The Objective
Publicidad
España

Baltar descarta suceder a Feijóo y apoya una vía de «unidad» encabezada por Rueda

El presidente de la Diputación de Ourense y líder provincial del PP ha afirmado que él no está interesado en presentarse a este congreso

Baltar descarta suceder a Feijóo y apoya una vía de «unidad» encabezada por Rueda

Manuel Baltar, presidente de la Diputación de Ourense.|Europa Press

El presidente de la Diputación de Ourense y líder provincial del PP, Manuel Baltar, ha urgido un congreso extraordinario que, «cuanto antes», cierre la situación de interinidad en la que está el PPdeG. Él ha trasladado que «no» tiene interés en presentarse y rechaza una bicefalia entre Xunta y partido, al tiempo que defiende una vía de «unidad» encabezada por el vicepresidente primero de la Xunta, Alfonso Rueda.

En una entrevista con Europa Press, en medio de las conversaciones y negociaciones que, con mayor intensidad, se están registrando en los últimos días –especialmente este mismo martes– entre los dirigentes del PP gallego, con Alberto Núñez Feijóo al frente, Baltar ha manifestado su convicción de que la situación de interinidad en el PPdeG «debe resolverse lo más rápido posible» en su doble vertiente institucional y orgánica.

En este sentido, ha esgrimido que «lo previsible», porque el PPdeG es «un partido marcado por la palabra unidad», es que el vicepresidente primero «tome posesión como presidente de la Xunta». Si bien en declaraciones previas había sido más ambiguo, en esta ocasión el líder ourensano ha defendido que ve a su homólogo pontevedrés como el «más preparado» para asumir el reto de suceder a Feijóo.

Y ha argumentado su posición desde varios puntos de vista. Rueda, ha enfatizado, «tiene conocimiento del autogobierno, pertenece profesionalmente al mundo de la Administración local» y «ha estado con Feijóo codo con codo desde el principio». Además, ha resaltado la importancia de que releve al de Os Peares en la Xunta «alguien que forme parte ya de la dinámica del Gobierno y que, como dice Feijóo, llegue aprendido».

Esta característica en la que el ourensano ha hecho énfasis –la de «formar parte ya de la dinámica del Gobierno– dejaría al margen de este puesto a otros dirigentes que, aunque con menos fuerza que Rueda, forman parte de las quinielas de la sucesión, dado que cumplen el requisito primordial, que es ser diputado, como el líder provincial coruñés, Diego Calvo.

«Es el vicepresidente primero, tiene todo el derecho del mundo y es quien debe ser», ha manifestado Baltar, antes de subrayar que este relevo en la Xunta debe, a su modo de ver, «conjugarse» con la situación del PPdeG y zanjarse «rápido» por la vía de un congreso que inicialmente reivindicaron tanto él como Calvo, y que luego fue asumida por el propio Feijóo, así como por otros dirigentes destacados sucesivamente.

Unidad sin bicefalias

Baltar ha afirmado que él no está interesado en presentarse a este congreso. Ha recordado que Feijóo le ha incorporado a su Comité Ejecutivo nacional y que no es diputado autonómico, por lo que «las opciones de ser presidente» para él no existen.

Además, ha reivindicado con contundencia una vía de «unidad» para el partido encabezada, a poder ser, por el mismo dirigente que suceda a Feijóo al frente de la Xunta. «Mi apuesta es clara: un congreso cuanto antes y que no haya bicefalia. Las bicefalias mejor no; si se pueden evitar, mejor», ha sentenciado.

Baltar, que no ha querido ejercer de «portavoz» de sus compañeros y líderes provinciales del PP en Lugo y A Coruña, tras ser preguntado por si cree que su apuesta es compartida, ha abogado porque el PP lance «un mensaje de unidad a Galicia». Y ha insistido en que es preciso «hacerlo cuanto antes» para que «Galicia se dé cuenta» de que los populares «no pierden el tiempo».

Baltar ha rechazado reivindicaciones concretas para la provincia de Ourense tanto en el Gobierno gallego como en la futura nueva dirección del partido, tras remarcar que Rueda, en todo caso, conoce los planteamientos de la provincia y después de aludir a los proyectos «conjuntos» que están en marcha.

«No hay que ver en esto cuestiones territoriales, sino de darle una solución a Galicia que sea rápida y que sea efectiva. Lo importante es hacerlo rápido, asegurando la estabilidad en el partido y la Xunta», ha dicho Baltar, quien, en todo caso, ha defendido que los resultados electorales del PPdeG «se consiguen gracias a las estructuras provinciales».

Y en este sentido, aunque no cree que «necesariamente» se tenga que reflejar en organigrama alguno, ha defendido que los retos para el PP de Ourense están «claros»: mantener la Diputación de Ourense e ir a «por todas» las alcaldías, empezando por la de la capital provincial.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D