Marta Parreño Gala

El año que nació TheObjective

Sucede cada año. La historia se repite: es igual pero diferente, nueva pero vieja, conocida pero sorprendente

Opinión

El año que nació TheObjective
Marta Parreño Gala

Marta Parreño Gala

Periodista y cineasta. Escribo, filmo y creo. He rodado 7 cortometrajes y trabajado en El Periódico de Catalunya, Ling Magazine, COM Radio y La Vanguardia. Ahora en Adams Editorial.

Sucede cada año. La historia se repite: es igual pero diferente, nueva pero vieja, conocida pero sorprendente

Fuego, fusiles, cohetes, soldados, manifestantes invadidos por la ira y algún político camuflado entre gafas y gestos de mentira. El año acaba en TheObjective con una muestra representativa de este 2013 que se muere tal y como nació: con violencia física, violencia económica, violencia verbal, violencia institucional. Con una violencia gris, pegajosa, que atonta y que ciega, que atrapa y que ahoga. Pero, todo hay que decirlo, entre medio de esa masa informe y pesada, siempre se cuelan fotogramas de colores que nos devuelven, por momentos, la fe en esta especie humanoide -que no humana- de la que formamos parte. 

El año que nació TheObjective murieron muchas cosas pero nacieron algunas esperanzas. Sucede cada año. La historia se repite: es igual pero diferente, nueva pero vieja, conocida pero sorprendente. El año que nació TheObjective el 97% de los medios de comunicación se habían convertido en herramientas de poder, las fotos no eran noticias sino que formaban parte -secundaria- de ellas y los columnistas tenían que ir con cuidado con lo que decían. 

El año que nació TheObjective murieron Mandela, Chávez, Hessel y Sampedro. Murió La Dama de Hierro. Florecieron las activistas de Femen y se gestaba un feminismo creciente. Nos dejaron Doris Lessing Lou Reed y Bebo Valdés, pero apareció un Papa que mostraba respeto por los homosexuales y por las mujeres. Un enorme tifón asoló Filipinas el mismo año en el que China llegaba a la Luna y, mientras, en Lampedusa el drama de la inmigración seguía sumando más víctimas a este sistema perverso. 

El 15 de febrero del año que nació TheObjective llovieron meteoritos y a Rusia le tocó el más grande detectado desde el fenómeno de Tunguska, en 1908. Se avecinaba un año movido. Como el anterior y como todos los que vendrán. Y se perfilan nuevas miradas, como la de este fotoperiódico. Solo hay que intentar evitar que esa masa informe llamada violencia no se apodere de todo tal y como intenta a hacer menudo -pero sin nunca llegar lograrlo-.

Más de este autor

La pureza y las mujeres

16 becas pero solo para jóvenes vírgenes. Así abre la noticia. Es el requisito que ha impuesto la alcaldesa de una localidad de Sudáfrica para otorgar becas escolares: la virginidad. Y yo me pregunto muchas cosas, entre ellas la siguiente: ¿Las toquetearán y les harán pruebas para comprobar que además de impuras no son mentirosas? La noticia no menciona edades, pero sí géneros, y una vez más es el nuestro, chicas, el que se lleva la palma. Así que ahí va otra pregunta: ¿Por qué se presupondrá que la pureza es solo cosa nuestra? A colación de la cuál me nace la siguiente: ¿Qué tendrá que ver la pureza con el sexo? ¿Y por qué sigue siendo el sexo tan problemático en más de medio mundo, por no decir en el mundo entero?

Opinión

Oda a las cosas

Le robo el título a Neruda porque el periódico que sostiene este hombre no es solo un periódico. Y él ya evocó algo parecido en su “Oda a las cosas”. Este periódico no es un periódico porque es un clavo al que agarrarse en mitad del precipicio, una luz tenue pero testaruda que llega hasta el fondo de un pozo muy hondo. Siempre me ha fascinado la manera que tenemos de restablecer la normalidad en medio de la destrucción; cómo pequeños detalles le sirven a uno para ascender a la superficie y respirar cuando parece que todo se acaba.

Opinión

Más en El Subjetivo

Ignacio Peyró

Confesiones carnívoras: Ernesto Hernández Busto conversa con Ignacio Peyró

La reciente publicación de Cerdos y niños. Por qué seguimos siendo carnívoros (InterZona, 2021) fue el pretexto para este diálogo de sobremesa entre ambos escritores. El cerdo como metáfora inagotable y vector de civilización, la experiencia iniciática del sacrificio animal y el peso del cristianismo en nuestro legado culinario son algunos de los temas tratados en esta […]

Opinión

Jorge San Miguel

Belfast

«En la izquierda errejoniana tienen un fetiche con la dureza de los lugares y de la gente, aunque luego promuevan una especie de ética del hombre blandengue»

Opinión