The Objective
Publicidad
España

El rey Juan Carlos I ocultó al fisco 9 millones en donaciones y viajes desde su abdicación

Es la cantidad que Allen Sanginés Krause y la Fundación Zagatka pagaron para sufragar gastos personales, servicios médicos y viajes del Emérito

El rey Juan Carlos I ocultó al fisco 9 millones en donaciones y viajes desde su abdicación

Juan Carlos I. | EP

Un total de 9,1 millones de euros en donaciones y viajes desde su abdicación. Es la cantidad que el rey Juan Carlos I ocultó a la Agencia Tributaria entre 2014 y 2019 por los pagos y transferencias que hicieron el empresario mexicano Allen Sanginés Krause y la Fundación Zagatka, constituida por su primo Álvaro de Orleans, para sufragar gastos personales y viajes del Emérito. Todos ellos los recibió después de perder la condición de inviolable que tenía cuando era jefe de Estado. Unas donaciones, pagos y transferencias por las que pagó al fisco un total de 5.095.148 euros en las regularizaciones fiscales efectuadas en diciembre de 2020 y febrero de 2021.

Zagatka pagó un total de 8.112.826,05 euros por servicios de transporte en avión privado, alojamientos y tres escopetas para el Emérito, mientras que su amigo mexicano realizó donaciones y transferencias por un total de 1.019.120,28 euros para cubrir gastos particulares, servicios médicos y viajes del monarca, según se desprende de los escritos en los que la Fiscalía archiva las tres investigaciones sobre la fortuna del rey Juan Carlos I.

En el documento, se cifra en 516.606,32 euros las distintas transferencias que Sanginés Krause efectuó a dos cuentas a nombre de Nicolás Murge Mendoza, militar retirado que en 2007 fue nombrado ayudante de campo de la Casa del Rey. Esas transferencias estaban destinadas «al abono de gastos particulares» del Rey emérito o de personas relacionadas con él por tratarse de familiares o allegados entre lo años 2016 y 2019, según el Ministerio Público.

La Fiscalía descarta la comisión de delito porque «no existe constancia» de que se produjera alguna contraprestación por parte del Emérito

Además, el empresario mexicano hizo diversas transferencias por importe de 471.673,59 euros a dos cuentas corrientes a nombre de Viajes El Corte Inglés. Con esa cantidad se sufragó el pago de viajes efectuados por don Juan Carlos, así como por allegados o familiares del Emérito. Por último, Sanginés Krause pagó otros 95.365,75 euros para cubrir servicios sanitarios que Juan Carlos I recibió de la entidad Sociedad de Medicina Antiaginig y Longevidad Saludable SL durante los años 2017 y 2018.

Todas estas transferencias y pagos aparecen en la regularización fiscal de diciembre de 2020 del Emérito, que acompañó con un escrito en el que manifestaba que la autoliquidación respondía «a las donaciones de Allen Sanginés Krause». La Fiscalía descarta la comisión de delito porque «no existe constancia» de que, a cambio de estas donaciones, se produjera contraprestación alguna por parte de don Juan Carlos. Además, «la cuota de las donaciones es notablemente inferior a los 120.000 euros» a partir de los cuales se puede tipificar como delito contra la Hacienda Pública.

Los viajes en avión privado de Juan Carlos I

En relación a los pagos realizados por Zagatka para sufragar servicios en avión privado, el Emérito regularizó un total de 7.532.159,63 euros. Es la cantidad que pagó la fundación de su primo Álvaro de Orleans a la empresa AIR PARTNER PLC por un total de 19 viajes entre 2014 y 2018. Coinciden con lo declarado por Zagatka en los extractos de dos cuentas bancarias a nombre de esa fundación en Suiza. «No existe ningún cargo en estas cuentas por pago de servicios en avión privado que no haya sido incluido como renta sometida a gravamen en las declaraciones complementarias presentadas por la representación de S.M.D. Juan Carlos de Borbón», indica la Fiscalía.

En las declaraciones complementarias presentadas en febrero de 2021, el Emérito también incorporó las cantidades abonadas por Zagatka a la sociedad Viajes Terra Viva S.A. para el pago de tres viajes realizados en 2015 y 2016. Un total de 164.872,83 euros que, según la Fiscalía, coinciden con los extractos de las cuentas bancarias que la fundación de Álvaro de Orleans tenía en Suiza. Por último, en las regularizaciones fiscales efectuadas por el rey Juan Carlos se incluyen otros 157.078,61 euros abonados por Zagatka a la sociedad Fathomless Advisory Services Limited, en cinco pagos realizados en 2014 y 2015.

Tres escopetas sin declarar

Por el contrario, señala la Fiscalía, Juan Carlos I no regularizó el regalo de tres armas de caza que le hizo su primo Álvaro de Orleans en 2018 a través de la cuenta que tenía abierta la Fundación Zagatka en la entidad financiera Lombard Odier. La base imponible y la base liquidable de tal donación ascendió a 101.636,37 euros, mientras que la cuota tributaria que debía haber satisfecho fue de 30.411,14 euros. Una cifra «notablemente inferior» a 120.000 euros, por lo que tampoco tiene relevancia a efectos penales.

La Fiscalía señala en su escrito de archivo de las diligencias de investigación contra el Emérito que, en las declaraciones complementarias presentadas por el anterior jefe del Estado, «no existe ningún elemento regularizado» que haga referencia a la citada compra y pago de armas de fuego. Sin embargo, en el extracto bancario de Zagatka en Lombard Odier apareció un cargo de 102.000 euros de fecha 29 de junio de 2018 con el siguiente concepto: «Virement a Bank Julius Baer and Co.».

En la documentación procedente de la Fiscalía de Suiza se encontró la relativa a la adquisición y pago de tres armas de fuego, idénticas entre sí, con la siguiente descripción «Escopeta superpuesta Eder Titanio calibre 12 cañón 72 cms» y con los números de serie 40.03.019.18, 40.03.020.18 y 40.03.021.18.

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D