Laura Fàbregas

La utilidad de Ciudadanos

"Ciudadanos no podrá ocupar el lugar ni del PP ni del PSOE, pero sí puede aspirar a ser clave en este sistema que refuerza un bipartidismo asimétrico"

Opinión

La utilidad de Ciudadanos
Foto: Ciudadanos
Laura Fàbregas

Laura Fàbregas

Vivo entre Madrid y Barcelona. En tierra de nadie. Me interesan las causas incómodas. Pero lo importante no es lo que se dice sino lo que se hace.

El feminismo que prefiere combatir al sexismo que al capitalismo -¡que existe!- debería estar de celebración. Inés Arrimadas, además de ser la única mujer al frente de uno de los principales partidos nacionales, ha cogido las riendas de Ciudadanos y la ejerce sin tutelas, por mucho que Albert Rivera haya dejado a entender que no esté de acuerdo con su decisión de apoyar a Sánchez en la ampliación del estado de alarma.

La jugada de la líder de Cs ha hecho que los 10 escaños del partido sean más útiles que los 57 de Rivera, que solo sirvieron para repetir unas elecciones, ahondar en la división fratricida y que Vox lograra ser la tercera fuerza más votada. Aunque muchos vean en esta estrategia la rúbrica del acta de defunción de Ciudadanos, el partido ya estaba tocado de muerte tras el 28 de abril. Desconozco si este giro imprimido por la catalano-jerezana podrá sacar al partido de su fase agónica, pero al menos trata de reinventarlo volviendo a sus esencias.

Y eso significa que Arrimadas no logrará lo que tan bien hizo Rivera de convertir una fuerza liberal en un partido de masas. Rivera apostó fuerte, tiró de ese marketing político que tan bien funciona al nacionalismo catalán de vender ilusión y sentimientos pero con la idea de una España moderna. Y con la camiseta de la selección nacional a cuestas. Pero ahora que el nacionalismo español ha asomado la cabeza, los que apostaban por Cs por su aparente nacionalismo (más propagandístico que programático) ya tienen a su partido.

Ciudadanos no podrá ocupar el lugar ni del PP ni del PSOE, pero sí puede aspirar a ser clave en este sistema que refuerza un bipartidismo asimétrico. Con el fin de que los dos grandes partidos no dependan de los nacionalistas. Para el interés nacional de cualquier país no es tan importante imponerte a través de la fuerza o de la polarización como poder lograr pequeños consensos. Aquella frase tan manida de la política entendida como el arte de lo posible. Siempre será más útil lograr medidas y acuerdos de mínimos que las grandes consignas y la propaganda vacía.

Más de este autor

Messi es el psicólogo

«A veces la solución está en no tomarse a uno mismo tan en serio, salir del ensimismamiento e intentar hacer felices a los demás»

Opinión

¡Oh, Europa!

«’Parliament’ desnuda a españoles, italianos, ingleses o alemanes. Como en toda comedia, amplifica sus defectos de forma extrema. También los de la política europea.»

Opinión

Más en El Subjetivo

Álvaro del Castaño

Apocalypse Now

«Sigo la pista del optimismo, tan huidiza. Doy gracias a Dios, lo que me permite saber la suerte que tengo. Tengo valles oscuros que intento iluminar con la fuerza del universo»

Opinión

Diego S. Garrocho

Las virtudes del adversario

«En vano nos afanamos quienes confiamos en la vertebración institucional de la democracia si creemos que basta con agitar una verdad formal para que ésta se imponga de manera unánime»

Opinión

Gonzalo Torné

On Resentment

«I might sooner imagine someone saying of himself that he is foolish or incompetent, in order to get something, or arouse pity, but resentful, never; a resentful human being never wants to let on that he is»

Zibaldone