de gobierno» y que lleva a la ciudad a una «situación de inestabilidad, de agonía».

Por ello, este mediodía los actuales seis ediles del grupo popular van a renunciar por escrito a sus competencias y van a abandonar el equipo de gobierno.

«Le preguntamos a Luis Salvador cuántos días va a permanecer en esta situación, en la que solo es alcalde a efectos de collar, él no tiene capacidad de gobierno, de gestión. No puede dirigir esta ciudad de ninguna de las maneras», ha recalcado. De cara a un pleno de investidura habría que lograr un regidor con un candidato del PP o llevar a la alcaldía «al peor PSOE de la historia» con Francisco Cuenca, ha dicho Rodríguez, quien todavía no ha contactado con Sebastián Pérez, al que ha considerado un «hombre íntegro del PP» que «jamás permitiría un alcalde de izquierdas».

Preguntado por la repercusión que la ruptura del Ejecutivo local de coalición pudiera tener en la Junta, donde también cogobiernan PP y Cs, ha asegurado que se trata de dos «escenarios totalmente distintos» porque la situación de la ciudad de Granada -la mayor ciudad de España con alcalde de Ciudadanos- «es especial».