The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad
España

Varias asociaciones de militares se manifestarán en Madrid en vísperas de la cumbre de la OTAN

Las asociaciones profesionales de las Fuerzas Armadas reivindican, una vez más, unas retribuciones «justas y dignas»

Varias asociaciones de militares se manifestarán en Madrid en vísperas de la cumbre de la OTAN

Miembros de las asociaciones militares ATME, Asfaspro y UME frente al Congreso de los Diputados.|ATME

Las asociaciones de militares ATME, Asfaspro y UMT han convocado una manifestación en Madrid el sábado 25 de junio, justo cuatro días antes de que la capital de España acoja la Cumbre de la OTAN.

Las asociaciones profesionales de las Fuerzas Armadas reivindican, una vez más, unas retribuciones «justas y dignas» para los militares españoles.

«Siempre que dos trabajadores públicos realizan una misma actividad, si uno de ellos pertenece a las Fuerzas Armadas cobra significativamente menos, sea piloto de helicóptero, mecánico, controlador aéreo o conductor», denuncian.

«En el caso de los desactivadores de explosivos, por ejemplo, la formación recibida en el Centro Internacional de Desminado por policías o guardias civiles es impartida por profesores de las Fuerzas Armadas cuya nómina es bastante inferior a la de sus alumnos. El complemento por ocupar una vacante de desactivador puede ser de 500€ mensuales para un guardia o un policía, pero menos de 100 para un suboficial del Ejército, de una categoría profesional superior. Sirva también como ejemplo el de un soldado conductor de un carro de combate Leopardo 2E de más de 11 millones de €, que apenas cobra 1.100€ brutos mensuales», explican.

ATME, Asfaspro y UMT ha posado frente al Congreso de los Diputados para anunciar que saldrán a la calle cansados de «buenas palabras» por parte del Gobierno y el Ministerio de Defensa. Las asociaciones recuerdan que hace ya cinco años el Observatorio de la Vida Militar elaboró un informe en el que calificaba la situación retributiva de los militares como «grave» y desde entonces se ha avanzado «bien poco». «El militar continúa siendo el servidor público peor pagado de la Administración», denuncian.

En 2019 y en 2021 el Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas celebró dos plenos extraordinarios sobre retribuciones que acabaron sin resultado alguno. «La ministra de Defensa hizo creer a las asociaciones militares que se estaba estudiando la dignificación de salarios. Resultó ser humo y nada más que humo».

Además, denuncian que frente al aumento salarial que han tenido las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado -hubo en tres años un incremento mensual de entre 500 y 600 euros-, el de las Fuerzas Armadas es «solamente calderilla» -entre 20 y 95€ según empleo y puesto-.

 Cuando en 2021, de un día para otro, se tramitó un Real Decreto de modificación de retribuciones el resultado fue descorazonador. Mientras que para  -que ya en 2017 estaban mucho mejor que los militares- hubo en tres años un incremento mensual de entre 500 y 600 euros, para las Fuerzas Armadas solamente calderilla (entre 20 y 95€ según empleo y puesto). El escalón que separaba a unos y otros ha ido aumentando hasta volverse un acantilado. Ese mismo año, la ministra Robles llegó a afirmar en un medio de comunicación, y sin ruborizarse lo más mínimo, que nadie le había pedido subir las retribuciones, cuando las asociaciones llevaban más de cinco años reclamando mejoras salariales.

Asimismo, recuerdan que los militares son los únicos obligados a «entregar» su vida en cumplimiento de su misión según el juramente que hacen al adquirir el uniforme. Pero eso, en lugar de suponer un plus en la nómina, «se ha convertido en un descuento».

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D