Jose Maria Inigo

Los porqués de Manolito

Lo que no sepas lo preguntas. Lo que no entiendas lo preguntas. No hay que tener pudor ni vergüenza por preguntar

Opinión

Los porqués de Manolito

Lo que no sepas lo preguntas. Lo que no entiendas lo preguntas. No hay que tener pudor ni vergüenza por preguntar

–El profe había sido claro en el instituto. Lo que no sepas lo preguntas. Lo que no entiendas lo preguntas. No hay que tener pudor ni vergüenza por preguntar. ¿Entendido? 

–Manolito asintió con la cabeza. Entendido.

Y al llegar a casa, comenzó a asaetear a su pobre padre que no daba crédito ante tal rosario de preguntas.

¿Por qué los mineros arriesgan su vida para conseguir un carbón que es más contaminante y más caro que el que se importa de otros países?

¿Por qué los americanos no espían hasta encontrar a los culpables de la crisis y así nos hacen un gran favor a todos?

¿Cómo se puede renegar de tu país como Diego Costa, jugador del Atlético de Madrid, solo por razones deportivas?

¿Por qué Estados Unidos pasa olímpicamente de las resoluciones de Naciones Unidas y no hacen caso de la resolución de 198 países a favor de levantar el embargo a Cuba?

¿Por qué la gente pone a parir a los ministros si van a León a los funerales de los mineros y los pone igualmente a parir si no van, qué tendrían que hacer entonces?

¿Por qué sigue la guerra en Siria, donde hay miles de personas que llevan ya muchos meses sin alimentos, electricidad o medicinas?

¿Por qué nadie cree al director de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de Estados Unidos cuando dice que los supuestos espionajes telefónicos son falsos?

¿Por qué si estamos en una crisis tan tremenda, los rusos se van a gastar 36.000 millones de euros en los juegos olímpicos de invierno en la ciudad de Sochi?

–Basta Manolito, déjame respirar, no me atosigues. Te respondo a todo. No lo sé, no lo entiendo. No entiendo nada. Estamos locos. Este mundo está loco.

Más de este autor

No son de aquí

En esta parte del mundo, nos quejamos de los malos tiempos que nos están tocando vivir. Es el Apocalipsis de la crisis económica, la corrupción y el paro. Comparado con las desgracias de otros lugares, nada.

Opinión

Levántate y anda

En la calle, lo de siempre. Las radios anunciaban esta mañana de que una de cada cuatro familias está en el umbral de la pobreza.

Opinión

Más en El Subjetivo

Ignacio Vidal-Folch

Igor el Ruso, en los campos de Teruel

«Vemos la cara banal del asesino, y en ese rostro de hechuras duras de un ser que dispara por la espalda a dos guardias civiles, y cuando éstos caen, se acerca a rematarlos, vemos un mal desinteresado y frío que parece negarse a cualquier idea. Esto, ¿no coloca a Igor no ya al margen de la sociedad sino de la humanidad?»

Opinión

Juan Claudio de Ramón

El viaje y el hogar

«El viaje es euforizante porque nos arranca de la costra de la rutina, poniéndonos delante, incluso la más sencilla de las travesías, algún obstáculo ante el que ejercitar el ingenio»

Opinión

David Mejía

Superliga

«Nadie se despide elegantemente de sus privilegios. Pero las soflamas marxistas, viniendo de quienes han vivido como reyes gracias a que el fútbol era el negocio más lucrativo de la Tierra, son cuestionables»

Opinión